Porqué y Cómo los Narcisistas Juegan al Juego de la Vergüenza

Estando fundamentalmente avergonzadas de sí mismas, las personas con Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP) son expertas en jugar al juego de la vergüenza con quienes les rodean.

La vergüenza es prima hermana de la culpa pero se diferencian en algo. La vergüenza es un sentimiento de angustia acerca de quiénes somos, es una voz que dice “Soy defectuoso. No me lo merezco”. Es un estado permanente.

“Soy defectuoso. No me lo merezco”

La culpa genera angustia sobre algo que hemos hecho a otra persona, creemos que hemos causado algún mal. La voz de la culpa dice “He hecho algo malo”. Es algo temporal.

“He hecho algo malo”

La narcisistas rara vez sienten culpa, pero están profundamente atormentadas por la vergüenza. No sienten culpa por lo que hacen porque no tienen empatía, esto es, carecen de la capacidad de ponerse en el lugar de las personas con las que se relacionan. Entienden de forma cognitiva que lo que hacen está mal, pero son incapaces de sentirlo. Además, como utilizan el mecanismo de defensa de la proyección, no se responsabilizan de lo que hacen, proyectando esa culpa en los demás. Son frecuentes frases como:

“Mira lo que me has hecho hacer”. “Me has obligado a perder la paciencia”. “Tú tienes la culpa de cómo me he puesto”.

Sin embargo, los narcisistas sí que sienten vergüenza, una profunda vergüenza que les lleva a tener relaciones de control y sumisión-dominación con las demás personas. Esa vergüenza hace que se estén comparando continuamente y que se pongan por encima de las demás personas como una respuesta defensiva para compensar por lo carentes que sienten en el fondo. Son personas acomplejadas que esconden su vergüenza a través de un exterior de grandiosidad.

El Juego de la Vergüenza en los Narcisistas: ¿Por qué?

Avergonzar es una forma común y especialmente insidiosa de abuso narcisista. Los narcisistas usan la vergüenza para:

  1. Proyectar sus insuficiencias
  2. Externalizar su autodesprecio
  3. Hacer que los demás se vean y se sientan inferiores
  4. Alimentar su necesidad de sentirse superiores
  5. Controlar las autopercepciones de los demás
  6. Manipular a otros para que hagan cosas que les interesan a ellos o para que asuman responsabilidades inapropiadas.
  7. Manipular a otros para que se culpen a sí mismos por el comportamiento de su abusador.
  8. Socavar y debilitar la autoestima de los demás.
  9. Aislar a otras personas para que dependan de ellos por completo.

El Juego de la Vergüenza en las Narcisistas: Cómo lo Hacen

Al sembrar la vergüenza en otras personas, las narcisistas, en esencia, instalan un botón que pueden presionar en cualquier momento para manipular y castigar a aquellas personas a las que buscan controlar.

Aquellas personas que quieren, se preocupan o de otra manera admiran o confían en narcisistas, como sus hijas, parejas, parientes, amigas, empleadas, estudiantes u otras personas dentro de su esfera de influencia, son vulnerables a los mensajes de vergüenza.

En particular, las hijas de padres/madres narcisistas son más vulnerables a ser avergonzadas porque son personas aún no formadas que quieren de una forma natural a sus padres y los buscan para que las cuiden (ya que hasta una cierta edad son totalmente dependientes), para que las validen y les den un sentido de su propia identidad a través del mirroring. Un padre/madre narcisista es incapaz de hacer estar tarea de forma adecuada. Una niña avergonzada, con frecuencia tiene auto-creencias falsas y profundamente dañinas sobre sí misma, especialmente si ha sido escogida para desarrollar el rol del chivo expiatorio dentro del sistema familiar disfuncional. Esta visión basada en la vergüenza es posible cambiarla con terapia, donde la terapeuta haga el mirroring y la validación sobre el maltrato o abuso sobre el que en la familia narcisista hay negación.

El juego de la vergüenza con los Narcisistas: sus Consecuencias

Para cualquier persona, la vergüenza intensa puede conducir a:

  1. Ansiedad generalizada
  2. Odio hacia uno mismo
  3. Tendencia a retirarse y/o esconderse
  4. Miedo a la intimidad y a la “exposición”
  5. Tendencia a tener una adicción: al sexo, la comida, el deporte, las compras
  6. Autolesiones y/o pensamientos suicidas
  7. Enfado internalizado (volcando la rabia hacia uno mismo) o externalizado (haciendo acting outs)
  8. Disociación de los sentimientos propios
  9. Perfeccionismo
  10. Bajo rendimiento

Fuente: https://narcissistfamilyfiles.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s