¿Eres una Persona Paranoica? 8 Características de la Paranoia.

En el lenguaje cotidiano, el término paranoia se refiere a alguien que  siente excesiva sospecha de los demás, sin justificación, y/ o que cree que otras personas están conspirando contra ella.

Leen demasiado entre líneas todo lo que dice la gente y critican rápidamente, pero no están abiertos a la crítica.

El estado emocional general de una persona que es paranoica es negativo (estado de ánimo deprimido, ansiedad y baja autoestima).

Los supervivientes de familias disfuncionales son personas con tendencia a la paranioa. De forma neurótica tienen muchos pensamientos anticipatorios sobre lo que la gente les va a hacer o a decir. Creen de antemano que los otros les van a atacar, juzgar, criticar, humillar si son figuras de autoridad,… La mayoría de estos pensamientos son fantasías catastróficas que no llegan a ocurrir en la realidad y que impiden que los supervivientes pasen a la acción porque ya se han dicho a sí mismos lo que va a ocurrir, teniendo un final horrible.

Los supervivientes son más tendentes a la paranoia (aunque está presente en sus vidas de un modo u otro, sobre todo cuando interactúan con personas a las que no conocen) cuando se encuentran en situaciones de estrés o ansiedad, cuando están en una situación conflictiva o de tensión con otra persona o cuando se enfrentan a una situación nueva que supone un reto.

¿Eres una persona paranoica?

8 Características del Pensamiento Paranoico

  1. Sesgo de Confirmación

    Las personas paranoicas tienen algo en mente y buscan intensamente la confirmación de sus expectativas. No prestará atención a los argumentos racionales, excepto para encontrar en ellos algún indicio de que están en lo cierto, La atención de una persona paranoica es intensa y extremadamente estrecha en su enfoque. Por ejemplo, una persona con baja autoestima es muy sensible a que otras personas la ignoren. 

  2. Sesgo de Atención

    La atención de una persona paranoica es intensa y extremadamente estrecha en su enfoque. Por ejemplo, una persona con baja autoestima es muy sensible a que otras personas la ignoren. Monitorean constantemente en busca de indicios de que no gustan a los demás.

  3. Trastornos del Razonamiento

    Una vez que una persona paranoica acepta una creencia basada en alguna evidencia, es reacia a renunciar a ella. Al escuchar nuevas pruebas, es menos probable que revise sus juicios originales sobre la posibilidad de explicaciones alternativas.

  4. Realidad Distorsionada

    Una persona paranoica tiene una visión parcial sobre el mundo real. Sus procesos de pensamiento van de la creencia a la evidencia. Generalmente, escucha y observa sólo las pistas específicas que le interesan, que se relacionan con creencias sospechosas. Por ejemplo, en una conversación con un compañero de trabajo que ha ido a hablar con el jefe y que la persona paranoica cree que ha sido para criticarle, pasa por alto los matices y la verdadera intención del compañero, que en realidad criticaba la dinámica de trabajo de todo su departamento para intentar mejorarla. No lee entre líneas y sólo se centra en lo que quiere ver.

  5. Delirio Persecutorio

    Las personas paranoicas explican los acontecimientos de su vida culpando a los demás. Explican los eventos negativos (por ejemplo, perder un trabajo) atribuyéndolos a las intenciones maliciosas de los demás (por ejemplo, los jefes me tenían manía) en lugar de analizar qué han hecho ellas que les ha llevado a esa situación (por ejemplo, me despidieron porque contesté mal a un cliente).

    La otra cara del engaño persecutorio es la grandiosidad, que sirve para defenderse de las ansiedades y las vulnerabilidades. En un intento de lidiar con la baja autoestima y el temor a que nadie las quiera, se convencen a sí mismas de que las quiere todo el mundo.

  6. La Proyección Paranoica

    La proyección es la sustitución de una amenaza o tensión interna que nos negamos a nosotros mismos por una externa, la proyectamos fuera para no tener que lidiar con ella porque no sabemos cómo hacerlo, no tenemos los recursos personales para gestionarlo. Por ejemplo, “Le odio” se convierte en “Me odia” o “Me gusta estar con ella” se convierte en “Le gusta estar conmigo”. Este mecanismo mental es fundamental en el pensamiento paranoico. Por ejemplo, una persona paranoica que ha cometido un pequeño error en el trabajo buscará pistas de desaprobación (o aversión) en el comportamiento de su superior. Cuando encuentra ese signo, la anticipación parcial se convierte en una convicción de desaprobación. O sea “Cree que no valgo, que lo hago mal, me va a despedir” cuando en realidad la lucha que hay dentro es “creo que no valgo, lo hago mal, merezco que me despidan”.

  7. Ideas Sobrevaloradas

    Una idea sobrevalorada es una idea simple que se asemeja a un engaño y, a menudo, guía el comportamiento específico. Un ejemplo son las supersticiones, como por ejemplo, golpear la madera para protegerse contra la desgracia o pensar que si te cruzas con un gato negro, vas a tener mala suerte. Un aspecto de la superstición es la idea del pensamiento mágico: que tienes el control sobre todo. El control es en realidad una fantasía. Nadie puede controlar nada. Aprender eso y fluir con la vida es fundamental para la sanación de un(a) superviviente. Lo más importante es lo que tú piensas y sientes a nivel interno. Es decir, que si tú piensas que estás “gafado” por el gato negro o cualquier otra cosa, atraerás eso hacia fuera. Si tú crees que eres afortunada y una persona con suerte, eso es lo que se reflejará en el exterior, lo que te traerá el Universo.

  8. Darle un Sentido Erróneo a las Cosas

    La presión para justificar las acciones propias refleja la operación de “un sistema de intérprete” en el cerebro del hemisferio izquierdo (analítico). El intérprete (el “yo”) está motivado para generar explicaciones e hipótesis independientemente de las circunstancias. En otras palabras, el cerebro sólo percibe lo que desea. ¡Deséate lo mejor!

Fuente: https://www.psychologytoday.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s