7 Pasos para Sanarte de un(a) Padre y/o Madre Narcisista

La sanación de las secuelas de haber crecido en un hogar con un padre y/o madre narcisista tiene un efecto positivo en la vida del adulto. Los terapeutas llaman a este adulto el/la niñ@ adulto mientras está en recuperación. Hasta que no curan sus heridas, emocionalmente la mayoría del tiempo son l@s niñ@s herid@s de su infancia.

La percepción distorsionada de la realidad que un padre y/o madre narcisista impone a un(a) niñ@ suele tener en la mayoría de los casos consecuencias muy perjudiciales. Algunas de ellas pueden ser  la falta de autoestima, el pensamiento obsesivo, la minimización del abuso, la ansiedad severa, un miedo permanente a casi todo (consciente o no), la depresión y el síndrome de estrés post-traumático complejo. Al abordar el impacto que el narcisismo ha hecho en tu vida y empezar a tratarlo, puede mejorar enormemente tu calidad de vida.

Siete Pasos para la sanación de un Padre y/o Madre Narcisista

Reconoce el Comportamiento Narcisista

El primer paso en el proceso de sanación es admitir y reconocer que ha habido algo anormal (disfuncional) en el comportamiento del padre/de la madre (generalmente de uno de ellos con la colaboración del otro)/ de los padres. Una persona no puede recuperarse de algo que se niega a reconocer.

La mayoría de los padres narcisistas eligen a un(a) niñ@ favorit@, el “niño de oro”, al/a la que se trata como si caminara sobre las aguas. Lo@ otr@s niñ@s son frecuentemente los “chivos expiatorios”, tratad@s como inferiores, comparándoles, ignorándoles, culpándoles constantemente de todo. Los padres narcisistas ven al/a la/a los niñ@(s) como extensiones de sí mismos, no como seres humanos independientes con su propia personalidad, emociones, gustos,… El padre y/o madre narcisista asignará los papeles en función de cuál de ell@s perciba como más parecido a él/ella o sea más proclive a llevarle la corriente, a decirle a todo que sí.

Entiende el Narcisismo

Una vez que se identifica el narcisismo, es importante informarse sobre el trastorno y cómo afecta a todo el sistema familiar. El narcisismo es en parte biológico y en parte se genera por el entorno. Por ello, es probable que haya otr@s narcisistas o trastornos de la personalidad en tu familia. Familiarízate con los signos y síntomas del narcisismo y reconocerás a l@s otr@s narcisistas que hay en tu familia, tanto en la línea ascendente (abuel@s), como en la misma (herman@s), como en la línea descendente (hij@s).

Identifica el Comportamiento Abusivo

Al principio se te hará raro y confuso porque la palabra “abuso” está asociada comúnmente al abuso sexual o físico, pero no al emocional y/o psicólogico, siendo éste muy grave si un(a) niñ@ está expuesto a él durante años respecto a un padre y/o madre sobre el/los que tiene una absoluta dependencia.

Sin embargo, cuanta más información adquieras, más te darás cuenta de que has sido objeto de los siguientes (seguramente varios pero no todos) tipos de abuso:

  • Físico: restricción, agresión (bofetadas, puñetazos, empujones, coscorrones, pellizcos, arañazos,..)
  • Psicológico: gaslighting, tratamiento de silencio.
  • Verbal: gritar a un(a) niñ@ frecuentemente, obligarle a callarse, interrogarle, acosarle con preguntas retóricas.
  • Emocional: decirle regularmente que “eres sensible” “eres difícil”, “no aguantas una broma”, “estás loc@”. Obligar al/a la niñ@ a que sea el/ella el que ejerza de padre/madre.
  • Financiero: negligencia con su presupuesto, regalarle demasiadas cosas.
  • Sexual: actitudes inapropiadas, tocamientos, violación.

Libera la Rabia y la Tristeza

La rabia y la tristeza son respuestas emocionales naturales tras haber entendido tu historia familiar y haber identificado el abuso que has sufrido. Cualquier imagen idealizada que hayas podido tener de tu padre y/o madre narcisista se caerá abajo y esto es algo duro de aceptar.

No sólo es normal sacar la rabia y la tristeza para liberar el trauma sino que es absolutamente necesario. Hasta que no hayas llorado y no te hayas enfadado por todo lo que has perdido en la infancia a causa del abuso, hasta que no cures a tu niñ@ interior, no podrás avanzar como adulto. Llorar y enfadarse significa pasar el duelo y dejar ir. Esto es fundamental para avanzar.

Adquiere Perspectiva

Éste es un buen momento para dar un paso atrás por un tiempo para obtener una perspectiva más amplia de ti mism@ y de tu vida. Comienza por reflexionar sobre cómo la imagen distorsionada del/de la padre y/o madre narcisista del mundo, de las personas y sobre todo DE TI ha moldeado tus creencias actuales.

Después cava más hondo. Busca los pensamientos que tienes que en realidad no son tuyos sino adquiridos del/de la narcisista (seguramente autodestructivos), las cosas que te prohíbes o de las que te culpas, la imagen que tienes de ti mism@, lo que no te permites, lo mucho que te juzgas, lo crític@ que eres contigo mism@. Todo eso no es tuyo, es del/de la narcisista y es hora de que se lo devuelvas. Poco a poco, un(a) nuev@ tú empezará a surgir.

El Perdón

Acepta que no puedes cambiar tu pasado, pero sí reinterpretarlo. Eres tú el/la que decide si perdonas o no a tu padre y/o madre narcisista por el abuso y el daño causados. Conviene recordar que el perdón no es una acción mental sino emocional. Que generalmente no es un sentimiento de todo-o-nada sino que seguramente pasarás por diferentes etapas y éste probablemente nunca sea completo ni definitivo. Y que para perdonar a otr@s el/la primero al/a la que tienes que perdonar es a ti mism@. Sólo eras un(a) niñ@ que hizo lo que pudo para sobrevivir.

Sigue adelante con tu Nueva Vida

Donde hubo esas heridas no es que no vaya a haber nada, quedarán cicatrices, pero ya no serán heridas abiertas. Tu vida puede cambiar de una forma bastante radical, puedes verte a ti mism@ haciendo cosas y desde facetas que jamás habrías soñado. La vida empieza Aquí y Ahora.

Es importante tener en cuenta que estas son sólo unas líneas generales por las que pasa un adulto en recuperación que ha sido víctima de abuso narcisista en su infancia. Para acompañarte y ayudarte en este proceso, te recomiendo que busques la ayuda profesional de un(a) terapeuta Gestalt o un(a) terapeuta especializado en el tratamiento de víctimas de familias disfuncionales o un grupo CoDA (Codependientes Anónimos).

Este artículo está basado en el original de psychcentral.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s