El Umbral del Dolor Emocional en los Hijos de Narcisistas

El Umbral del Dolor Emocional en los Hijos de Narcisistas

Si  te has criado en una familia narcisista, necesitarás ayuda para sobrevivir a tus padres narcisistas. Si has crecido en una familia narcisista, en tu familia de origen al menos uno de tus padres tenía/tiene Trastorno Narcisista de la Personalidad (muy probablemente no diagnosticado), te hicieron daño con frecuencia. Si reaccionabas, eras rápida y severamente castigada. Así que aprendiste a tragarte todo el dolor, a aguantarlo. Seguramente, utilizaste mecanismos de defensa inconscientes para aguantar todo ese dolor, como la disociación, la negación, la desensibilización, el entumecimiento,..

En tu infancia no te quedó más remedio que hacer esto para sobrevivir al abuso narcisista, tu umbral alto del dolor te permitió llegar hasta donde estás pero ya no es necesario que lo utilices más porque en tu vida de adulto te hace daño y ya no es necesario que pases tanto dolor.

Seguramente ni te des cuenta en el momento en el que te hacen daño física o emocionalmente, por ejemplo, reírte con la persona que se está riendo de ti hasta no darte cuenta más tarde que te ha dicho algo que es ofensivo, que te parezca normal que te pongan nombres o motes que son ridículos, que alguien te pise o te de un golpe y tú ni te muevas.

Las frases que te decían cuando alegabas que tu padre/madre narcisista o algún hermano o hermana te había hecho daño era que “Eres muy sensible”, “No se te puede decir nada”, “¿Y ahora por qué lloras?”. Te lo creíste. Normal. Sólo eras una niña que se creía lo que le decían (aunque el mirroring fuese incorrecto) y aprendiste a callarte y aguantar.

“Eres muy sensible”, “No se te puede decir nada”, “¿Y ahora por qué lloras?”

Si eres la superviviente de abuso narcisista, seguro que eres una actriz fantástica. Como no se te permitía expresar el dolor al que se te sometía, a menos que trates esto en terapia, tendrás un piloto automático de fingir a toda costa que no te duele lo que sea que te hagan. Y es más que probable que te hayas dejado hacer burradas si en tu infancia no te dejaban poner límites ni decir que no y has mantenido esto hasta tu edad adulta.

Seguramente, tu historia está inundada de todo tipo de heridas, desaires y escenarios tomados a la ligera. Una vez el umbral del dolor es traspasado, mucho después de aguantar un dolor “normal”, tiendes a dejar de hablar con la persona, sin explicaciones, en un comportamiento blanco/negro (primero te dejas hacer de todo y cuando traspasas al umbral alto del dolor, dejas de tener contacto con la persona de una forma drástica). Como no das salida a ese dolor porque no te sueles permitir llorar, hacer duelos y soltar, acumulas rabia, lo que da lugar a un resentimiento hacia esas personas.

Parte de la ayuda para sobrevivir a padres narcisistas consiste en, precisamente, dejarte sentir tu dolor. No aguantar demasiado pero sí cuando sientas dolor, gestionarlo. Llorar. El dolor, si no le das una salida, se queda en tu cuerpo y hará que te encuentres melancólica o deprimida con facilidad.

Actualizar para no generar Resentimiento

Es importante que te acostumbres a actualizar en tus relaciones con los demás. Actualizar consiste en expresar de forma clara pero respetuosa y asertiva a una persona lo que sea que haya hecho que te ha causado daño o rabia, que te ha incomodado o no te ha gustado.

Los supervivientes de narcisistas suelen tratar con los demás desde su máscara, no desde su verdadero yo, importándoles más la imagen que dan a la otra persona que protegerse, quererse y mostrarse vulnerables si es necesario. Por ello, aguantan que les hagan de todo, no manifiestan lo que sienten y cuando alcanzan el umbral del dolor alto con esa persona o bien se retiran o bien explotan de forma desproporcionada.

Para romper con ese patrón de comportamiento, tendrás que hacer una introspección de qué te duele y qué no. Al principio es probable que no te des cuenta de una forma inmediata o que si te das cuenta, lo expreses de una forma agresiva o reactiva. Es normal. Poco a poco, verás cómo notarás a tiempo real cuándo algo te hace daño o te molesta y aprenderás a comunicarlo de una forma asertiva a la otra persona. Empezará a importante más estar bien tú que mantener el vínculo con la otra persona a toda costa o fingir que no te duele nada, que eres sobrehumano.

Tu Umbral del Dolor Emocional

  • Entonces, ¿cómo es de alto el umbral de tu dolor emocional? ¿Qué dolor te has tragado o has aguantado en un esfuerzo por mantener una amistad o una relación de pareja? ¿Cuántas de esas veces al final le has cogido manía a esa persona y al final has dejado de hablarle?
  • ¿Estás en una relación con alguien que te hiere con frecuencia? Si es así, ¿por qué?
  • ¿Puedes expresar tu dolor a tu pareja sin que se ponga a la defensiva y se haga la inocente?

Decir “me has hecho daño” “me molesta” o “no me hagas esto más” al principio asusta y te dará angustia porque harás sinapsis con escenas de infancia en las que te castigaban duramente y te hacían todavía más daño por expresarte. Ya no estás en tu infancia. Tienes todo el derecho a protegerte, decir que no y decirle a alguien con quien quieres mantener un vínculo que deje de hacer algo que te hace daño.

“Me has hecho daño” “Me molesta” o “No me hagas esto más”

No hay relaciones perfectas, eso forma parte del pensamiento mágico. Los conflictos, los desacuerdos y el dolor forman parte de la vida, por lo que se trata de que aprendas a gestionarlos de una forma sana. Ya no vives en tu infancia. El mundo en el que te mueves ahora es diferente. En él tienes derechos, derecho a cuidarte, a protegerte y a demandar un buen trato por parte de todas las personas con las que te relacionas.

El dolor en tu vida es uno de los elementos claves en la ayuda para sobrevivir a tus padres narcisistas. Ya no tienes que fingir que no lo sientes, ya no tienes que aguantarlo hasta límites demasiado altos y ya no tienes que quedártelo dentro para mantener una imagen frente a los demás y frente a ti mismo.

El dolor forma parte de la vida pero no tienes que aguantar más dolor del necesario. ¿Dónde quieres poner tu umbral del dolor emocional?

Fuente: https://blogs.psychcentral.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s