9 Diferencias entre una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y una Persona Egocéntrica

Recuperarse de una relación narcisista no es algo fácil. Requiere de mucho esfuerzo y trabajo personal pero la sanación es posible. Los cambios profundos y vitales como el que buscas no se dan de forma rápida sino que requieren de tiempo y paciencia con una misma.

Durante ese tiempo, hay personas que se irán cruzando en tu camino. Quiénes son esas personas y qué tipo de vínculo quieren contigo es un termómetro de cómo te encuentras tú internamente. Sobre todo en los primeros tiempos de tu recuperación de una relación narcisista, todavía te encontrarás con personas con Trastorno Narcisista de la Personalidad. O quizás te relaciones con personas que son también narcisistas, pero no con Trastorno Narcisista de la Personalidad sino simplemente personas egocéntricas, muy centradas en sí mismas.

Este artículo muestra las diferencias entre una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y una persona Egocéntrica. Las diferencias a veces pueden parecer sutiles pero están ahí.

A lo largo del artículo, la palabra “narcisista” se refiere a una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y “egocéntrico” a una persona con tendencias narcisistas pero que no tiene el Trastorno.

9 Diferencias entre una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y una persona Egocéntrica

  1. El estado de ánimo de un Narcisista está muy ligado a su entorno

    Como los narcisistas no reconocen ni saben gestionar sus emociones, en especial la rabia, suelen utilizar a una persona cercana (pareja, amigo, socio) para “vomitársela” y así sacársela de encima.

    Además, como los narcisistas son niños adultos, necesitan la misma atención que un niño, por lo que se encargan de buscar a personas que les proporcionen esa atención. Dependen en extremo de estas personas, de las que normalmente también abusan y/o maltratan. Si, por cualquier razón el vínculo termina (algo que intentarán por todos los medios que no ocurra a menos que hayan encontrado a otra persona que les interese más) buscarán rápidamente a otra persona que le sustituya en ese papel.

    Una persona que es meramente egocéntrica no tiene esta dependencia extrema de otros, le gusta la atención pero no la busca de forma desesperada. Lo que sí suele ocurrir que es que se sienta superior a los demás con los que se relaciona, pero no lo manifiesta de una forma tan obvia.

  2. Las Narcisistas carecen de empatía

    Las personas con Trastorno Narcisista de la Personalidad no sienten empatía por los demás. Las personas que tienen una relación cercana con ellas pueden hacerse mucho daño por esta razón. Es por esto por lo que una relación con una persona con este trastorno es extremadamente tóxica y perjudicial. Si tienes dudas acerca de si puedes estar en una relación con una narcisista, busca banderas rojas en su comportamiento.

    Alguien que es egocéntrico siempre va a priorizar sus propios intereses pero tiene una cierta empatía por los sentimientos de otras personas.

  3. Los Narcisistas se creen mejores que los demás

    Los narcisistas creen que son más inteligentes, más importantes o mejores que los demás.

    Alguien que es egocéntrico puede anhelar atención y encontrar maneras de atraer la atención de los demás hacia sí mismo, pero también es capaz de escuchar a los demás. Una persona egocéntrica puede querer ser notada, pero un narcisista quiere ser notado y dejar claro las formas en las que es superior a los demás.

  4. Las Narcisistas creen tener más derechos

    Las narcisistas suelen creer que merecen un trato especial al que las demás personas no tienen derecho. Una persona narcisista cree que a ella no se le aplican las reglas y suelen culpar a otros por sus acciones y comportamientos, sin asumir ninguna responsabilidad.

    Una persona egocéntrica puede comportarse de forma que deje claro que quiere un buen trato y hará lo mismo con las otras personas, al menos de forma visible. De forma encubierta pueden tener comportamientos egoístas que sabe que harían daño a otros si salieran a la luz pero intentan que no sea así, que su comportamiento pase desapercibido, por debajo del radar. Las personas egocéntricas pueden no responsabilizarse de todas sus acciones pero no suelen echar la culpa a los demás de sus comportamientos.

  5. Las Narcisistas son menos conscientes de sí mismas

    La gente que es egocéntrica puede tener conciencia de sí misma y tener más facilidad para ser conscientes de cómo impactan a otros. Si se les da el feedback adecuado o la oportunidad de reflexionar, son capaces de reconocer las formas en que el ser egocéntrico podría ser problemático y trabajar activamente para hacer cambios.

    Las narcisistas no son capaces de hacer esta introspección e integrar cambios. O si lo hacen, es siempre sin reconocerlo frente a los demás y porque el cambio les beneficia a ellas, no porque entiendan que hacen daño a otras personas.

  6. Las relaciones de los Narcisistas son puramente por interés personal

    Un narcisista busca en las demás personas que le proporcionen lo que se denomina “suministro narcisista”, que, dependiendo de la persona, puede tratarse de amor, sexo, admiración, estatus, dinero, cobijo,.. Son relaciones puramente utilitarias, donde la narcisista da muy poco, sobre todo al principio para crear el vínculo y lo hace fundamentalmente como una inversión para después sólo recibir. Para el narcisista lo importante es lo que le dan, no quién se lo da. Por eso tienen mucha facilidad para cambiar de persona a persona en las relaciones.

    Una persona egocéntrica también se centrará más en recibir que en dar pero sí que dará en la relación y le importará también la persona con la que tiene el vínculo, no sólo lo que le da.

  7. Las Narcisistas no se sienten culpables cuando hacen daño a otros

    Una persona narcisista no tiene empatía, es decir, son mentalmente conscientes del daño que hacen pero son emocionalmente incapaces de ponerse en el lugar de la persona a la que hacen daño. Como creen que siempre tienen la razón, justifican un comportamiento dañino y tóxico a los demás con excusas y mecanismos de defensa como la proyección. No suelen pedir perdón por su comportamiento y, si lo hacen, no es de una forma sincera sino buscando mantener el vínculo aunque no lo sientan de verdad. Las que son sádicas, directamente disfrutan/sienten alivio haciendo daño a los demás. Les da una vía de escape para no tener que lidiar con su mundo interior.

    Una persona egocéntrica tiende a mirar más su propio interés y puede llegar a hacer daño a otras personas con su actitud egoísta. Sin embargo, puede pedir perdón de una forma sincera y si hace algo que sabe que puede hacer daño, intentará que la persona no se entere.

  8. Los Narcisistas son más propensos a fingir interés en ti

    Tanto para los narcisistas como las personas absortas en sí mismas su tema favorito de conversación son ellos mismos, pero es más probable que una persona egocéntrica muestre interés en lo que estás diciendo. La diferencia es que la persona absorta en sí misma puede estar interesada en lo que dices, pero tendrá dificultades para mantener ese interés.

    El que el narcisista finja interés o cambie de tema depende de lo que espera ganando al escucharte. Generalmente mantienen la atención en lo que otra persona dice para recabar información con la que posteriormente poder manipular y utilizarla en contra de la persona para así tener el control sobre la relación, no porque tengan un interés genuino por la persona.

  9. Las Narcisistas tienden a reaccionar de manera exagerada

    Las narcisistas son personas resentidas y vengativas. Cualquier mínimo gesto o acción por tu parte puede ser considerada como una ofensa, un ataque o un desafío a su autoridad y en tal caso, te atacarán o te castigarán. Puede que hagan esto a a veces de forma encubierta y otras de manera obvia y agresiva. Harán todo lo que sea necesario para devolver el daño que han percibido, por muy desproporcionada que sea su reacción.

    Las personas egocéntricas pueden molestarse con algo que haces o dices y dejártelo claro, pero sus reacciones no son tan extremas.

A veces la línea divisoria entre una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y otra egocéntrica puede ser muy fina. Depende en gran medida de en qué punto del espectro se encuentre la persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y si la persona egocéntrica es consciente o no de sus comportamientos neuróticos.

Es importante que escuches a tu cuerpo. Si estás en presencia de una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad tendrás la extraña sensación de que “algo va mal” en algunos momentos, veas muchas incoherencias en su comportamiento o, directamente, te entre ansiedad.

Si estás frente a una persona egocéntrica, percibirás una tendencia a que todo gire en torno a ella y te percatarás de comportamientos egoístas, que no tienen en cuenta cómo te hacen sentir. En cualquier caso, no tendrás esa sensación de nudo en el estómago cuando estés frente a una persona egocéntrica.

Si quieres saber cómo recuperarte de una relación narcisista, es probable que necesites tiempo para estar contigo mismo, hacer introspección y terapia y mucha sanación de tu niño interior. Si te encuentras ya con ánimo para tener una nueva relación, este artículo puede ayudarte a distinguir entre una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y otra simplemente egocéntrica.

Fuente: https://www.bustle.com

Anuncios

2 comentarios sobre “9 Diferencias entre una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad y una Persona Egocéntrica

  • hola, creo que estoy ante una persona egocéntrica pero necesito me ayudes a confirmarlo:
    – sí me anima a alcanzar mis metas.
    – Sí reflexiona sobre las críticas hacia su persona, aunque no le gusta que le hagan claro está pero algun comportamiento ha cambiado. Cuando le dije que invalida mis sentimientos (aunque eso sí he tardado 16 años) está intentando esuchcar aunque no le gusta cuando digo no, y puede estar dos días un poco enojado (sin hacer el tratamiento del silencio) luego acepta.
    – no es una persona que se cuide, la verdad todo lo contrario.

    Sin embargo, yo si me siento mal, como una persona invalidada, vacia, en depresion y ansiedad porque he visto que siempre han sido sus prioridades en la relación pero porque yo nunca he hablado, siempre he aceptado por el bien de la pareja. Entonces me lleva a pensar si en este caso, por mis traumas he llegado yo a esta situación.
    Gracias

    Me gusta

    • Hola Rachel. La verdad es que prefiero no poner etiquetas si no conozco bien la historia de la persona. Ten en cuenta que el espectro que va desde una persona simplemente egoísta que se prioriza a sí misma a un narcisista patológico, es muy amplio. Al final de lo que se trata es de si tú te sientes bien en la relación con la otra persona. Por lo que cuentas, no parece que sea tu caso. Sí, eres tú misma la que ha llegado a esa situación, seguramente por tu historia y tu familia de origen. Un buen paso para empezar a sanar es hacernos conscientes de quiénes somos y responsabilizarnos de nuestras propias acciones. Espero que te sirva. Saludos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s