La Cosificación y la Despersonalización

Qué Son la Cosificación y la Despersonalización

La cosificación y la despersonalización hacen que sean posibles el abuso, la manipulación y la explotación en las relaciones entre personas. Si quieres saber cómo curarte de una relación con un narcisista, ¿cómo puedes evitar una relación así en el futuro?

La cosificación consiste en ver a otra persona como un objeto. A veces, sólo se cosifica a una persona o a un grupo en base a alguna diferencia (creencia, religión, cultura, sexo, nacionalidad, discapacidad, estilo de vida,..). Esta cosificación limitada es causada por la función “nosotros y ellos” del cerebro reptiliano, que compartimos con los reptiles (de ahí su nombre), que se encarga de las cuestiones básicas para la supervivencia y que percibe “amenazas” del entorno que considera que deben ser controladas o eliminadas para la supervivencia. El cerebro reptiliano avisa de una amenaza, que llega al sistema límbico, donde se encuentran las emociones. La amenaza da lugar a la emoción del miedo, que finalmente llega al neocórtex, la parte más “nueva” del cerebro humano, que se encarga de generar ideas y pensamientos. Esas ideas y pensamientos son los que justifican la cosificación para hacer frente a lo que se ha percibido como una amenaza para la supervivencia.

Otros aspectos de la cosificación consisten en que una persona trata a otra como una herramienta para sus propios propósitos; la trata como si fuera una propiedad o como un esclavo; como si no hubiera la necesidad de preocuparse por sus experiencias o sentimientos; como carente de autonomía o de libre determinación (esto es cierto en el caso de un niño que sea tratado así por sus padres o por su padre o madre con el consentimiento del otro); tratarlo “como algo que es permisible destruir, romper o penetrar”

La despersonalización es el proceso psicológico de privar a una persona de su humanidad e individualidad y demonizarla, haciéndola menos humana y con ello menos merecedora de un trato humano y de consideración moral.

La cosificación y la despersonalización dan lugar a la opresión, que es el ejercicio de la autoridad o el poder de una forma injusta y/o cruel.

Cuando alguien carece de empatía en general, no la tiene tampoco para las personas más cercana a ella y cosificará a todas las personas que tenga alrededor y que no sean ella misma.

Los narcisistas, psicópatas y sociópatas ven a las otras personas como meros objetos, que sólo existen para su uso. No hay un reconocimiento de los demás como individuos en tres dimensiones y por lo tanto no se tienen en cuenta nuestros derechos, necesidades, límites o su propia vida. Son simplemente un objeto sin ningún significado, salvo para satisfacer sus necesidades.

A las personas se las deshumaniza en las relaciones a través del control, la dominación, la humillación, la burla, la invalidación, la falta de respeto de los límites y todas las demás formas de abuso psicológico, emocional, sexual y/o físico. Para ser cosificada y deshumanizada, debes ser tratada sin la dignidad de los derechos innatos a un ser humano, de ser valorada, respetada y recibir un tratamiento ético.

Ser tratadas como si no tuviésemos valor humano, disminuye nuestro propio sentido de la autoestima. Para una niña es algo crítico porque sus padres son espejos donde forma su identidad. Esa falta de valor humano la llevará consigo de forma inconsciente en sus relaciones con los demás hasta que no lo trate en terapia. Las víctimas de este trato tienden a preguntarse qué es lo que han hecho para merecer ese trato o qué es lo que está mal dentro de ellas para que alguien las trate de esa manera. En otras palabras, se culpan por las acciones del abusador.

La cosificación y la deshumanización no dicen nada de ti o de tu valor como persona, es simplemente el acto de una persona con un desorden mental que carece de empatía.

Si estás leyendo esto, es más que probable que sepas lo que se siente al ser deshumanizado por tu pareja, tu padre/madre, tu jefe/jefa o un amigo o amiga. Si quieres saber cómo curarte de una relación con un narcisista, seguro que una de las preguntas que te estás haciendo es: ¿Cómo puedo evitar que vuelva a sucederme esto en el futuro?

¿Cómo puedo evitar que vuelva a sucederme esto en el futuro? Teniendo en cuenta la Empatía.

La capacidad de una persona para la empatía es el factor más importante en su capacidad de ver a los demás como seres humanos, no como objetos y en la capacidad de formar conexiones emocionales con los demás. La empatía es lo que conecta a las personas emocionalmente. Sin empatía no puede haber una conexión real, ni por tanto una relación real y esto es lo que hace posible el abuso. Esto significa que en tus futuras relaciones el rasgo más importante que hay que buscar en una futura pareja es la empatía.

Las personas que carecen de empatía pueden esconderlo bastante bien al principio de una relación, pero no sin estar alerta para evitar mostrarse. Si tienes dudas de si esa persona tiene empatía o no (pueden ser muy buenas fingiendo para “atrapar” a alguien para cosificarlo) puedes buscar banderas rojas al comienzo de la relación. Si tienes dudas, tómate un tiempo en observar a esa persona y las posibles banderas rojas. No tengas prisa. Si esa persona te apresura a tener intimidad con ella y te presiona, esto ya es de por sí una bandera roja.

Cualquier persona que carece de empatía es capaz de cosificar y deshumanizar a otras personas. Esto incluye no sólo a los narcisistas, psicópatas y sociópatas sino también a las personas autistas, con síndrome de Asperger, con Trastorno Límite de la Personalidad y también las personas afectadas con trastornos psicóticos. No tienes que buscar el diagnóstico de cada persona, basta con que busques la falta de empatía.

La reciprocidad emocional, el amor y la pertenencia son necesidades humanas básicas. Buscamos relaciones con el propósito del cumplimiento mutuo de estas necesidades. Si no se cumplen, tu salud mental y física se verá afectada (como seguramente ya sabes). Si tienes o has tenido una relación con una persona que tiene escasa o ninguna empatía, que te ha cosificado y/o deshumanizado es más que probable que hayas experimentado:

  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Miedo
  • Ansiedad
  • Vergüenza toxica
  • Rabia no resuelta
  • Enfermedades físicas: son síntomas, manifestaciones en el cuerpo de lo que te ocurre a nivel emocional de lo que no eres consciente.
  • Estrés post-traumático
  • Pérdida de la identidad
  • Autolesiones
  • Ideaciones suicidas

Si quieres saber cómo curarte de una relación con un narcisista, en el siguiente post te contaré más acerca de la empatía y los signos que muestran las personas que carecen de ella.

Fuente: http://psychopathsandlove.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s