¿Qué es el Incesto Emocional?

¿Qué es el Incesto Emocional?

El incesto emocional, también conocido como incesto encubierto es una dinámica que ocurre dentro de una familia disfuncional en la que el padre/la madre busca apoyo emocional en sus hijx(s) como si fuern adultos. Aunque los efectos del incesto emocional pueden ser similares a lo que resultan del incesto físico, el término no incluye abuso sexual.

Los niños/las niñas cuyos padres/madres ponen en esta posición es probable que se sientan especiales o privilegiados/privilegiadas porque el padre/la madre está compartiendo información adulta con ellos/ellas o está buscando poyo, creando una sensación de cercanía. Sin embargo, esto resulta en que las necesidades de los niños/las niñas son ignoradas en favor de las de los padres, creando una dinámica tóxica en la que básicamente los niños/las niñas se convierten en los padres. Los niños/las niñas son abandonados/abandonadas emocionalmente, por eso acaban presentando obstáculos en su desarrollo y se convierten en niños adultos/niñas adultas emocionalmente hablando.

En la mayoría de las ocasiones, el incesto emocional ocurre cuando un matrimonio o relación es frágil, el padre/la madre se siente solo/sola o hay una dinámica familiar tóxica, como el de infidelidades, cuestiones de salud mental o adicciones a sustancias. Uno o ambos padres pueden acudir a sus hijos/hijas para satisfacer sus necesidades emocionales en lugar de buscar apoyo en otros adultos.

El incesto emocional es una forma de lavado de cerebro. El niño/la niña que es victimizado/victimizada por un(a) abusador(a) incestuoso/incestuosa está siendo programada/programado para creer que la relación que está teniendo es sana, normal y de amor. No tiene ningún punto de referencia para compararla. Ni siquiera considera que pueda ser un problema. El niño/la niña no se da cuenta de que se han eliminado sus límites relacionales con su padre/madre, con lo que a él/ella se le coloca en la posición para satisfacer las necesidades emocionales del progenitor, así como sus deseos y/o fantasías.

Es importante tener en cuenta que los padres que llevan a cabo una dinámica de incesto emocional no se dan cuenta del impacto que tiene su comportamiento y no pretenden hacer daño a sus hijos/hijas, pero esto no impide que les afecte negativamente y, de hecho, les haga mucho daño.

El Impacto del Incesto Emocional

  • Dificultad para poner límites. Los niños/las niñas que han experimentado incesto emocional es probable que tengan muchas dificultades para poner límites y satisfacer sus necesidades emocionales como adultos sin sentir una enorme y desproporcionada cantidad de culpa. Además, la relación que tienen con su género y su sexualidad puede inhibir fuertemente su habilidad para tener intimidad y conexión en sus relaciones. La confusión acerca de los límites en el niño/la niña, lleva al adulto a una incertidumbre sobre quién es un igual y quién lo es y qué clase de comportamiento distingue los dos tipos diferentes de relaciones.
  • Sentido insano de lealtad u obligación hacia el padre/la madre. Esto puede resultar en una relación de amor/odio entre los padres y los hijos/las hijas, patrón que se repetirá como adultos en sus relaciones. Además, estos niños/estas niñas en su etapa de adultos serán más proclives a abusar de sustancias, a tener sentimientos de inadecuación y una baja autoestima. Asimismo, la compulsión alrededor del trabajo, el sexo, la comida, las compras,.. son potenciales secuelas.
  • Relaciones confusas. Los niños/las niñas criados/criadas con incesto emocional son más proclives a tener relaciones confusas en su etapa de adultos. Se trata de una cuestión de límites. Cuando el niño/la niña crece, se siente confuso/confusa en sus relaciones, sin tener claro dónde termina él/ella y dónde empieza su pareja. También es probable que tenga este tipo de problemas con sus propios hijos/hijas, identificándose demasiado con los sentimientos de sus hijos/hijas.
  • Falta de conocimiento de uno mismo/una misma: Debido a que el propósito que tenía el niño/la nila era el de satisfacer las necesidades emocionales de su padre/madre, aprendió que sus propias necesidades/emociones no importaban. Esto hace que los supervivientes adultos no sólo tengan falta de autoestima sino que tampoco sepan bien quiénes son, qué quieren ni sepan cómo manifestar a los demás sus necesidades y emociones, de las que muchas veces ni siquiera son conscientes.
  •  Apego por sentirse especial. El niño/la niña típicamente se siente muy especial por la atención recibida y el nivel inusual de involucrarse que le ofrece el adulto. El precio que paga por esto, sin embargo, es muy alto.  El niño/la niña puede invertir enormes cantidades de tiempo y energía esforzándose por ser especial o le condenará a no sentirse nunca lo suficientemente bueno/buena. Una de las claves es sustituir el sentirse especial por honrar el ser único e irrepetible que somos cada uno/una de nosotros/nosotras.
  • Confusión sobre el Poder. Típicamente, el niño/la niña y el adulto no son iguales en una relación emocionalmente incestuosa, teniendo el adulto más conocimiento y experiencia. Esto lleva al niño/la niña a tener confusión sobre la mutualidad, creyendo que en una relación una de las dos personas debe tener el poder y dominar. Típicamente, el/la superviviente de incesto emocional es probable que sea el/la dominante o dominado/dominada en una relación.

 Sanar el Incesto Emocional

Aquéllos/aquéllas que hayan experimentado el incesto emocional en la infancia, hay varias formas de procurarse una cura. Entre ellas (la lista no es exhaustiva):

  •  Terapia: busca un(a) terapeuta que esté especializado/especializada en abuso en la infancia o codependencia y que se centre en las necesidades de los/las supervivientes.
  •  Grupos terapéuticos. Un grupo de 12 pasos, como el de CoDA puede ayudarte mucho.
  •  Escribir. Escribir sobre cuestiones y experiencias que te han angustiado puede ser muy catártico, sobre todo cuando estás lidiando con dinámicas y comportamientos obsesivo-compulsivos, que en muchas ocasiones se trata de mecanismos de defensa creados para una supervivencia emocional cuando ha ocurrido incesto emocional.
  • Psicoeducación. El primer paso para sanar es entender lo que te ha pasado, cuando empiezas a juntar las piezas del rompecabezas todo empieza a tener sentido y ahí es cuando es más fácil pasar a la acción. Un libro recomendable sobre el tema es “Síndrome de Incesto Emocional” de Patricia Love.
Anuncios

3 comentarios sobre “¿Qué es el Incesto Emocional?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s