Etapas de la Codependencia

La codependencia es un patrón de comportamiento aprendido en el que la persona codependiente renuncia a sus necesidades, fundiéndose con su pareja (generalmente narcisista). Esta fusión le lleva perder o difuminar su identidad, a no poner límites y tener dependencia emocional de su pareja.

A efectos didácticos, se pueden distinguir tres etapas en la codependencia. Si crees que puedes ser codependiente, estas fases pueden ayudarte a identificar tus propios rasgos codependientes.

Etapa temprana de la codependencia

La primera etapa es la más difícil de detectar. Todavía puede parecer una relación romántica típica con mayor atención y deseo de complacer a tu pareja. Sin embargo, ciertos comportamientos que son banderas rojas, pueden tener lugar en esta fase de la relación, como:

  • Pensar obsesivamente en tu pareja al punto que desatiendes tareas cotidianas como estar concentrado en tu trabajo, no devolver llamadas o whatsapps a familiares o amigos, hablar casi exclusivamente de tu pareja cuando estás con otras personas.
  • Racionalización de comportamientos problemáticos de tu pareja. Esto incluiría que frente a comportamientos agresivos, denigrantes o posesivos de tu pareja, justificarlos con frases como: “En el fondo es bueno”, “Cuando se enfada, no sabe lo que dice”. “Creo que me merecía lo que me ha hecho/dicho.” “No quería hacerme daño diciendo eso.” “No se sabe controlar.” “Tiene mal genio, luego se le pasa.”
  • Tener límites poco saludables, lo que incluye dificultades para decir que no a cualquier propuesta que te hace tu pareja, permitir comportamientos de control como que mire tu móvil, informar a tu pareja en todo momento de dónde estás y que estás haciendo y percibir esto como algo normal o saludable.

Etapa intermedia de la codependencia

Los signos de codependencia se vuelven más evidentes durante la etapa intermedia. La autoestima suele caer, y la compulsión por satisfacer a la pareja se vuelve más evidente. Por dentro, también puedes empezar a sentir rabia y resentimiento hacia tu pareja, ya que no te sientes valorada y parece que lo que haces nunca es suficiente.

La pareja narcisista habilitará este comportamiento de querer complacer de diferentes maneras:

  • Manipulando para conseguir lo quiere. La manipulación se puede dar desde el rol del salvador o de la víctima.
  • Intentando que sientas culpa o vergüenza si no haces lo que la pareja narcisista quiere.
  • A través de técnicas como el refuerzo intermitente, donde hay un sistema de recompensas y castigos.

Etapa tardía de la codependencia

Una vez que la relación se vuelve de largo plazo, es probable que el estrés de la relación haya comenzado a afectar a tu cuerpo. Puedes comenzar a experimentar síntomas relacionados con el estrés, como:

El comportamiento obsesivo que comenzó en la etapa temprana de la relación codependiente generalmente crece en intensidad en la última etapa, lo que puede causar:

  • Pérdida completa de autoestima
  • Enfado muy frecuente y una dificultad para gestionarlo
  • Sentimientos de depresión o desesperación
  • Frecuente disociación, un mecanismo de defensa para no estar presente en el aquí y ahora

Cómo romper el ciclo de la codependencia

La codependencia puede resultar difícil de detectar porque normalmente se trata de un patrón de comportamiento aprendido en la infancia para sobrevivir a padres o cuidadores que no han estado emocionalmente disponibles.

Sin embargo, una vez reconocido, es importante tener en cuenta que se puede revertir y alcanzar la salud psicológica y emocional.

Una relación codependiente al final no es más que una relación donde hay un desequilibrio de poder donde la pareja codependiente ha ido cediendo el suyo de forma inconsciente y progresiva. La necesidad de ayudar y complacer a la pareja narcisista se vuelve compulsiva para tapar carencias emocionales propias de autoestima y poder personal.

Trabajar con una terapeuta individual puede ser un excelente lugar para comenzar a identificar patrones codependientes y la raíz de tu codependencia.

La terapia te puede ayudar para acompañarte en la reconstrucción o construcción de:

  • Una autoestima sana donde la prioridad esté en un equilibrio entre satisfacer las necesidades propias y cubrir las de tu pareja.
  • Reconocer tu identidad personal en aspectos como qué te gusta, qué te motiva, cuáles son tus prioridades y tu valores, cómo quieres vivir tu vida. En definitiva, quién eres.
  • Abandonar la dependencia emocional donde no vas en busca de tu pareja para conseguir validación o aceptación sino que te das esto a ti misma y con tu pareja hay una relación de interdependencia, con un intercambio de apoyo y afecto mutuos.
  • Aprender a poner límites, a decir que no a tu pareja sin sentir culpa o que no te mereces un espacio para ti y tus prioridades.
  • Dejar de sobrevivir emocionalmente en una relación de pareja para poder sentirte segura en la relación, con el derecho a ser tu misma y a crecer dentro de ella, no a pesar de ella.
  • Construir y mantener una red de apoyo con familiares y amigos, vínculos en los que te puedas apoyar además del vínculo con tu pareja.
  • Aprender a comunicarte de una forma asertiva, manifestando tus necesidades y teniendo las conversaciones difíciles que a veces son necesarias en las relaciones.

La codependencia no es una sentencia de por vida. Romper un patrón de codependencia es posible. Encontrar apoyo suele ser el primer paso para salir del patrón. ¿Por qué? Porque un patrón consiste en repetir un comportamiento determinado una y otra vez pretendiendo que el resultado sea diferente.

Para ello, primero tienes que darte cuenta de que tienes un patrón de comportamiento codependiente y después que la terapeuta que te acompañe te ayude a encontrar respuestas distintas, más saludables para ti.

Últimas palabras sobre la codependencia

En una relación de pareja, es común tener un cierto nivel de dependencia el uno del otro. Sin embargo, la codependencia no es equilibrada y, a menudo, no es satisfactoria para uno o ambos miembros de la pareja.

Para superar la codependencia no es necesario en todos los casos dejar tu relación actual de pareja sino comenzar a cambiar los comportamientos codependientes y ver cómo tu pareja narcisista responde a esto.

Para superar la codependencia es muy importante informarte sobre ella: cuáles son los patrones de comportamiento y cuándo y cómo se creó.

Como hemos comentado más arriba, en la mayoría de los casos, la codependencia se genera en la infancia como un patrón adaptativo a un comportamiento hostil y/o de abandono de los padres o cuidadores. Y como es algo aprendido, se puede desaprender.

Es posible superar los comportamientos codependientes y desarrollar tu autoestima e independencia. Si buscas acompañamiento de una terapeuta, puedes consultar aquí.

Imagen de Ryan ‘O’ Niel en Unsplash

0 comentarios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: