Seis Máscaras Bajo Las Cuales Se Esconden Los Narcisistas (y Cómo Detectarlas)

Las Narcisistas son personas con muchas máscaras. En el fondo, no saben quiénes son. Su herida de infancia y la necesidad de protegerse les lleva a adoptar diferentes roles en su vida, dependiendo del contexto en el que se encuentren. Digamos que, consciente o inconscientemente, en muchas ocasiones, lo que hacen es “teatro para la platea”.

Debido a las necesidades emocionales que nunca fueron cubiertas en la infancia, muchos narcisistas desarrollan la idea de que dichas necesidades nunca van a ser cubiertas por otras personas a lo largo de su vida. Este temor primario está en el núcleo de su apego frágil hacia las otras personas. La forma que tienen de compensar por el miedo a que sus necesidades emocionales no sean cubiertas a través de una forma de comportamiento demasiado autónoma, muy bien ejecutada.

Este “coctel” de miedo y sobrecompensación también les lleva a una falta de intimidad consigo mismas, un vacío de autoconocimiento. Como resultado de ello, se convierten en actores/actrices. Desempañan un rol perfecto para poder interactuar con otras y conseguir lo que están buscando, su objetivo que no cuentan a otros y que viene a ser su “agenda secreta”: dinero, estatus, cobijo, sexo, amor, admiración ,.. éste es el suministro narcisista que todas ellas necesitan para ser funcionales en la vida.

Hay dos clases principales de narcisistas: cerebral y somático. El/la narcisista cerebral es el típico que lo sabe todo, soberbio, un “ordenador” inteligente – para él/ella todo lo importante tiene que ver con el cerebro. Los narcisistas somáticos están obsesionados con el “soma” o cuerpo, lo cuidan mucho, lo muestran todo lo que pueden, para éstos el sexo es muy importante.

6 Máscaras bajo las que se Esconden las Narcisistas

  1. La Víctima

    Ésta es la clase de persona que siempre es la víctima de la situación. Todos sus ex están locas, no puede conseguir un buen trabajo porque tiene mala suerte, no tienen amigas porque la gente les tiene celos, y así ad infinitum.

    Este narcisista no se hace responsable de sus acciones porque, en su cabeza, no es responsable, esto es a causa del mecanismo neurótico de defensa de la proyección, así que todas las historias que te cuente van a tener un final muy parecido: lo que sea que les haya pasado, nunca es su culpa sino de los demás. Si este narcisista piensa que tú eres un objetivo, intentará parecerte un vulnerable niño de cinco años en búsqueda desesperada de alguien que lo adopte y lo proteja.

  2. El/La Amante

    La vida de esta narcisista gira en torno a su propia gratificación sexual y buscarán potenciar su ego metiéndose en la cama con muchas parejas diferentes. Para ellas, el número de muescas en su cama es un símbolo de su atractivo y su éxito.

    Estas narcisistas son maestros del encanto y el flirteo y lo utilizan para enganchar a sus objetivos/víctimas, sólo para dejarles a un lado cuando la emoción de la persecución y la satisfacción de la conquista se van y la dinámica de la relación se hace aburrida a sus ojos.

    Al principio parecen la cita ideal, pero en realidad no se preocupan por nadie más que no sean ellos mismos y sus actos sólo tienen el propósito de servir sus necesidades y deseos.

    Serán seductoras, encantadoras y disponibles para ti en cualquier momento, pero esto no durará mucho. Después de un tiempo con esta dinámica, te cambiarán por una nueva conquista en un abrir y cerrar de ojos.

  3. El Adicto al Trabajo

    El/ella es el/la mejor en su trabajo, siempre dando todo lo que pueden en este ámbito. No hay nadie que sea tan capaz, responsable, comprometido y exitoso en su trabajo como esta persona. Pueden hablar de ello hasta la saciedad (de hecho, rara vez hablarán de cualquier otra cosa), da igual en realidad el trabajo que el/la narcisista tenga. Cada vez que habla, tienes la sensación de que estás escuchando al propietario de una multinacional, o al menos eso es lo que parece.

    Si tienes a una persona así en tu trabajo, ten cuidado. La charla que no tiene fin sobre lo increíblemente buenos que son, en realidad esconde un puñado de inseguridades y si se sienten amenazados, es probable que intenten hacerte mobbing sin piedad o que traten de deshacerse de ti con una campaña de desprestigio.

    Intenta mantenerte alejado de él/ella. Si no puedes hacer eso, utiliza la técnica de la “roca gris” (no reactivo emocionalmente) cuando interactúes con esta persona.

  4. El/La Salvador(a)

    Están siempre ahí para ti. Para ayudarte con los recados, para ayudarte a lavar los platos después de una fiesta, para aconsejarte sobre este nuevo puesto que el que estás dudando si aceptar o no. Ellas estarán siempre ahí, para protegerte y cuidarte.

    Muchas supervivientes tienen la fantasía de que un(a) salvador(a) aparecerá en algún momento en sus vidas y desde ese momento todo será perfecto.

    La fe es la presa que este narcisista quiere cazar. No hace falta decirlo. Lo que habrá no es rescate sino abuso.

  5. El/La Elitista

    El/La narcisista elitista está lleno de falsa abrumadora autoestima. Centrado en sí mismo y pretencioso, es adicto a la admiración de otros. Estamos hablando de una persona que se siente superior con la necesidad de ser el mejor y de probar su superioridad en todos los ámbitos

    No tienen ninguna duda de que merecen un trato especial de todo el mundo, y si no lo consiguen, se enfadarán, como un niño con una pataleta. Se ven a sí mismos como seres humanos “alfa” y se asegurarán de rodearse de gente que, bajo su criterio, es inferior, para mantener la fantasía de que son el mejor, el número uno.

  6. El/La Mártir

    Esta clase de narcisista dedica su vida a ayudar a otras personas. Puede que les oigas frases como “Soy la persona más servicial que conozco” o “Se me conocerá por las buenas obras que he hecho”. Básicamente, estamos hablando de la clase de persona que es tan altruista y sacrificada que incluso un/a santo o santa parecería un imbécil egoísta comparado con él/ella.

    Se convierten en el mártir como un recurso final para controlar a otras – especialmente sus parejas. Este rol es usado sobre todo por narcisistas encubiertas, que acuden a él cuando se sienten bajo presión.

Digamos que estás planeando abandonarle y solicitar el divorcio. En este caso jugarán al papel de la víctima sin miramientos. Dramatizarán sobre lo cruel que has sido con ellos, sobre todas las miserias que han pasado a tu lado, todo ello para hacerte parecer el/la malo/mala de la película.

Si alguien en tu círculo, en el trabajo, en una relación o relacionado contigo de cualquier forma muestra características como éstas, mejor da unos pasos atrás y reflexiona si esa persona es realmente lo que dice ser. Después de un periodo con esta fase de la “máscara”, cuando el/la narcisista esté seguro de que te tiene atrapado, esa máscara empezará a caerse, y debajo lo que hay es una persona completamente diferente de la que conociste al principio. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s