Guía de 4 Pasos para Dejar de ser Codependiente

La Codependencia y la Adicción

Si quieres dejar de ser codependiente, lo primero que tienes que saber es que la codependencia supone ser adicta a una relación con una persona que, a su vez, tiene una adicción a una sustancia o actividad. Las codependientes tienen un muy bajo concepto de sí mismas, no reconocen sus necesidades, derechos ni sentimientos y no se sienten en general bien ni completas si no están en una relación con alguien a quien quieren “arreglar”, “ayudar”, “salvar” o “cambiar”. Esto es en realidad una proyección de sí mismas. Ellas son las que necesitan ayuda por sentirse tan vacías y dependientes pero lo proyectan fuera para no tener que lidiar con ello.

La codependencia subyace en todas las adicciones. Los codependientes que no son adictos a las relaciones disfuncionales, lo son a una sustancia o una actividad, como el juego, las compras o el sexo. En lugar de tener una relación sana contigo mismo, haces que algo o alguien más sea más importante. Con el tiempo, tus pensamientos, sentimientos y acciones giran en torno a esa otra persona, sustancia o actividad, y cada vez más abandonas la relación contigo mismo.

Por debajo de una adicción ya sea a alguien o a algo, lo que hay es una sensación de malestar con uno mismo y vergüenza tóxica. Una persona que tiene vergüenza tóxica se siente defectuosa como ser humano, tiene la creencia de que “hay algo que está mal en ella”, sin saber exactamente qué es y que hace que esconda su Verdadero Yo. Utiliza la adicción como un regulador emocional, que le hace sentirse mejor de forma temporal. La adicción en realidad le distrae de sentimientos incómodos y dolorosos con los que no quiere/puede lidiar. La adicción, obviamente, no es la solución, sólo es un parche que aísla a la persona y la hace convertirse en una “máquina” a través de la obsesión-compulsión. Es un bucle.

La vergüenza sana es necesaria porque nos muestra nuestros límites y nos recuerda que no somos Dios. Supone que una persona se sienta mal en situaciones concretas. También sirve para ser cauteloso antes de cruzar un límite.

Las personas que tienen la vergüenza como base de sí mismas, aún no siendo conscientes de ello, es porque ha sido transmitida por su familia de origen. Es algo que se pasa de generación en generación. Como no se sienten bien consigo mismas, esconden y asfixian su Verdadero Yo. En su infancia no fueron aceptadas por ser quienes eran y como las personas que tenían como referentes, las avergonzaban, aprendieron a ponerse máscaras y desempeñar roles en sus relaciones con los demás para sentirse aceptadas. YA NO ESTÁS EN TU INFANCIA y lo primordial para tener relaciones sanas, no disfuncionales con los demás, es quererte y ser tú misma. LOS DEMÁS YA NO SON TU PADRE NI TU MADRE, no piensan ni sienten como ellos ni tienen poder e influencia sobre ti a menos que se lo permitas.

Recuperación para Dejar de Ser Codependiente

La recuperación implica una inversión de 180 grados de este patrón para reconectar contigo mismo, cuidarte y actuar desde tu esencia. La curación supone un desarrollo de las siguientes características:

  • Eres autentica
  • Eres autónoma
  • Eres capaz de intimar
  • Tus valores, pensamientos, sentimientos y acciones están en coherencia. Esto quiere decir que en tu vida hay coherencia entre lo que piensas, lo que dices y lo que haces. Si te alineas, esta coherencia, saldrá sola. Todo lo que se interpone en esta coherencia son mecanismos de defensa que utilizas de forma inconsciente para no responsabilizarte de ti misma. Para tener una coherencia, hay que autoconocerse y aceptarse.

El cambio no es fácil. Lleva tiempo e implica los siguientes cuatro pasos:

  1. Abstinencia

    La abstinencia es necesaria para recuperarse de la codependencia. El objetivo es atraer tu atención hacia ti mismo, para tener un “locus de control” interno, en lugar de externo. Esto significa que tus acciones están motivadas principalmente por tus valores, necesidades y sentimientos, no por los de otra persona. Aprendes a satisfacer esas necesidades de manera saludable.

    La abstinencia perfecta no es necesaria para el progreso, y es imposible con respecto a la codependenciacon las personas. Necesitas a los demás y, por lo tanto, puedes dar y comprometerte en las relaciones. En lugar de abstenerte, aprendes a no apegarte y a no controlar, complacer u obsesionarte con otras personas. Te vuelves más autónomo y tienes una dirección propia.

    Si estás en una relación abusiva o con un adicto/a, puedes tener miedo de disgustar a tu pareja/padre y requiere de un gran valor romper el patrón de ceder tu poder personal a otra persona. Si eres codependiente en las relaciones con otras personas (parejas, amigos, jefe) ése es el patrón que sigues: ceder tu poder personal (que es tuyo, único e intransferible) a otra persona, dándole el mando de tus emociones y poniendo en lo que esa persona haga contigo, tu felicidad. Es un patrón de infancia obsoleto, que ya no te sirve.

  2. Consciencia o Awareness

    La negación es el sello distintivo de la adicción. Las codependientes no sólo niegan su propia adicción, ya sea a una sustancia, a una actividad o a una persona, sino que también niegan sus sentimientos y necesidades, especialmente las necesidades de nutrirse emocionalmente y de verdadera intimidad.

    Si estás leyendo esto, seguramente has crecido en una familia en la que no te nutrieron emocionalmente, tus opiniones y sentimientos no fueron respetados y tus necesidades emocionales no fueron satisfechas adecuadamente. Con el tiempo, en lugar de arriesgarte a ser rechazada o criticada, aprendiste a ignorar sus necesidades y sentimientos, creyendo que “erran erróneos”. Quizás decidiste volverte “autosuficiente” y encontrar consuelo en el sexo, la comida, las drogas o el trabajo.

    Todo esto lleva a una baja autoestima. Para revertir estos hábitos destructivos, primero debes tomar conciencia de ellos. El obstáculo más perjudicial para la autoestima es el diálogo interno negativo. La mayoría de las personas no son conscientes de sus voces internas que las maltratan y las critican. Esa voz interior no es otra que la voz interiorizada de tus padres que, de forma inconsciente, has hecho tuya. No lo es. Aprende a gestionarla y cambiarla por la tuya propia.

  3. Aceptación

    La curación esencialmente implica la autoaceptación. Esto no es sólo un paso, sino un viaje de por vida. Las personas vienen a la terapia para cambiarse a sí mismas, sin darse cuenta de que parte del trabajo personal consiste en aceptarse a sí mismas. Irónicamente, antes de que puedas cambiar, tienes que aceptar la situación. Lo que resistes, persiste. Lo que aceptas, te libera.

    En la recuperación, descubrirás muchas cosas acerca de ti mismo que requerirán de aceptación. La vida misma presenta limitaciones y pérdidas a aceptar. Esto es madurez. Aceptar la realidad abre las puertas de la posibilidad. El cambio sucede entonces. No en la resistencia a la realidad sino en la aceptación de la misma. Surgen nuevas ideas y energía que antes estaban estancadas por la auto-inculpación y la lucha contra la realidad. Por ejemplo, cuando te sientes triste, solo o culpable, en lugar de castigarte o juzgarte por ello, tienes autocompasión, te calmas a ti mismo y tomas medidas para sentirte mejor.

    La autoaceptación significa que no tienes que complacer a todos por temor a no caer bien. Honras tus necesidades y tus sentimientos displacenteros (tristeza, rabia, miedo) y te perdonas a ti mismo y a los demás. Esta buena voluntad hacia ti mismo te permite ser auto-reflexivo, sin ser autocrítico. Tu autoestima y confianza aumentan y, en consecuencia, no permites que otros abusen de ti ni te digan lo que tienes que hacer. En lugar de manipular, te vuelves más auténtico y asertivo, y eres capaz de una mayor intimidad.

  4. Acción

    La toma de conciencia de todo esto sin acción no te llevará muy lejos. Para crecer, la autoconciencia y la autoaceptación deben ir acompañadas de un nuevo comportamiento. Esto implica asumir riesgos y salir de tu zona de confort.

    Puede implicar expresarte (cuando normalmente te callas), probar algo nuevo, ir sola a algún sitio o poner un límite a alguien o a algo. También significa ponerte límites internos, manteniendo un compromiso contigo misma o diciendo “no” a tu voz interior crítica u otros hábitos que quieras cambiar. En lugar de esperar a que los demás satisfagan todas tus necesidades y te hagan feliz, aprendes a tomar medidas para satisfacerlas tú y a hacer cosas que te den plenitud y satisfacción en tu vida.

    Cada vez que pruebas un nuevo comportamiento o te arriesgas, aprendes algo nuevo sobre ti y tus sentimientos y necesidades. Estás creando un sentido más fuerte de ti misma, así como de autoestima y confianza en ti misma. Esto se construye sobre sí mismo en un circuito de retroalimentación positiva frente a la espiral descendente de la codependencia, que genera más miedo, depresión y baja autoestima.

    Las cuatro As son una hoja de ruta. Aprende todo lo que puedas sobre la recuperación. Si quieres que te acompañe en tu recuperación, sólo tienes que decírmelo. Por favor, recuerda que tu recuperación es un viaje largo, en el que tendrás altibajos y a veces dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás, pero es posible. Sólo requiere de una cosa una vez sabes el camino: voluntad. No te olvides de ser amable contigo misma en tu viaje a ti misma. Para dejar de ser codependiente, sólo tienes que comprometerte contigo misma.

Fuente: https://www.whatiscodependency.com

Anuncios

2 comentarios sobre “Guía de 4 Pasos para Dejar de ser Codependiente

  • Thank you VERY much for your blog. It is extremely helpful and informative and a life-saver. I have a question /suggestion. Could you create a post about how to survive the holidays when forced into interaction with several familial malignant narcissists? Wishing you the very best and God bless you for putting your talents to such good use. 🙏🙏

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s