Porqué los Narcisistas son mentirosos patológicos

Porqué los Narcisistas son mentirosos patológicos

¿Por qué los Narcisistas son mentirosos patológicos?

Tarde o temprano todas las personas mentimos. Forma parte del comportamiento humano. Sin embargo, un narcisista es un mentiroso patológico. Digamos que lleva el tema de las mentiras al siguiente nivel.

Cuando nos enfrentamos a la situación de decir la verdad o de decir una mentira, la mayoría de nosotros revisamos nuestro interior para ver si nuestra respuesta se siente correcta. Esta prueba de instinto es un cálculo que ocurre automáticamente, en su mayoría en el nivel inconsciente.

Esto es cierto incluso para los mentirosos.

Por lo tanto, todos actuamos de acuerdo con nuestro sentido de … quiénes sabemos que somos.

Una niña de tres años, con la boca rodeada de chocolate, que declara impunemente que ella NO fue la que se comió la barra de chocolate a medio comer, recibe un pase porque una niña no tiene un sentido de sí misma completamente formado.

Esto es algo similar a lo que les ocurre a los narcisistas.

El narcisismo es un trastorno del yo. Lo vivido por esta persona, le ha hecho crearse un ego muy grande, con el que se identifica, teniendo muy poco contacto con sus emociones y con su esencia. Hay tanta identificación con ese yo distorsionado, que una narcisista hará cualquier cosa para mantenerlo, lo que incluye mentir todo lo que sea necesario. La narcisista lo vive inconscientemente como una cuestión de supervivencia (psicológica), ya que sin ese yo, cree que se moriría. No hay un compás moral sobre el daño que puede hacer a otros debido a ese sentido de sí misma no completado. Como el de una niña.

No hay un compás moral sobre el daño que puede hacer a otros debido a ese sentido de sí misma no completado. Como el de una niña.

Para qué necesitan mentir tanto los Narcisistas Mentirosos Patológicos

Como ya hemos visto, para un narcisista, la mentira es una necesidad para preservar lo que consideran un yo.

Ese yo, sin embargo, es un conjunto de defensas, no valores interiorizados. Ese conjunto de defensas los mantienen inconscientes de un dolor emocional con el que no pueden lidiar. Dejar de mentir a los demás y a sí mismos supondría afrontar verdades que duelen, como “No soy tan especial como me creo que soy”, “Mis padres no me han querido”, “Maltrato a los demás porque repito un patrón”.

Como el narcisista está operando desde un lugar de defensa todo el tiempo, la mentira es una estrategia para proyectar una imagen concreta (muy calculada) frente a los demás en lugar de un conjunto de valores internos. La personalidad narcisista es más un escaparate diseñado para ocultar lo que hay dentro de sí mismos. Hay una incapacidad para bajar la guardia y dejar entrar a alguien porque ni ellos mismos pueden entrar adentro y afrontar sus verdades y el dolor fruto de éstas.

Es por esto por lo que no hay una capacidad y disponibilidad para la intimidad y la vulnerabilidad. Es por esto que en muchas ocasiones los vínculos (de pareja, amistad, laboral,…) al principio son fantásticos, porque las mentiras y la imagen proyectada funcionan a la perfección, pero con el paso del tiempo las personas que los tienen cerca empiezan a notar la falta de coherencia, las lagunas en sus historias, la incapacidad para gestionar y expresar emociones, la falta de empatía… y las mentiras patológicas.

La deshonestidad persistente es una clara señal de que algo le ocurre a la persona que miente tanto. Dado que la confianza es un componente fundamental de las relaciones, las violaciones repetidas de ella indican que hay problemas graves en la persona.

La mentira patológica es una característica que a menudo coexiste con otras afecciones de salud mental, como en el caso del que estamos tratando, el Trastorno Narcisista de la Personalidad.

¿Qué es la Mentira Patológica?

La mentira patológica se define ampliamente como decir mentiras elaboradas y compulsivas. Algunas características comunes de la mentira patológica incluyen:

  • Mentir sin ningún beneficio o razón: ¿notas que la narcisista miente aparentemente sÓlo por el simple hecho de mentir? Este es un rasgo común de la mentira patológica y una clara señal de que la mentira se ha vuelto compulsiva y habitual.
  • Decir mentiras complicadas, dramáticas y detalladas, aunque las historias puedan parecer inverosímiles. La forma convincente en que se cuentan en las mentiras patológicas, puede hacer que parezcan creíbles.
  • Creer (o parecer creer) sus propias mentiras: algunos expertos creen que debido a que las personas que mienten patológicamente lo hacen con gran facilidad y frecuencia, es posible que no siempre recuerden lo que es real y lo que han inventado.

Las mentiras pueden hacer que la persona que las dice parezca una heroína o una víctima. Las narcisistas mentirosas patológicas a veces mienten para ganar simpatía o admiración. Si la persona cuenta historias que la hacen quedar súper bien (heroína) o con las que constantemente se gana tu compasión (víctima), es muy probable que sean inventadas.

¿Qué hace que una Mentira Patológica sea diferente de otra?

Hay una diferencia significativa entre mentiras patológicas y mentiras “normales”.

Las mentiras “normales” suelen ser poco frecuentes, tener una buena razón detrás de ellas y no afectar a la identidad de la persona que la cuenta, no afecta a quién es, como sus gustos, en qué trabaja, sus creencias,… También suelen ser simples, esto es, la mentira no lleva a tener que contar otras para mantener la primera mentira, sino que se queda ahí.

Las mentiras patológicas son continuas, compulsivas, complejas y pueden ocurrir sin razón aparente. Esto puede incluir crear una historia personal completamente falsa, inventar una relación ficticia con una celebridad o afirmar que la persona padece una enfermedad grave. Cuando se le pregunte más, el narcisista puede dar respuestas rápidas y detalladas que sólo respondan vagamente a la pregunta. A pesar del escepticismo o la frustración de los demás por la falta de veracidad, los mentirosos patológicos a menudo muestran poca preocupación o culpa por ser descubiertos.

Cómo descubrir a los Narcisistas Mentirosos Patológicos

  • Observa si las historias que cuenta la persona te hacen verla de una manera concreta, como un héroe o una víctima.
  • En las vidas de estas personas suele haber huecos grandes, inconsistencias, patrones tipo todas sus ex eran abusivas,… busca este tipo de incoherencias en su historia. Si hay muchas, esto es una bandera roja.
  • Observa qué sensaciones sientes en tu cuerpo cuando esta persona está hablando contigo: ¿sientes un ardor en el estómago, estás apretando las nalgas, tu respiración se acorta¿ Tu cuerpo te indicará si se siente seguro en presencia de esta persona. Si no es así, es probable que se trate de un mentiroso patológico.
  • Hazle preguntas directas sobre sí mismo, del tipo de las que sólo permiten responder “sí” o “no”. Si las evade o es ambiguo, es probable que te esté mintiendo mucho.

Tener una relación con una narcisista mentirosa patológica es algo que puede ser muy dañino para tu salud mental, genera mucha confusión y no te permite tener una relación real con el mentiroso patológico. Si crees que puedes estar en un vínculo con un narcisista mentiroso patológico, busca ayuda.

Imagen de Jametlene Reskp en Unsplash.

Deja un comentario