7 Tácticas que usan los Narcisistas para hacerte sentir inferior

Las personas con fuertes rasgos narcisistas, sociópatas y/o psicopáticos (en adelante, narcisistas) tienen un sentido de autoestima bajo y frágil. Para relacionarse con otras personas, su ego necesita sentirse constantemente mejor que los demás. Siempre se comparan con los demás y cuando se sienten amenazados, intentarán hacer que la otra persona se sienta peor para elevarse y sentirse superiores. De hecho, piensan jerárquicamente y esto lo exteriorizan de diferentes maneras. Para compensar este sentimiento de inferioridad, utilizan diferentes tácticas para hacerte sentir inferior.

En este artículo revisaremos algunas tácticas comunes que usan los narcisistas para sentirse mejor que los demás, incluso si hacen daño a otros y, a menudo, precisamente necesitan hacer daños a otros para conseguir esto. Una persona con buena autoestima no necesita compararse ni sentirse superior a los demás, conoce su valor y lo siente de forma interna, sin necesidad de proyectar esto en el exterior a través de otras personas. Así es cómo los narcisistas te hacen sentir inferior.

Autoestima fingida

Como seguramente ya habrás experimentado porque estás leyendo este artículo, las narcisistas habitualmente exhiben un falso sentido de confianza en sí mismas, hablando con la apariencia mucha confianza, como si lo supieran todo o fueran expertas sobre cualquier cosa sobre la que hablan. Sin embargo, si observas esto con una cierta profundidad, rápidamente queda claro que todo es una farsa.

Su forma de hablar es muy categórica y tajante, como si estuvieran en posesión de la verdad, y no dudan en denostar a las personas que no están de acuerdo con ellas. Normalmente, mucho del conocimiento que tienen sobre algo es en realidad superficial, aparentando que hay mucho más conocimiento y experiencia del que hay realmente. Pueden resultar muy convincentes, pero en lo que suelen ser expertas en realidad es en vender humo. Mienten de forma patológica, manipulan y se las arreglan para crear y mantener una imagen que es falsa y no tiene mucho que ver con quiénes son en realidad.

Infunden dudas sobre ti misma y practican el gaslighting o luz de gas

Si tienes la tendencia a dudar de ti misma, es muy fácil para un narcisista presionar tus “botones sensibles” y manipularte para que hagas lo que él quiere o para someterte en una dinámica de dominación-sumisión. Puede crear dudas al jugar con tus inseguridades y puntos débiles.

O simplemente pueden hacerte gaslighting invalidando tus sentimientos, recuerdos o experiencias, y haciéndote dudar de la realidad. Aquí puedes leer más sobre el gaslighting o luz de gas, en qué consiste esta técnica de manipulación y por qué es tan destructiva.

Al hacerte dudar de ti misma y de tu percepción de la realidad, pueden hacerte asumir la responsabilidad de algo de lo que no eres responsable, o hacerte sentir culpable y obligarte a hacer algo que en realidad no quieres hacer, o simplemente pueden humillarte para sentirse superiores.

Las narcisistas actúan con derecho para hacerte sentir inferior

Una tendencia narcisista central es el derecho. Una narcisista se siente y cree que es mejor, más importante y por lo tanto, se siente con derecho a un trato especial. Entonces, cuando siente la necesidad de regular su inestable autoestima, tiende a actuar con derecho a hacer que los demás se sientan peor.

Por ejemplo, pueden ir a una tienda o restaurante y gritar a los trabajadores de servicio allí para sentirse mejor consigo mismas; pueden hacer mobbing a los trabajadores de la empresa de la que son jefas para sentirse mejor consigo mismas; pueden abusar de su pareja o hijos y normalizarlo como si ese trato degradante y humillante se lo mereciesen por algo que han hecho.

En definitiva, usan su dinero, poder, atractivo, estatus social y otras ventajas para degradar y abusar de otros con el fin de sentirse superiores.

Los narcisistas culpan y proyectan para hacerte sentir inferior

Los narcisistas no asumen la responsabilidad por errores que cometen o por comportamientos que hacen daño a otras personas con una enorme falta de empatía y de humanidad. Asumir la responsabilidad supone tener la capacidad de responder frente a algo que se ha hecho y a asumir las consecuencias de esto.

Al tener un ego muy grande e infantilizado, los narcisistas no desarrollan la capacidad de responsabilizarse, que supondría hacer una introspección y tener la capacidad de aceptar su humanidad y con ella, su imperfección, connatural al ser humano. Esta defensa es muy nociva para las personas que les rodean, ya que las culparán de todo lo que haga falta para defenderse y salirse con la suya, como un niño.

Además, otro mecanismo de defensa que los narcisistas utilizan mucho es la proyección. Las características que tienen que no les gustan o los comportamientos que exhiben y de los que no se quieren hacer cargo, los proyectan en los demás. Algunos ejemplos de esto y que yo he visto en consulta podrían ser:

  • “¿Ves cómo en realidad no quieres cambiar?”
  • “Eres una persona inestable y no se cómo dirigirme a ti por tus reacciones impredecibles.”
  • “Tienes mucha rabia dentro y me la echas a mí encima.”
  • “Yo creo que no estás muy contento con tu vida y llevas mucha amargura dentro.”

Estos son ejemplos de comportamientos que puede que la persona que se relaciona con el narcisista tenga, pero lo importante es que el narcisista también los tiene y al proyectarlos en la otra persona, no los reconoce como propios y por ello, no se responsabiliza de ellos.

Ataques agresivos

Si las narcisistas se sienten subestimadas, maltratadas o simplemente amenazadas, se pueden enfadar y expresar esa rabia de forma indiscriminada, sin contención, con mucha agresividad y ningún miramiento sobre el daño que pueden hacer. Mientras están en este estado, justificarán su agresividad descontrolada como sea.

Estos comportamientos son ataques directos como gritos, agresiones físicas, que pueden incluir manotazos, empujones, pellizcos,tirar cosas a tu alrededor para asustarte, amenazas con hacer que te echen del trabajo, hacerte daño o incluso matarte o matar a un ser querido tuyo o a una mascota, rompiendo o robando tus cosas,…

Los narcisistas encubiertos no suelen tener este tipo de ataques sino que la forma que tienen de expresar la rabia es de forma indirecta, a través de comportamientos pasivo-agresivos. Esta rabia no es tan obvia y puede ser difícil de identificar. Sin embargo también puede hacer mucho daño. Ejemplos de comportamientos pasivo-agresivos son:

  • “Ese vestido la verdad es que no te queda nada bien, te hace gorda, yo creo que es mejor que no lo lleves a la cena de hoy.”
  • “¿Te han echado del trabajo? Bueno, tampoco puedes culparles mucho, en realidad tú no eres muy lista.”
  • “Hace 20 minutos que te espero, ¿crees que podrías darte prisa o no eres capaz de ser efectiva en nada?”

Estos ataques son expresados con un tono de calma e incluso con una sonrisa, lo que genera confusión acerca de lo que realmente son: ataques que hacen daño.

Otros comportamientos pasivo-agresivos pueden consistir en conspirar para sabotearte, por ejemplo, tratando de que te despidan, o difamándote y calumniándote para erosionar o destruir tu imagen pública.

Asumiendo méritos que no les corresponden

Si bien las narcisistas nunca admiten sus errores, sí están muy felices de aceptar el mérito por el trabajo de otra persona. Nunca dan crédito a los demás si pueden salirse con la suya y fingir que el trabajo, la idea, el proyecto, la solución,.. ha sido cosa suya.

También minimizan los esfuerzos y méritos de otras personas para que se sientan menos importantes.

Asimismo, es frecuente que roben, plagien y usen los logros de otras personas para promover sus propias agendas personales o ganar estatus social.

Los narcisistas se hacen las víctimas

De todo lo anterior, a estas alturas está claro que los narcisistas intentan parecer fuertes y dominantes, sin embargo, cuando alguien los enfrenta o los pone en evidencia, se pueden comportar como una víctima indefensa que está siendo tratada injustamente.

Un ejemplo de esto es cuando un narcisista habla de sus ex parejas, donde es muy frecuente que se presente como la víctima en esas relaciones acusando a sus ex parejas de locas, inestables, agresivas,.. en realidad la historia es al revés, siendo el narcisista el que las ha maltratado.

Esta victimización permite al narcisista no responsabilizarse de sus comportamientos y ganar la simpatía y el afecto de las personas que están escuchando estas lacrimógenas historias sin darse cuenta de que si empiezan una relación con el narcisista… en no mucho tiempo pasarán a formar parte de esa lista de personas locas y desequilibradas.

Conclusiones finales sobre las tácticas que usan los narcisistas para hacerte sentir inferior

Los narcisistas son personas increíblemente frágiles e inseguras, en la medida en que hacen daño y abusan de otros para sentirse mejor consigo mismos.

Los recursos que utilizan para hacer esto están descritos más arriba. Al final, lo importante es que si estás con una persona que constantemente te hace daño, hace que te sientas mal contigo mismo, te ataca de forma directa o indirecta, no te apoya ni te cuida, eso no es amor, es maltrato. Y esa persona no se quiere sino que te está utilizando para sentirse mejor consigo misma. Al final, los dos tenéis la misma carencia: falta de autoestima. Recuerda que NADIE puede hacerte sentir inferior si tú no se lo permites.

Imagen de Paweł Furman en Unsplash

Técnicas de Manipulación que Utilizan las Psicópatas

De acuerdo con el psiquiatra George K. Simon, autor del famoso libro «In Sheep´s Clothing», la manipulación psicológica exitosa supone que el/la manipulador(a):

  1. Esconde comportamientos e intenciones agresivas.
  2. Conoce las vulnerabilidades psicológicas y emocionales de la víctima para determinar qué tácticas son las más efectivas.
  3. Tiene el nivel suficiente de crueldad para no sentir culpa sobre el daño que le puede causar a la víctima.

Por ello, la manipulación es un comportamiento que normalmente es encubierto: relacional agresivo o pasivo-agresivo. A continuación, hago una exposición de las técnicas de manipulación más comunes. A lo largo de todo el artículo hablo del/de la psicópata porque es el tipo de personalidad más proclive a utilizar estas tácticas, pero también las usan las sociópatas y narcisistas. En realidad, casi todos los seres humanos podemos llegar a ser manipuladoras de una forma u otra. Las técnicas que aquí se describen son específicas de personas con una patología, que las usan de forma habitual para dañar, explotar, usar,… a otras personas.

Técnicas de Manipulación de los Psicópatas

Mentira

Es difícil decir si alguien te está mintiendo en el momento en el que lo hace. Sin embargo, muchas veces la verdad sale a relucir cuando ya es demasiado tarde. Una manera de minimizar las posibilidades de que te mientan es entender que hay algunos tipos de personalidad (sobre todo los psicópatas) que son expertos en mentir, haciéndolo de forma frecuente y muchas veces de forma sutil. Te mentirán mirándote a los ojos, sin pestañear. Una forma de detectarlo es ver esa frialdad desconectada en sus ojos, como de robot. Los ojos es la única parte del cuerpo con la que el ser humano no puede mentir.

Mentira por omisión

Es una forma muy sutil de mentir, ocultando una parte significante de información que, de saberse, haría que el otro modificase su comportamiento y su forma de interactuar con el/la psicópata. Esta técnica es usada en la propaganda.

Negación

El/la psicópata se niega a admitir que ha hecho algo malo.

Racionalización

Una excusa que el/la psicópata pone para justificar su comportamiento inapropiado. La racionalización está muy ligada a generar confusión.

Minimización

Es un tipo de negación combinada con racionalización. El/la psicópata afirma que su comportamiento no es tan dañino o irresponsable como otra persona le sugiere, por ejemplo, decir que un insulto en realidad era sólo una broma.

Inatención o atención selectivas

El/la psicópata se niega a prestar atención a cualquier cosa que no le interese, diciendo frases como “No quiero oír eso” “Ahora no tengo tiempo” o “No quiero volver a hablar de eso”, esta última a pesar de que el tema no ha sido tratado nunca antes.

Distracción

El/la psicópata no da una respuesta clara a una pregunta clara y en lugar de eso se va por las ramas, dirigiendo la conversación deliberadamente hacia otro tema.

Evasión

Similar a la distracción pero dando respuestas irrelevantes, vagas, incoherentes, palabras vacías.

Intimidación encubierta

El/la psicópata obliga a que la víctima adopte una postura defensiva mediante el uso  (sútil, indirecto o implícito) de amenazas veladas.

Activación de la culpa

Una clase especial de intimidación. El/la psicópata sugiere a la víctima que él/ella no se preocupa lo suficiente o es demasiado egoísta o lo ha tenido demasiado fácil en la vida. Esto suele generar en la víctima sentirse mal, manteniéndola en un estado de ansiedad, en la duda sobre sí misma o en una posición sumisa.

Avergonzar

El/la psicópata utiliza el sarcasmo y el menosprecio para aumentar el miedo y la duda respecto de sí misma en la víctima. Las manipuladoras utilizan esta táctica para hacer que los demás se sientan poco valiosos y así necesitarles. Esta técnica puede ser muy sutil, como una mirada atemorizante, un tono de voz desagradable, comentarios retóricos, sarcasmo sutil. Las manipuladoras pueden hacer avergonzar a una persona que se ha atrevido a retarles (muchas veces este “reto” está en su imaginación, sin que en realidad haya ninguna intención de esto por parte de la víctima). Es una forma efectiva de forjar un sentimiento de inadecuación en la víctima.

Jugar el papel de la víctima

El/la psicópata se retrata a sí mismo como la víctima de las circunstancias o del comportamiento de otra persona para ganarse la simpatía, lástima o compasión de la víctima.  A la gente empática le cuesta mucho ver a alguien sufrir sin ayudarles, así el/la manipulador(a) lo tiene más fácil jugando ese papel para después solicitar colaboración por parte de la víctima.

Difamación

Más que cualquier otra, esta táctica es un medio poderoso para poner a la víctima a la defensiva mientras que simultáneamente el/la psicópata tapa su maniobra agresiva.

Jugar el papel del/de la sirviente

Encubrimiento de una agenda de interés personal disfrazado de servicio a una causa más noble, por ejemplo, un artista que está pintando un cuadro que tiene pocas expectativas de que ninguna galería de arte lo exhiba y dice que lo quiere exponer en los centros cívicos para “acercar el arte al ciudadano”.

Seducción

El/la psicópata utiliza el encanto, los halagos, la adulación, o el apoyo hacia la otra persona de una manera exagerada para que baje las defensas y confíen en él/ella y le sean leales.

Proyección de la culpa 

El/la psicópata manipula haciendo de otra persona su chivo expiatorio, muchas veces de una forma sutil, que sea difícil de detectar.

Fingimiento de inocencia

El/la psicópata intenta dar a entender/sugerir que el daño causado ha sido sin una intención concreta o que no han hecho algo de lo que se les acusa. El/la manipulador(a) puede fingir una cara de sorpresa o de indignación. Esta táctica hace que la víctima se cuestione su propio juicio y posiblemente su sanidad mental.

Fingimiento de confusión

El/la psicópata se hace el/la tonto, fingiendo que no sabe de lo que la otra persona le está hablando o que está confuso sobre una cuestión sobre la que se le pregunta.

Exhibición de la ira

El/la psicópata utiliza la ira para mostrar intensidad emocional para asustar a la víctima y que se vuelva sumisa. «Sube el volumen» de la emoción para asustar.

“Ocultar información es la esencia de la tiranía. El control del flujo de información es la herramienta de una dictadura”. Bruce Coville.