El Chivo Expiatorio en la Familia Narcisista

La Familia Narcisista

Normalmente, la familia Narcisista está compuesta por el/la Narcisista y su pareja, que suele ser el/la codependiente (pero no en todos los casos, a veces la pareja está formada por dos personas que podrían englobarse dentro del Grupo B del DSM, alternando los papeles de abusador(a) – abusadx). En cuanto a lxs hijxs, si hay más de uno/una, el/la Narcisista asignará a uno de ellos el papel del “Chico Dorado” al que vea más similar a él/ella y que es más fácil que le siga la corriente y el al otrx el del “Chivo Expiatorio”, en el que el/la Narcisista proyecta su vergüenza tóxica, rabia y frustraciones y que escogerá para echarle la culpa, de todo, lo que sea, de forma indiscriminada.

Si has llegado a este blog y estás leyendo este artículo, es más que probable que el/la narcisista te escogiese en la infancia como el “Chivo Expiatorio”. La mala noticia es que esto ha sido injusto, te ha causado muchos problemas en la vida hasta que has sido consciente de ello y necesitarás llorar y enfadarte por todo lo perdido en el camino hasta rehacerte y pasar de “Chivo Expiatorio” o “Patito Feo” a Cisne.

La buena noticia es que si has llegado hasta este blog y estás leyendo este artículo, muy probablemente ya hayas hecho parte de ese camino. Sacarse la culpa de encima, el complejo de víctima, aprender a decir que no, realzar tu autoestima, conocerte a ti mismx, tener relaciones sanas con los demás,… son tareas difíciles pero posibles si tienes determinación. Otra vida te espera, sólo tienes que creer en ti.

 El Chivo Expiatorio Bíblico

El Levítico del Antiguo Testamento (16:8-10) habla sobre dos machos cabríos. Uno de ellos, el chivo expiatorio, fue sacrificado para el perdón de los pecados de su pueblo. El otro fue abandonado en el desierto para llevando consigo “los pecados del hombre”, ambos para liberar a la humanidad de culpa, que consiste en la celebración bíblica del Yom Kippur. William Tyndale parece haber sido el que ha acuñado el término “chivo expiatorio” en su traducción inglesa de La Biblia de la versión hebrea.

El chivo expiatorio siente la patente injusticia del rol que se le ha asignado en la familia. Es doloroso, confuso, de locos, y frecuentemente lleva consigo un daño emocional y psicológico que dura toda a una vida a menos que se trate en terapia. Pero los chivos expiatorios de la familia también tienen poder, tanto innato como aprendido. No son escogidos al azar. En realidad, tienen una fuerza especial.

El/la narcisista ya sabe inconscientemente desde que sus hijxs son muy pequeñxs, quiénes son más fácilmente manipulables y quiénes más independientes en su forma de pensar y ver las cosas, en definitiva, los que le van a dar más “guerra” para salirse con la suya. Es a estxs los que escoge para proyectar en ellos su vergüenza tóxica, sus frustraciones y su rabia.

El chivo expiatorio es el que más pelea por una justicia que ve ausente en su propio sistema familiar, defendiéndose a sí mismx y/o a otros miembros de la familia en oposición directa al/a la narcisista, confrontándole a pesar de las consecuencias que pueda tener esto.

Características del Chivo Expiatorio

  1. Con fuerza de voluntad
  2. Empáticx
  3. Buscador(a) de justicia
  4. Internaliza la culpa
  5. Emocionalmente reactivx
  6. Muy sensible
  7. Protector(a) de otrxs
  8. Cuestiona la autoridad
  9. Reflexivx
  10. Poco convencional

En qué se convierte el Chivo Expiatorio con el Tiempo

La mayoría de los chivos expiatorios, que se convierten en el/la rebelde y será algo que arrastren en la vida, acaban separándose del sistema familiar y entendiendo el porqué de todo lo que ocurría y los “papeles” que cada una de las personas desempeñaba en la familia. Es siendo libre y estando lejos de ese ambiente tóxico cuando el chivo expiatorio descubre su historia, encuentra su camino en la vida y desarrolla todas sus potencialidades.

Un chivo expiatorio que entiende su historia familiar y hace terapia para superar los efectos del Síndrome de Estrés Post-traumático Complejo bajo los que ha vivido toda su vida sin saberlo, pasa de ser un codependiente a ser una persona independiente, empática, intuitiva, generosa, fuerte y determinada.

Pasar de Chivo Expiatorio a persona que desarrolla plenamente todo su potencial es un camino enriquecedor y posible pero largo y duro. Es aconsejable que busques ayuda de un(a) terapeuta Gestalt o de un grupo terapéutico.

Fuente: narcissisticfamilies.com

Anuncios

2 comentarios sobre “El Chivo Expiatorio en la Familia Narcisista

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s