La “Lectura de Mente” y el Abuso de las Personas Narcisistas

Una de las características del abuso es que el/la abusador(a) espera que las personas a su alrededor sepan exactamente lo que él/la está pensando y se enfada cuando no lo hacen. A menudo reaccionará de manera abusiva, especialmente hacia aquellas personas cercanas a él/ella, como las relaciones familiares, de amistad, de pareja y de trabajo. Cuanto más cercana e íntima sea la relación con el/la abusador(a), con más potestad se sentirá para tener comportamientos y actitudes abusivas esperando que las otras personas simplemente las aguanten.

La expectativa de leer la mente parece extraña hasta que nos damos cuenta de que el/la abusador(a) suele ser emocionalmente inmadurx, aún profundamente narcisista. Por narcisista, lo que queremos decir es que él/ella se ve a sí mismx como el centro del universo, donde todo y todos los demás existen en relación con este centro, donde todos los demás son básicamente una parte de él/ella. Lxs/las narcisistas tiene un trastorno que les hace ver a los demás como extensiones de sí mismxs. Ésta es la razón por la cual la inhabilidad de leer su mente les enfurece, porque demuestra que las personas con las que se relacionan son entidades separadas con sus propios pensamientos y perspectivas, un reconocimiento que amenaza la certeza de estar en el centro de todo.

Psicológicamente hablando, la forma en que un abusador(a) ve el mundo y su lugar en él no es muy diferente de la de un(a) niñx de  tres años. Ambxs tienen problemas para controlar sus emociones, especialmente cuando sus necesidades o deseos se ven frustrados. Pero, por supuesto, una gran diferencia es que un berrinche básicamente inofensivo de un(a) niñx se traduce en un doloroso abuso emocional, psicológico o físico por parte de un adulto.

De ahí todas las técnicas y trucos mentales que un(a) abusador utiliza cuando la persona que tiene cerca denuncia el maltato o abuso, señala que “algo no está bien” o manifiesta de forma explícita que el comportamiento del/de la narcisista le hace daño. Su ego es muy grande pero frágil, hasta el punto de que prefieren rodearse de personas que les sigan en su delirio antes que hacer una introspección y cambiar para sentirse mejor consigo mismxs y con lxs demás.

Dependiendo de en qué punto del espectro estén, sí que es posible que realicen ciertos cambios de comportamiento. Pero esto será principalmente porque esto les beneficia del modo que sea y no suelen reconocerlo. Simplemente cambian y se comportan como si todo hubiese sido siempre así.

La razón por la que emocionalmente son como niñxs de tres años es porque no completaron las etapas de desarrollo emocional en el momento en que correspondía. Se han quedado congeladxs en ese momento, sin madurar. Al fondo de un(a) narcisista lo que hay es un(a) niñx interior muy heridx, hasta tal punto, que ya de adultos, siguen siendo niñxs. Creo que el trato que se les ha dado por sus familias disfuncionales en la infancia ha sido o “demasiado” bueno, es decir, sin poner límites y sin que tuvieran una figura de autoridad de referencia o recibiendo el mensaje de que

“tú eres el rey/ la reina y eres mejor que los demás”

O bien se les ha tratado mal, siendo ellxs mismxs objeto de un maltrato/abuso, de un abandono, de carencia de amor. En algunos casos ha habido una combinación de ambas, alternando entre un comportamiento “demasiado bueno” o “demasiado malo” por parte del padre/madre/cuidador(a) o bien con dos personas en donde una hace de “poli bueno” y la otra de “poli malo”.

Fuente: https://evolutioncounseling.com

¿Cuáles son tus Roles/Personajes Internos?

Se ha escrito mucho sobre lxs narcisistas y las máscaras que llevan y sobre el hecho de que debajo, aparentemente, no hay nada, queriendo decir que ni ellxs mismxs saben quiénes son. Yo creo que esto es algo que también se puede aplicar a lxs que hemos crecido en familias narcisistas/disfuncionales. Los roles que nos vimos obligadxs a adoptar en la infancia son tan rígidos y tan extremos que hay mucha confusión con la identidad, con quiénes somos y con las necesidades, qué queremos.

En la terapia Gestalt se habla de los diferentes personajes neuróticos que todxs tenemos y parte de la terapia consiste en descubrirlxs. Algunos de estos personajes pueden ser, por ejemplo, el juez, la niña buena, el payaso, la bruja,…

Todas las personas adoptamos esos roles/personajes de forma adaptativa. Sin embargo, en mi opinión, en el caso de familias disfuncionales, donde el padre/madre sufre de un trastorno que es negado por la familia, como el Trastorno Narcisista de la Personalidad, esos personajes son más extremos, están muy polarizados, algunos son autodestructivos y pueden llevar a sorprender, dependiendo de en qué contexto conozcamos a la persona, del cambio drástico entre uno y otro. Algo así como Jekyll y Hyde. Pasar de ser un pelele a un(a) tirano o de un(a) cobarde a un(a) rebelde.

Peter Van Der Kolk, en “El Cuerpo Lleva la Cuenta” habla de la terapia Sistemas Familiares Internos, cuyo pionero es el psicoterapeuta Richard Schwartz.

Schwartz habla de de la terapia de Sistemas Familiares Internos del siguiente modo:

“Una vez que pude dejar de lado mis ideas preconcebidas sobre la terapia y la mente, y comencé a escuchar realmente lo que mis clientes decían, lo que escuché repetidamente eran descripciones de lo que a menudo llamaban sus “partes”: las subpersonalidades en conflicto que residían dentro de ellxs.”

¿Qué circunstancias fuerzan a estas partes a roles extremos? 

El trauma es uno de los factores. Pero, con mayor frecuencia, como he explicado los valores de la familia de origen y los patrones de interacción de una persona crean polarizaciones internas que se intensifican con el tiempo y se reproducen en otras relaciones.

Éste no es un nuevo descubrimiento. Muchos otros teóricos han descrito un fenómeno interno similar, comenzando con la identificación de Freud, el ego y el superyó, y más recientemente las concepciones de las relaciones objetales de los objetos internos. Antes de la terapia de los Sistemas Familiares Internos, sin embargo, se prestó poca atención a cómo funcionaban estas entidades internas en relación entre sí.

Tipos de personalidades dentro de cada persona

¿Hay roles comunes para las partes entre las personas? Después de trabajar con una gran cantidad de clientes, cuenta Schwartz ,algunos patrones comenzaron a aparecer. La mayoría de lxs clientes tenían partes que intentaban mantenerlos funcionales y segurxs. Estas partes intentaron mantener el control de sus ambientes internos y externos, evitando que se los demás se acercaran demasiado o que les hiciera depender de ellxs de cualquier forma, criticando su apariencia o desempeño para que se vean o actúen mejor y centrándose en cuidar de los demás más que de sus propias necesidades Estas partes parecían tener funciones gerenciales y de protección y por ello se les llama gerentes. Yo he identificado como mis gerentes a la controladora y la perfeccionista.

Cuando una persona ha sido lastimada, humillada, asustada o avergonzada en el pasado, él/ella tendrá partes que transmitirán las emociones, los recuerdos y las sensaciones de esas experiencias. Lxs gerentes a menudo quieren mantener estos sentimientos fuera de la conciencia y, en consecuencia, intentan mantener las partes vulnerables y necesitadas encerradas en los armarios internos. Estas partes encarceladas se conocen como exiliados. Yo he identificado como mis exiliados, a la niña interior, a la que actualmente estoy sanando en terapia y a la mujer que necesita amor de un hombre, amor romántico, que me lo negaba porque no recibí mucho amor de mi padre en la infancia.

El tercer y último grupo de partes entra en acción cada vez que unx de lxs exiliadxs está molestx hasta el punto de que puede inundar a la persona con sus sentimientos extremos o hacer que la persona sea vulnerable a ser herida nuevamente. Cuando ése es el caso, este tercer grupo intenta extinguir las llamas internas del sentimiento lo más rápido posible, lo que les da el nombre de bomberxs. Tienden a ser muy impulsivxs y se esfuerzan por encontrar una estimulación que anulará o disociará los sentimientos del/de la exiliadx. Los atracones de drogas, alcohol, comida, sexo o trabajo son actividades comunes de lxs bomberxs. Yo he identificado como mis bomberxs a la parte reactiva de rabia que salta cuando me siento atacada y a las compras de ropa compulsivas, para sentirme mejor. Lo utilizo para regular mi ánimo de forma disfuncional, ya que es un parche porque el sentirme mejor es algo muy momentáneo. 

Qué es el Ser en este conjunto 

El Ser viene a ser nuestra esencia. Lo que está debajo de todos esos personajes y que, a medida que se avanza en el proceso terapéutico, consigue “dirigir” a la persona en una forma de autoliderazgo, consiguiendo que esas partes sanen, se suavicen o intervengan sólo en ocasiones muy puntuales. Que dejen de ser tan extremas, consiguiendo, en definitiva, una armonía.

¿Cuáles son las características del autoliderazgo? Swartchtsz habla de que en sus pacientes emergen las siguientes cualidades cuando están más en el ser. Las llama las 8 Cs: calma, curiosidad, claridad, compasión, confianza, creatividad, coraje y conectividad.

¿Y tú? ¿Te has sentido reconocidx en este post?¿Cuáles son tus personajes? ¡Deja un comentario!

Fuente: https://www.selfleadership.org

¿Sabes Soltar y Agarrar en tu Vida?

Agarrar y Soltar en la Vida

Las personas que hemos crecido en familias narcisistas/disfuncionales solemos tener problemas con quedarnos con “algo”, siendo ese algo una cosa, un trabajo, una relación… y con “soltar” esas mismas cosas en la vida.

“La vida es un equilibrio entre coger y soltar” Rumi.

Del mismo modo en que, físicamente, con nuestro cuerpo, cogemos y soltamos cosas a lo largo de un día, lo sano para nuestro equilibrio emocional es aprender a soltar emocionalmente algo que ya no nos va bien. Igual que coger algo que la vida nos ofrece y sabemos que es potencialmente bueno para nosotrxs.

¿Qué es lo que pasa cuando no soltamos, por ejemplo, una antigua relación, una casa que perdimos o un trabajo del que nos despidieron? Lo que ocurre es que energéticamente seguimos en eso, vibrando con eso, con lo que no le damos espacio a lo nuevo bueno para nosotrxs que podría llegar. Esto se puede aplicar a los tres ejemplos. Sentir rencor hacia una persona por el daño que nos ha hecho, dolor por la pérdida de una casa, o culpa por el trabajo que perdimos, no nos va a servir más que para agotarnos y para bloquear nuestro presente y nuestro futuro. Si seguimos ancladxs en una relación del pasado, es probable que pesen los miedos a conocer a alguien nuevo o a que se repita lo que nos hizo sufrir de esa relación. Si no lo sanamos y lo dejamos ir, o bien estaremos demasiado cerradxs para conocer a otra persona, o bien vibraremos con personas del mismo perfil que la anterior, repitiendo la historia.

Para darle espacio al futuro, es necesario soltar el pasado. Pero no como algo que no ha existido nunca sino como algo de lo que ya no somos esclavxs ni nos controla.

Lo mismo ocurre para el caso de coger, tomar algo nuevo. Es bueno tener periodos de estabilidad en la vida, pero si estos se prolongan demasiado, es probable que acabemos hastiadxs, un poco asqueadxs. Al fin y al cabo, la curiosiodad es uno de los motores del ser humano y el que nos mantiene motivadxs y en acción. La curiosidad es algo importante para tu niño/niña interior. Por eso, es importante aprender a “coger” cuando supone un cambio bueno para ti al que la vida te está invitando.

 ¿Qué crees que Soltar y Agarrar te van a dar? ¡Visuálizalo!

Una forma muy simple de resolver esto es con la visualización. Cierra los ojos e imagínate en medio de tus circunstancias. Quieres soltar, dejarlo con tu pareja pero no estás, segurx (no sabes qué hacer). Imagina que sueltas la relación. ¿Cómo te hace sentir eso? Escucha a tu cuerpo, observa qué sensaciones están surgiendo. Respira eso que estás visualizando. Tu cuerpo tiene muchas de las respuestas a las que das vueltas y vueltas en tu mente.

Ahora otro escenario. Te han ofrecido un nuevo puesto de trabajo, crees que es una oportunidad porque tiene mejores condiciones y la tarea te gusta más pero no sabes si cogerlo porque te da miedo lo que pueda pasar y tu antiguo puesto te da una cierta estabilidad. Lo agarras. Imagínatelo en tu mente. ¿Cómo te hace sentir? De nuevo, escucha los consejos que tu cuerpo y tu intuición te están dando. ¿Sientes alivio o ansiedad? ¿Confort o incomodidad?

Las visualizaciones te pueden ayudar a sentirte como lo harías en esa situación “de facto” y respirar literalmente esa situación te puede dar el mensaje que necesitas para pasar a la acción de soltar o agarrar.

Pregúntate PARA QUÉ quieres Agarrar o Dejar ir

No te convertirás en un fracaso si cierras o vendes tu negocio. No te romperás o estarás incompletx si rompes una relación en la que ya no estás bien. No serás más vulnerable, más egoísta o mejor por agarrar algo. Simplemente tomarás una decisión y pasarás a la acción para estar en otro lugar, sea el que sea.

Ahora pregúntate PARA QUÉ quieres soltar o aferrarte (no el porqué). Obtener claridad sobre tu motivación es un paso vital para tomar tu decisión.

¿Estás aguantando sin dejar ir por miedo? ¿Estás dejando ir porque no crees que puedas  hacer lo que sea que se necesita para quedarte? ¿Estás agarrando porque es una necesidad tan profunda que no puedes imaginarte la vida sin ello? ¿No estás agarrando porque te abruma la responsabilidad?

Te sentirás más segurx de tu decisión si estás motivado por el amor y la pasión. Alguien que actúa motivadx por el miedo no está completamente segurx de sus decisiones y acciones. Si es la rabia o el resentimiento lo que te hace agarrar, quizás quieras soltar para tener paz. Si no quieres dejar ir para no ponerte triste, la tristeza es algo pasajero que necesitamos para hacer el duelo y pasar página.

 Es hora de Dejar ir SI:

  • Estás reteniendo el pasado y dejándole dictar y controlar tu presente y tu futuro.
  • Gastas la mayor parte de tu tiempo o energía tratando de complacer a otra persona.
  • La perfección es el objetivo en lugar de la finalización.
  • Que te vean bien se ha vuelto más importante para ti que sentirte bien.
  • Estás resistiendo el flujo natural de cambio y la evolución en tu vida.
  • Estás negando quién eres al continuar haciendo, ser o tener esto en tu vida.

Es hora de Agarrar SI:

  • El mayor obstáculo es la falta de capacidad para creer en ti mismx.
  • Has olvidado lo poderosx, fuerte y capaz que eres.
  • Crees que esta persona, cosa o experiencia van a ayudar a tu crecimiento personal.
  • Te llama a algo sin saber por qué, pero lo sientes bueno para ti.
  • Hacer, tener o ser esto te permitiría crecer.
  • Simplemente has perdido ímpetu, concentración o el autoapoyo que necesitas para seguir.

30 Afirmaciones Poderosas para Mantener el Contacto Cero con el/la Narcisista Abusivx (Parte 3)

  1. Soy increíble. He sobrevivido a eso y prosperaré en la vida a partir de ahora.

Transforma todo el dolor y la indignación que sientes en tu mayor bien: usa tu energía para impulsarte a alcanzar tus objetivos en la vida. El/la Narcisista forma parte de tu pasado, no de tu presente ni de tu futuro.

  1. No hago daño, y no dejo que me lo hagan.

No tenemos que ser vengativxs ni tomar represalias contra nuestras ex parejas para cuidarnos, establecer límites o llevar una vida de prosperidad. Al mismo tiempo, no tenemos que internalizar la basura de nadie más. Puedes empoderarte a ti mismx al establecer cuáles son tus límites y cumplirlos, todas y cada una de las veces. Ya sea con tu abusivx ex o un(a) nuevx conocidx, el viaje de sanación se trata de aprender a quererte, a saber lo que quieres e ir a por ello y de tener relaciones con los demás basadas en el respeto, el amor y la capacidad para poner límites de forma sana y ser asertivxs a la hora de expresarnos.

  1. Esta persona es una proyección de mi padre/madre. A partir de ahora yo cuido de mi niño/niña interior.

Vive tu vida y trata de minimizar tu concentración en lo que el/la narcisista está haciendo, a quién él o ella está viendo. Al principio te resultará difícil porque el trauma bonding es poderoso, y , aunque racionalmente tengas claro que el/la Narcisista es una persona tóxica y es mejor no tener contacto con él/ella, emocionalmente, para ti será duro dejar de verle, saber cómo está,..porque en el fondo, para tu niño/niña interior, es como separarse de papá/mamá. Pues bien, ni tú eres ya un niño/una niña, ni esa persona es tu padre/madre. Recuerda que cuanto más sanes a tu niño/niña interior, y más te ocupes tú mismx de él/ella, tus parejas serán menos parecidas a tu padre/madre y serán una proyección del adulto que tú eres hoy en día.

  1. Yo soy energía y luz y no estoy obligadx a dársela a nadie que no quiera.

Los/las Narcisistas son vampiros emocionales. Depende de ti asegurarte de que no se alimenten de ti, utilizándote como suministro narcisista mientras tú te quedas drenadx y agotadx después de una interacción con ellxs. Y sin energía para ti mismx, que la necesitas siempre, pero más que nunca durante tu proceso de sanación.

  1. No me echa de menos como persona, lo que echa de menos es controlarme y maltratarme.

Lxs ex parejas narcisistas suelen intentan jugar la carta de “seamos amigxs” porque echan de menos lo que les proporcionas. No te echan de menos a ti ni a ninguna otra víctima como las personas que son porque realmente ni siquiera pueden ver a las personas como seres humanos individuales.

Lo único que les interesa es el suministro narcisista, lo que les das. Te ven como una fuente de algo que ellxs necesitan y poco más allá. Toda la información que han recabado sobre ti no es para conocerte bien, para conectar, por amor o por curiosidad. Ha sido para controlarte, manipularte y utilizarla en tu contra cuando han querido.

Recuerda que un(a) Narcisista puede hacer hoovering años después de una ruptura, por eso es mejor el contacto cero desde el principio. Verás que cuanto más tiempo pase, más fácil será para ti mantenerlo. 

  1. No me quiere ni se preocupa por mí, se preocupan por satisfacer sus propias necesidades.

A lxs narcisistas no les importa lo que es mejor para sus ex parejas; a ellxs no les importa si lxs pueden retraumatizar potencialmente contactándoles o haciendo alarde de un nuevo suministro. Quieren satisfacer sus propias necesidades y no importa a quién hagan daño en el proceso. Regálate esta vuelta a la realidad cada vez que te encuentres idealizando al/a la abusador(a): no te quiere ni te ha querido ni se preocupa por ti, en absoluto. Si lo hiciera, te habría tratado bien. El amor se expresa en acciones, no en palabras.

  1. Cada vez que no contesto o establezco un límite, me recuerdo lo que valgo.

Eres realmente dignx, una(a) guerrerx, y no necesitas a nadie más que a ti mismx para validarte. Eres valiente, valiosx y suficiente. Reconócelo y aprópiatelo. No dejes que nadie te quite tu autoestima. Cada vez que mantienes el Contacto Cero, te das a ti mismx el mensaje de que eres dignx de una vida mejor. Continúa diciéndote a ti mismx que estás completx y eres dingx de amor tal como eres y muy merecedor(a) de la mejor vida posible que te puedas proporcionar a ti mismx. Trátate a ti mismx como si ya estuvieras completx (aunque todavía no lo sientas del todo) y un día te darás cuenta de que has integrado esta creencia. Sentir y saber que eres suficiente va más allá de una afirmación. Puede conducir al éxito más allá de tus fantasías más locas. Sólo tienes que estar receptivx a esta creencia. Invítalo suavemente a tu vida y encuentra maneras de cultivarlo todos los días hasta que esté tan enraizado en tu psique que simplemente florezca de una forma natural.

  1. Me cuido y me quiero a mí mismx.

Sé amable contigo mismo durante este tiempo. Trátate como lo harías con un(a) amigx al que quieres o un bebé o un animal herido. ¿Cómo te cuidarías? ¿Qué le dirías a alguien que quieres que está sufriendo?¿Cómo tratarías a alguien para quien quieres lo mejor? Tómate  a ti mismx de la misma manera: te mereces todo el cuida

  1. Yo soy mi mejor amigx.

Puedes tener una red de apoyo que te nutra emocionalmente, pero al final del día, Tú es el/la únicx que puede abogar por ti y tu sanación. Nadie puede hacerlo por ti. Así que apóyate, quiérete y apuesta por ti mismx, cada día. Aléjate de la tentación de que te lo ha dado el/la Narcisista. Primero, es algo que sólo tú te puedes dar a ti mismx, ninguna otra persona. Segundo, el/la Narcisista no te lo ha dado nunca y nunca te lo va a dar, por muchos que te mienta para que parezca que sí. Simplemente no te lo dará porque no lo tiene. Ni para sí mismx, ni para ti ni para cualquier otra persona.

  1. Me quiero a mí mismx. Y por primera vez en mi vida yo soy mi prioridad frente a cualquier otra persona.

El viaje hacia la sanación se trata de ti. No sobre tu ex pareja, tus amigos, tu familia, lxs vecinos o el sistema. Es posible que tu salud mental y tus necesidades se hayan resentido durante un tiempo prolongado cuando estabas en esa relación abusiva. Ahora es el momento de priorizarte, tus necesidades, tus sueños, tus deseos y lo que personalmente deseas manifestar en tu vida, aportar al mundo. Tómate este valioso tiempo para conocerte a un nivel profundo, recostruirte y decidir quién eres y qué quieres y honrar tus metas. Mereces hacer que todos tus sueños se hagan realidad. Es hora de que brilles… con toda tu luz.

Fuente: https://thoughtcatalog.com

30 Afirmaciones Poderosas para Mantener el Contacto Cero con el/la Narcisista Abusivx (Parte 2)

  1. Merezco mucho más que ser un saco de boxeo emocional.

    Cuando estás en una relación abusiva, no estás en una relación sana y recíproca. Eres un saco de boxeo emocional para una persona inmadura e inestable. Consiguen tomar todos sus defectos, sus inseguridades, su basura interna y arrojarla sobre ti. A lo largo de la relación, tu abusador(a) te “programó” para ‘tomarlo’ como una parte natural de estar en una relación con ellxs, con frases como

    “eres muy sensible”, “no se te puede decir nada”, yo estoy bien, eres tú”

    No más. Mereces más que ser el saco de boxeo emocional de alguien. Mereces una relación mutuamente respetuosa donde el amor y la compasión son valores preciados que se practican en el día a día.

  2. Puedo comunicar mis sentimientos a personas que merecen escuchar mi voz.

    No tenemos que usar nuestra voz con personas que sólo están en la incomprensión, la invalidación y el maltrato. Podemos reservar nuestra energía y tiempo para las personas que están dispuestas a ver nuestras cualidades y que las celebran y refuerzan. Podemos usar nuestra voz con las personas que realmente nos quieren ayudar, que aprecian nuestra ayuda y que correspondan a nuestros esfuerzos. En lugar de desperdiciar tu preciosa voz en personas que siempre intentarán silenciarte, ¿por qué no utilizarla para quienes realmente te escuchan, para conectar con alguien que es tan empáticx y compasivx como tú? ¿Por qué no utilizarla con personas en las que confiar, que te respetan y que sacan lo mejor de ti? Suena muy tópico pero es verdad que “no se le pueden pedir peras al olmo”. Eso es lo que tú haces cada vez que intentas dar tu opinión, manifestar tu criterio, que tu voz sea oída por un(a) narcisista.

  3. Mi salud mental es mi prioridad número uno.

    Asegúrate de dedicarte a un cuidado personal enorme durante la etapa del Contacto Cero. Esto significa conectar contigo mismo/misma cada momento del día para asegurarte de que está pensando en forma saludable, aprovechando las diversas modalidades de sanación disponibles para ti y abordando cualquier síntoma de trauma que pueda estar interfiriendo con tu capacidad de funcionar en el día a día. Si tu salud mental y emocional sufre, todos los demás aspectos de tu vida también sentirán el impacto. Así que cuídate. Come sano, duerme al menos ocho horas al día y practica yoga. Y no tengas miedo ni vergüenza de buscar apoyo de un(a) terapeuta si lo necesitas. Nadie debería tener que pasar por esta etapa de confusión solx.

  4. Mantenerme cuerdx es más importante que ser validado por un(a) abusador(a).

    A menudo, cuando hemos sido devaluadxs por un(a) abusador(a), nos quedamos atrapadxs oor la necesidad de ser validadxs por ellxs como “personas dignas” de amor, de reconocimiento, de ser vistxs,…. Esta necesidad se amplifica especialmente cuando vemos que el/la abusador(a) parece haber seguido adelante con su vida con una nueva víctima. Esto se debe a que el/la abusador(a) fue la fuente de nuestra omnipresente sensación de indignidad durante todo el ciclo de abuso y ahora sentimos que necesitamos confirmación de que no éramos el problema, que es lo que se nos repetía, una y otra vez, de forma incansable, cada vez que denunciábamos el abuso o el maltrato.

    Lamentablemente, la realidad es que el abuso narcisista inevitablemente nos dejará sin ningún tipo de cierre digno por parte de la tóxica ex pareja. Lxs narcisistas son maestrxs en conseguir proyectar la imagen que desean en el exterior y nunca exponen lo que realmente está sucediendo a puerta cerrada, que normalmente es justo lo contrario de lo que pretender hacer ver.

    Es probable que veas es idealizar a sus víctimas para el público, al igual que hicieron contigo. Es por eso que debes priorizar tu propia cordura aceptando que aunque nunca puedas obtener un cierre  digno o la confirmación de tu valía por parte del/de la narcisista, puedes encontrar formas de cultivar tu propia autoestima. Esto significa alejarte de la fachada pública del/de la narcisista e invertir en vivir tu propia vida.

    No pierdas el tiempo intentando que “se conozca tu versión” o “peleándote con él/ella” tras dejar la relación. Las personas que te conocen y te quieren de verdad, permanecerán a tu lado, los monos voladores no te interesan, no tengas contacto con ellos tampoco, es malgastar energía. Estar fuerte en recuperarte tú es lo que te llevará a la sanación. Tus energías deben estar centradas en ti.

  5. Confío en mi propia realidad. Sé lo que experimenté y sentí. Me valido a mí mismx.

    Estas son un conjunto de afirmaciones que pueden ayudarte a resistir los intentos de iluminación de tu ex pareja o de los monos voladores. Recuerda que muchos monos voladores no saben que lo son. Es decir, no son consciente de que están siendo manipuladxs por el/la narcisista para conseguir que vuelvas. Sean o no conscientes de ello y del daño que te ha hecho y sigue intentando hacerte el/la narcisista, pasa de ellxs. Necesitas romper todos los vínculos con el/la narcisista para sanar por completo.

    No me importa si el/la narcisista está en la portada de la revista “Time” como Persona del año. Su popularidad entre los demás o la fachada pública no lxs hace inmunes a ser abusivxs. De hecho, muchxs narcisistas (sobre todo lxs encubiertos) se disfrazan de personas caritativas y amorosas. Ésa es la naturaleza de su máscara falsa: son lobos con piel de cordero.

    Esta afirmación está aquí para recordarte que, a pesar de la cantidad de personas a las que tu abusador(a) pudo haber engañado, nadie tiene el derecho de quitarte la realidad del abuso que has soportado/aguantado/padecido. Tú sabes lo que has experimentado, ahora sabes que a lo que fuiste sometidx sin tu consentimiento, el abuso y/o maltrato y el impacto que eso ha tenido en tu vida. Seguramente desde tu infancia. Cuando una persona tiene un patrón de adoptar el rol de la víctima en relaciones que están basadas en el ciclo de abuso es porque sus padres/madres/cuidadorxs abusivxsle obligaron a adoptarlo en su infancia y, a partir de entonces, hasta empezar a sanar, ha repetido ese rol de víctima en sus relaciones.

    No importa lo encantador(a) que sea el/la abusador(a) narcisista o quién elija creerle. No es tu misión convencer a nadie de nada. Desenmascarar al/a la narcisista no es tu misión en la vida. Sobre todo porque aunque desenmascares (seguramente a un precio muy alto) a unx, siempre habrá más. Narcisista(s) hay y habrá. Lo importante es que tú te sanes para dejar de resonar con este tipo de personas y construirte a ti mismx la vida que deseas.

    Estás aquí para validarte y pasar de los intentos de gaslighting, de distorsionar tu realidad y la del abuso. No te sientas “obligadx” a proteger a tu abusador(a), minimizar, racionalizar, justificar o negar el abuso que has sufrido. Incluso si es muy doloroso porque el/la primer(a) abusador(a) en tu vida ha sido quien tenía que encargarse justo de lo contrario, de protegerte y de cuidarte: tu padre o tu madre. Honra y reconoce tus emociones auténticas y la profundidad del trauma que has experimentado.

  6. Soy dignox, soy bellx, soy valiente, soy fuerte.

    Éstas son otra serie de afirmaciones positivas que pueden ayudarte a recordar lo valiosx y valiente que realmente eres.

    Te ayudarán a “reprogramar” tu cerebro con la verdad, porque con lo que te lo programó el/la Narcisista, por muy dentro de ti que aún no esté, son un puñado de mentiras para controlarte y manipularte que hablan de él/ella y sus miedos, inseguridades y ego desmedido, no de ti.

    Estas afirmaciones te ayudarán a interiorizar cosas buenas acerca de ti, especialmente si está acostumbradx a escuchar palabras duras de tu abusador(a).

    Te recomiendo grabarlos en una grabadora o aplicación de grabación de voz en tu teléfono móvil y escucharlas a diario. La repetición es esencial para desprogramar los mensajes dañinos que tu abusador te inculcó y reprogramar tu mente para prosperar y salir del “modo superviviente”.

  7. Cada segundo, cada minuto, cada hora, cada día, cada mes, cada año, me estoy haciendo más fuerte.

    Si bien es posible que progresivamente en tu sanación cada vez tengas con menos frecuencia momentos de impotencia y desesperanza, éstos aparecerán inevitablemente de vez en cuando.

    Puedes estar segurx de que a medida que avanza el Contacto Cero, tendrás más y más fuerza, fe en ti mismx y en la vida y más vitalidad de lo que creías que era posible.

    A medida que pasa el tiempo y se aborda, procesan e integra el trauma, más espacio crearás para convertirte en la persona que realmente eres.

    Finalmente, llegarás a un punto en tu viaje de sanación donde el fuerte apego a la persona abusiva se habrá terminado. Serás libre. Libre para decidir quién eres, qué quieres en la vida, qué tipo de vínculos y relaciones quieres con los demás, a qué pones límites y dices que no. Libre para demandar de los demás lo mismo que das tú: respeto y amor.

  8. Dejar (o ser dejadx) es lo mejor que me ha pasado. Yo hice que eso pasara.

    Tras toda una vida de aguatar abuso y/ maltrato, has despertado y has recuperado el control sobre tu vida. Esto es un éxito del que puedes sentirte orgullosx.

    En lugar de enfocarte en las formas en que aún te sientes atrapadx, valida tu dolor mientras te permites celebrar las formas en que te has liberado.

Si quieres entrenar el punto 2, el de expresar tu propia voz, este video de la profesora de yoga, Kassandra, es una clase para reforzar el yin y el chakra de la garganta.

Continúa en el siguiente post.

30 Afirmaciones Poderosas para Mantener el Contacto Cero con un(a) Narcisista Abusivx

El Contacto Cero con una ex pareja narcisista o abusiva puede es un momento desafiante en la vida de una persona. Lxs supervivientes de abuso emocional y/o, psicológico y/o físico, y/sexual no sólo están abriendo un nuevo camino hacia la libertad y el renacimiento, sino que también pueden estar luchando con los efectos de la disonancia cognitiva, el miedo, la vergüenza y la culpa, así como los efectos traumáticos del abuso en sus mentes, cuerpos y espíritus.

También pueden encontrarse con hostigamiento o acoso por parte de sus parejas abusivas en sus intentos de separarse de ellxs, especialmente si se han “atrevido” a dejar primero a esas parejas.

Debido a la vinculación bioquímica y traumática con sus abusadores, lxs supervivientes también pueden tener dificultades para no contactar a su ex pareja o controlarlxs debido a que están condicionadxs a depender de la aprobación y validación de su abusador(a) durante el ciclo de abuso como un mecanismo de supervivencia.

Teniendo en cuenta el hecho de que la desintoxicación de una relación abusiva se parece mucho a la recuperación de una adicción, la “rehabilitación” de este tipo de toxicidad debe abordarse de una manera que sea a la vez compasiva y fortalecedora.

30 Afirmaciones Poderosas para Mantener el Contacto Cero con un(a) Narcisista Abusivx

Estas afirmaciones positivas pueden ayudarte a volver a conectarte con tu sentido de la realidad cuando puedes tener de flashbacks emocionales, detonantes o ansiedad si no contactas con tu ex pareja abusiva.

  1. Todo acto de silencio es una protección contra la violencia psicológica.

Cada vez que eliges no controlar, responder o comunicarte con un ex compañerx abusivx, demuestras que te valoras a ti mismx, valoras tu tiempo, tu nueva vida y tu derecho a no ser sometidx a abuso o maltrato. Te proteges contra la información traumática o la violencia emocional que podría retraumatizarte y atraparte de nuevo en un ciclo de abuso. Un ciclo que solo puede exponerte a más dolor, angustia y una sensación generalizada de desesperanza Has escapado del abuso: no te permitas volver a ingresar al ciclo nuevamente en una situación sobre la que tú tienes el poder de decidir.

  1. Tengo el derecho a estar libre de abuso. Todo ser humano tiene ese derecho y yo también.

Tú eres como cualquier otro ser humano, incluidos aquellos que nunca han estado en una relación abusiva o aquellos que nunca han tolerado ninguna forma de abuso si lo han encontrado. No te culpes ni te avergüences de haber permanecido en una relación abusiva.

Hay muchas razones por las que lxs supervivientes de abuso/maltrato permanecen más allá del primer incidente de abuso. Tiene que ver con la repetición-cumpulsión del trauma de infancia con padres/madres abusivxs no sanados.

Tienes todo el derecho de rodearte de personas que te quieran tal y como eres, que traten bien y que te nutran.

  1. Nadie puede quitarme el poder que tengo dentro de Mí.

Puede ser una sorpresa para ti, pero lxs abusadorxs narcisistas no tienen ningún poder interno auténtico: le quitan el poder a los demás porque no tienen ninguno dentro de ellos. No tienen ningún sentido de identidad nuclear: nos necesitan más de lo que nosotrxs lxs los necesitamos allxs (incluso si se siente de otra manera). Cuanto más crezca tu poder personal, más verás las cosas con claridad, te querrás a ti mismx y no necesitarás la validación de nadie, en especial del/de la narcisista.

  1. Mi voluntad es más fuerte que los intentos de un(a) abusador(a) de maltratarme/abusar de mí/asustarme o intimidarme

Muchxs supervivientes de abuso/maltrato terminan devaluadxs por el comportamiento intimidatorio de su ex pareja. Su ex pareja abusiva se niega a dejarlxs solxs, los acecha o acosa, los amenaza (si tiene algo con qué hacerlo) u ostenta su nueva fuente de suministro como una forma de provocar (por ejemplo, publicar muchas fotos en Facebook con su nueva pareja una semana después de la ruptura proclamando amor a los cuatro vientos).

Recuerda que las tácticas del/de la abusador(a) no pueden funcionar en ti tan efectivamente si estás dispuestx a priorizar tu bienestar y tu libertad sobre los intentos de intimidación o las amenazas. Protégete. Si es necesario, cambia de lugar de residencia o interpón una denuncia a la policía o consulta con un(a) abogadx. Tienes medios para protegerte y el derecho de no tener ningún tipo de contacto con una persona si eso es lo que tú quieres.

  1. Me defenderé y me protegeré. Pase lo que pase.

Ya sea que eso signifique obtener una orden de restricción, cambiar tu número o bloquearle en todas las plataformas de redes sociales, haz todo lo que sea necesario para protegerte de la manipulación y el abuso del narcisista para mantener el contacto cero con el/la narcisista.

No mereces ser retraumatizadx, de ninguna forma o manera. Busca el apoyo de tu refugio local contra la violencia doméstica (sí, el abuso emocional sigue siendo violencia), busca un(a) terapeuta que sepa de trauma, grupos de apoyo locales, o terapias grupales enfocadas en la recuperación y el apoyo del trauma. Encuentra todo el apoyo que puedas para ayudar a construir y reforzar la fortaleza de protección a tu alrededor. Cuanto más apoyo de calidad tengas, más segurx estarás de seguir adelante sin tu ex compañerx tóxico. Cuanto más sana sea la red de personas de la que empieces a rodearte, más te identificarás con los vínculos sanos y menos ganas tendrás de contactar a tu ex narcisista.

  1. No me rindo. Tengo Esperanza.

No importa lo difícil que se vuelva, nunca te rindes. Incluso si cometes un error, no pasa nada. No te castigas de forma dura y vuelves a empezar. No hay nada perdido. ¿Cómo vencer a una adicción? No permitas que la fantasía de la perfección te impida avanzar en tu camino. Sigue adelante. Si te has caído y por lo que sea, has roto el Contacto Cero, no te juzgues. El auto-juicio lleva a la misma sensación de indignidad que te lleva de vuelta a buscar la validación de personas tóxicas. En lugar de eso, levántate y vuelve al camino y comprométete contigo mismx a realizar el viaje aún más plenamente. Cada revés simplemente revela las heridas nucleares que necesitan sanación. Entiende los factores desencadenantes que llevaron a su decisión de romper el Contacto Cero para intentar no volver a caer en ellas. Y si vuelves a caer, no pasa nada. Te vuelves a levantar. Las estadísticas indican que la media es de siete intentos hasta conseguir el Contacto Cero con la persona abusiva. Eso fue lo que tardé yo.

  1. Mi vida vale más que promesas vacías.

Cuando un(a) abusador(a) narcisista intenta que vuelvas, él/ella vuelve a la fase de idealización del ciclo de abuso y te hará las mismas promesas que te hizo al comienzo de la relación. Prometerá cosas como cambiar, quererte, cuidarte, apoyarte y estar a tu lado. Lo que no ha hecho antes y no hará nunca. En su lugar, te invalidó, menospreció,  degradó, humilló, minusvaloró,.. y eso es lo que volverá a hacer si le dejas. Estas promesas vacías son sólo otra forma de controlarte y hacer que vuelvas al ciclo de abuso. No alimentes la ilusión de lo que podría haber sido la relación. Eso es una fantasía. En cambio, reconócelo por lo que fue: momentos de terror fusionados con falsas promesas que nunca se llevaron a cabo. Mereces más que promesas vacías: te mereces lo real. La verdadera promesa de una vida nueva y más saludable te espera: hazte una promesa a ti mismx de que perseguirás esa nueva realidad. Comprométete contigo mismx a quererte, cuidarte, protegerte y no abandonarte.

  1. Elijo una vida plena y sana en la que prosperar y no sobrevivir.

Muchxs supervivientes de abuso tienen un alto nivel de resistencia, están muy acostumbradxs a aguantar situaciones muy duras, situaciones que para una persona sana serían impensables. Esto se debe a que en la infancia, su familia narcisista/disfuncional les sometía a abuso/maltrato y lo negaban, aduciendo que el trato era normal, y que, en todo caso, lo “tenían que aguantar”.

No sólo el abuso físico o sexual lleva a situaciones de vida o muerte. También el abuso psicológico y/o emocional. Hay suicidios que ocurren por acoso escolar y violencia doméstica que no siempre lleva aparejado el abuso físico y/o sexual. La mayoría de lxs supervivientes desarrollan conductas autolesivas y/o ideaciones suicidas activas (con intentos de suicidio) o pasivas (sólo pensando en ello sin pasar a la acción).

Cada vez que sacrificas tu tranquilidad y bienestar por un “golpe” más del abuso en lugar de desintoxicarte de la relación, también te menosprecias y abusas de ti mismx. Al romper el contacto cero,  es como si te convencieses de que no eres dignx de algo más que estar con una persona tóxica, que te maltrata o abusa de ti.

  1. La soledad es infinitamente mejor que cualquier forma de abuso.

Después de una relación abusiva, podemos comenzar a idealizar a nuestra ex pareja en tiempos de soledad. Incluso podríamos preguntarnos si fue ‘valioso’ dejar el abuso, ya que ahora nos sentimos tan solxs. Puede que tengamos sentimientos encontrados acerca de nuestrx abusador(a), ya que los “buenos momentos” vuelven a aparecer en nuestra mente en ausencia de nuestro abusador.

Recuerda que tú has sido la única persona en la relación que se ha esforzado por que hubiese buenos momentos. El/la narcisista lo único que hizo fue dejarse querer y tratar bien por ti. Únicamente puso esfuerzo en el bombardeo de amor o love bombing, una forma de refuerzo intermitente que te mantenía bajo su control mientras te daba migas.

La soledad puede ser una señal de que estás trabajando y procesando el trauma. Es un signo de que debe estar más presente contigo mismx y rodearte de mejores redes de apoyo. También es una señal de que tienes una gran necesidad de aprender a disfrutar de tu propia compañía. Reconoce y valida la soledad, no la resistas persiguiendo a personas más tóxicas o volviendo a la misma relación de abuso. Lxs supervivientes a menudo necesitan un período de autoaislamiento para reflexionar, recuperarse e integrar el trauma antes de salir o buscar nuevas relaciones. Tómate este tiempo para sanar y no te apresures en el proceso: es muy necesario para que te encuentres en un estado óptimo de salud mental, física y emocional. Cuanto más sanx estés, mejor será la calidad de sus relaciones futuras, ya sea con nuevxs amigxs o parejas. No olvides que aquello que tienes interiormente es lo que se refleja en el exterior a través de tus relaciones. Para que cambie el tipo de vínculo que tienes con otras personas, el/la primerx que tiene que cambiar, eres tú. Los cambios se dan de dentro hacia fuera, no al revés. Si intentas evitar el contacto cero “enganchándote” muy rápidamente a otra persona, es más que probable que esa persona se parezca mucho a tu ex narcisista.

Continúa en el siguiente post.

Sentimientos que los/las Narcisistas intentar Fabricar en sus Víctimas

Las relaciones con lxs narcisistas son complicadas, raras y tóxicas. Esto se debe a que no se trata de un vínculo “normal” sino de uno basado en un trauma (su origen, en la mayoría de los casos tiene que ver con experiencias traumáticas de la infancia con uno o ambos padres y / o cuidadorxs) que es difícil de reconocer y sanar. Es decir, la víctima elegirá inconscientemente a una pareja que es una proyección de la madre / padre, buscando el amor incondicional que no tuvo en la infancia. Con el/la narcisista, obviamente, tampoco sucederá. Por el contrario, él/ella repetirá el abuso/maltrato que sufrió la víctima en la infancia. La historia se repetirá una y otra vez, relación tras relación, hasta que la víctima se haga consciente de su historia vital y comience la recuperación y la sanación.

Los/las narcisistas intentan que sus víctimas se sientan de una cierta manera para mantenerlas aisladas, indefensas y bajo control. Para lograr esto, provocarán en la víctima algunos sentimientos y emociones concretos, fabricándolos a propósito.

Sentimientos y Emociones que los/las Narcisistas manufacturan en sus Relaciones

Vergüenza. Internamente, lxs narcisistas sienten mucha vergüenza. Bajo la imagen de superioridad y grandiosidad, hay un “Yo Pobre” que llora. Proyectan estos sentimientos de vergüenza e inadecuación en otras personas porque no son capaces de lidiar con ellos ni gestionarlos. Específicamente, eligen a una persona para representar esa vergüenza. Por lo general, es alguien cercano al/a la narcisista y en una posición de completa dependencia (ya sea real), como en un hijo o una hija o simplemente percibido como tal por la víctima y el/la narcisista (como un compañerx de trabajo, un(a) empleadx o un(a) amigx). El/la narcisista proyectará esta vergüenza con frases que transmiten el mensaje de que la víctima es “inadecuada”, “defectuosa” e “indigna de amor”. Las víctimas suelen ser personas que en su familia de origen narcisista desempeñaron el rol del chivo expiatorio.

Culpa. Los/las narcisistas son muy buenxs manipuladorxs y tratarán de hacer que sus víctimas se sientan culpables para controlarlas y tener ventaja en la relación. El mensaje transmitido es que la víctima merece todo lo malo que le está sucede, que le debe mucho (incluso la vida) al/a la narcisista o que su comportamiento “obliga” al/a la narcisista a castigarla “por su propio bien”. Con este comportamiento, se infantiliza a la víctima.

Dudas sobre unx mismx. Lxs narcisistas son como niñxs mimadxs que quieren que todo se haga como ellxs quieren. Cuando la víctima trata de emitir una opinión, expresarse o está en desacuerdo, el/la narcisista cultivará en ella una sensación de duda, para que no confíe en su propia percepción y criterio. Las herramientas que el/la narcisista utilizará para conseguir esto son la luz de gas o gaslighting, el abuso verbal y/o emocional, el tratamiento de silencio, la ensalada de palabras,..

Codependencia. los/las narcisistas son personas muy dependientes, que necesitan alimentarse del suministro narcisista proporcionado por otrxs. Por lo tanto, crean en sus relaciones la fantasía de que la víctima los necesita, cuando en realidad, el/la más dependiente es el/la narcisista. Frases como “no eres nada sin mí”, “quién te amaría si no fuera yo” o “¿a dónde irías si nos separamos?” están destinadas a generar sentimientos de codependencia.

Rabia/Ira. Con lxs narcisistas, las relaciones se basan en el control y la sumisión/dominación. Constantemente buscan reacciones emocionales en la otra persona para asegurarse de que tienen el control y saben qué “botones” hacen saltar a la víctima. Tienen mucha rabia/ira no resuelta que “vomitarán” a la víctima para su propia descarga y también para sentir que tienen el control sobre la relación. Lo que sea que sepan que enfada o hace daño a la víctima, tratará de hacer diana y sacarla de sus casillas. Al final, evidentemente, la víctima salta, porque aunque tienen una gran capacidad de aguante, tienen un límite, como todos los seres humanos. La ironía que es cuando la víctima por fin reacciona, es ella la que parece “desequilibrada”. Toda la información que le des a un(a) narcisista es como munición que, antes o después, será utilizada contra ti.

Perfeccionismo. Los/las narcisistas son perfeccionistas insaciables, nunca están satisfechxs con nada. Tienen una enorme carencia de compasión y aceptación de sí mismxs, de lxs demás y del mundo, tal y como es. En búsqueda de la fantasía de la perfección, son destructivxs y muy críticxs con todo lo que lxs rodea, especialmente con la víctima. La víctima, hasta que empiece a comprender lo que realmente está pasando, tratará de lograr incansablemente esa perfección para, finalmente, sentirse queridx por el/la narcisista. Obviamente, esto no llega a ocurrir nunca. No sólo porque la perfección sea una fantasía sino también porque es una excusa que el/la narcisista utiliza consciente o inconscientemente para retener un amor que no sabe dar porque no lo tiene, ni para sí ni para la víctima u otras personas.

Baja autoestima. El gran ego de los narcisistas les hace estar pendientes siempre del control en sus relaciones. Una forma de obtener este control es socavar la autoestima de la víctima, para que sea dócil, sumisa y obediente. En cierto modo, ambxs, narcisista y víctima, crean un escenario “loco” donde el/la narcisista es el/la amx y la víctima el/la esclavx (financiera, laboral, emocionalmente, …). En realidad la víctima lo es hasta que reúne la fuerza y ​​el coraje para romper un vínculo tan tóxico. El narcisista simplemente tratará de encontrar a otra persona para obtener el suministro narcisista que necesita y repetir el patrón de abuso.

El sentimiento de “algo está mal”: Lxs narcisistas no tienen empatía alguna y alimentan de su ego a expensas de las personas de las que se rodean. Especialmente la persona con la que están en una relación. Por ello, tras una larga exposición a su trato, la víctima tiende a sentirse triste, sola y sin esperanza. Siente como un vacío interior que no tiene solución, no hay posibilidad de sanar y hace que la víctima sienta que “algo está mal”. Cuando él/ella trata de transmitir esto, la respuesta del/de la narcisista es que si hay algo está mal, es, por supuesto, la víctima.

– Desesperanza: estar en una relación con un(a) narcisista es una experiencia muy tóxica. Ha sido comparada por expertos en trauma con las experiencias extremas como las de estar en una guerra, en una secta o en un campo de concentración. Hay un lavado de cerebro que tiene como objetivo que la víctima se sienta inútil y sin esperanza. Romper el vínculo es muy difícil, ya que generalmente está relacionado con problemas de infancia no resueltos. Sin embargo, romper el vínculo merece la pena, ya que devuelve algo esencial a la víctima: ganas de vivir y esperanza.

Nota: A lo largo del post, “narcisista” se refiere a una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad, diagnosticado o no por un(a) psiquiatra. “Víctima” se refiere a una persona que es objeto de abuso y/o maltrato emocional y/o psicológico y/o físico y/o sexual por parte del/de la narcisista, bajo su propia voluntad o no, consciente o inconsciente de que está siendo abusada y/o maltratada.

El post está centrado en las relaciones de pareja pero la relación narcisista/víctima puede darse en cualquier ámbito de las relaciones humanas: de trabajo, amistad, familia, vecindad,…

Si tras leer este post, te ves identificadx en el rol de la víctima, no tengas miedo ni vergüenza si quieres pedir ayuda.