¿Eres un/a Niño Adulto/Niña Adulta de una Familia Disfuncional y quieres Sanar? Empodera a tu Niña/Niño Interior

Si eres el/la Superviviente de una familia narcisista/disfuncional, es más que probable que tu Niña/Niña interior fuese seriamente dañado en tu infancia. Tu Niña/Niño interior es tu Verdadero Yo. Es tu forma de ser más espontánea, cuando te muestras tal y como eres y eres tú misma/mismo al 100%. Si creciste en una familia narcisista/disfuncional, tus padres narcisistas (uno de ellos con el consentimiento consciente o inconsciente del otro) o ambos te obligaron a asfixiar a tu Niña/Niño Interior y cambiarlo por otra/otro que era perfeccionista, complaciente, que ayudaba todo el tiempo, que reprimía sus sentimientos, que no ponía límites ni decía nunca que no.

Para recuperar y empoderar a tu Niño/Niña Interior y con ello descubrir tu Verdadero Yo, te recomiendo terapia y/o técnicas experienciales. Esto porque la terapia y/o técnicas experienciales que nombraré, permiten una espontaneidad y un foco que da lugar a que se revelen temas del inconsciente que sin estos procesos seguirían escondidos de nuestra consciencia. Aproximadamente, sólo somos conscientes de un 12% de nuestra vida, mientras que un 88% permanece en nuestro inconsciente. Esto quiere decir que muchas de tus acciones, pensamientos, interacciones con otras personas,.. están guiadas por experiencias de infancia que para ti han sido traumáticas, por lo que las has relegado al inconsciente para evitar sufrimiento (por ejemplo, hacerte consciente, reconocer y aceptar que tu familia de origen era abusiva contigo).  En el momento vital en el que estás lista/listo para ello (aunque hay personas para las que este momento no llega nunca) y especialmente con la ayuda de la terapia, lo que está en el inconsciente empieza a pasar al consciente.

Las técnicas experienciales que enumero a continuación son buenas no sólo para identificar cuáles son tus pérdidas (aquéllo que no le dieron a tu Niña/Niño Interior y que necesitaba) sino también para hacer el trabajo terapéutico de hacer el duelo por esas pérdidas. Sólo llorando por lo que hemos perdido podemos cerrar esas etapas vitales (por esta razón a las/los Supervivientes se les llama las Niñas Adultas/los Niños Adultos) y abrir por fin otras nuevas.

16 Técnicas Experienciales para Sanar a tu Niña/Niño Interior

  1. Arriesgar y compartir, especialmente emociones y sentimientos, con un grupo de apoyo y/o con un/a terapeuta adecuado/adecuada para ti. La sanación pasa por contar tu historia verdadera a otros y que sea validada. Cuando eras niña/niño en tu familia narcisista creciste en un entorno tóxico en el que se negaba la realidad y las relaciones estaban basadas en mentiras.
  2. Psicodrama. El psicodrama utiliza el teatro de una forma terapéutica. Te ayudará a descubrirte a ti misma/mismo y a expresarte de forma libre y espontánea. Las/los supervivientes vivieron en un entorno muy rígido, en el que tenían que ser “perfectos/perfectas”, con muchas normas y sin que se les dejase ser espontáneas/espontáneos. El psicodrama te ayudará enormemente a recuperar tu espontaneidad.
  3. Terapia Gestalt. La terapia Gestalt hace una especial incidencia en las emociones y pone el foco en aquellos temas de los que no somos conscientes.
  4. Constelaciones familiares.
  5. Hipnosis y técnicas relacionadas. Es una forma de acceder a tu inconsciente.
  6. Unirte a un grupo CoDA. Los grupos coda están pensados para codependientes, personas que han perdido su identidad y que se han vuelto adictos a establecer relaciones en las que anteponen las necesidades de la otra persona a las suyas propias.
  7. Visualizaciones guiadas.
  8. Trabajo de respiración. La respiración es muy importante. Muchas/muchos de las/los supervivientes nos anestesiamos a nosotras mismas/nosotros mismos para sufrir menos. Una de las formas en las que hacemos esto de forma inconsciente es la respiración superficial. La respiración natural empieza en la nariz y termina en el vientre. La respiración superficial sólo llega hasta el torax. A medida que volvamos a respirar de forma más natural nos sentiremos más en sintonía con la vida y con menos estrés y ansiedad. Los trabajos de respiración los puedes hacer con bioenergética.
  9. Auto-Afirmaciones. Las/los supervivientes tienen baja autoestima. Gran parte de esto tiene que ver con las frases de sus padres narcisistas que oyeron una y otra vez en la infancia y que han hecho propias y se siguen repitiendo a sí mismas/mismos en su etapa de adultos (estas frases que no son propias y que hemos incorporado de forma inconsciente se llaman introyectos). Las auto-afirmaciones ayudan a eliminar estas ideas tóxicas que además no son reales y a cambiarlas por otras positivas y empoderadoras.
  10. Análisis de tus Sueños. Los sueños son una de las formas que tenemos de acceder a nuestro inconsciente.
  11. Ejercicios de Movimiento Espontáneo (los puedes encontrar dentro del contexto de terapia Gestalt o Bioenergética o trabajo con el cuerpo). El movimiento espontáneo nos permite ver de una forma clara y en poco tiempo facetas y aspectos sobre nosotras mismas/nosotros mismos de las que no somos conscientes. El ego es eso que nos decimos que somos, es una identidad construida para vivir de una forma funcional en el día a día. Pero en realidad no somos eso que nos hemos dicho que somos. Ejercicios como el del movimiento espontáneo nos ayudan a ver esto.
  12. Arte-terapia. Es una forma de desarrollar tu imaginación y de auto-conocimiento.
  13. Activar tu imaginación y tus intuiciones.
  14. Meditación y yoga. Se trata de prácticas con las que desarrollarás tu espiritualidad y empezarás a verte como un ser que forma parte de un todo, del Universo, único e irrepetible, que no tiene que hacer nada para simplemente ser. Te ayudará a desarrollar tu autoestima.
  15. Trabajo terapéutico con el cuerpo. En el cuerpo “sensamos” emociones. De hecho en cada anillo del cuerpo o chakra, están localizadas determinadas emociones. Como he mencionado más aariba, las/los supervivientes se han anestesiado a sí mismas/mismos de forma inconsciente para no sentir. El problema que tiene esto es que no sólo sentimos emociones displacenteras (rabia, tristeza) sino tampoco las placenteras (alegría). Además, una emoción no desaparece por ignorarla sino que se queda “atascada” dentro de nuestro cuerpo, haciéndonos daño y manifestándose de forma tóxica. El trabajo corporal ayuda enormemente a sentir de nuevo, de forma tal que vivamos una vida más sana y plena.
  16. Escribir un diario. Te ayudará a hacerte consciente de tus propias emociones y comportamientos. Te ayudará a expresarte y a poner en orden tu historia.

Este post está basado en un extracto del Capítulo XI del libro de Charles Whitfield “Sanar al Niño Interior. Descubrimiento y Recuperación para Niños Adultos de Familias Disfuncionales”.

Anuncios

6 comentarios sobre “¿Eres un/a Niño Adulto/Niña Adulta de una Familia Disfuncional y quieres Sanar? Empodera a tu Niña/Niño Interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s