5 Razones por las que tu Ex Pareja Narcisista no permite que dejes la Relación

Las relaciones con narcisistas se caracterizan por ser difíciles. Y esto incluye no sólo toda la relación sino también cómo termina. Si tu ex pareja narcisista no termina de soltarte, te explico seis razones por las que no lo hace.

1. Tu ex pareja narcisista quiere seguir utilizándote

Si tu ex narcisista ya no es parte de tu vida, es más que probable no suelte del todo el vínculo tan fácilmente.

En este tipo de relaciones se da con frecuencia el ciclo de abuso narcisista, donde, tras romper, el narcisista abusador vuelve a una etapa de bombardeo de amor o love bombing para que su víctima ex pareja vuelva a la relación.

De repente, hay un cambio de actitud y el abusador narcisista muestra su mejor cara de nuevo, hace las cosas que sabe que le gustan a la víctima, le dice todo lo que pidió oír durante la relación pero nunca le dijo, parece una persona que está realmente reformada,…

En realidad se trata de una trampa para que la víctima vuelva a la relación abusiva y el narcisista pueda seguir abusando, manipulando, controlando, utilizando.

Los ex narcisistas son personas muy manipuladoras que conocen muy bien a sus víctimas, y saben lo que buscan, por lo que fingirán por un rato que se lo van a dar.

Se trata de algo cíclico. Si la víctima vuelve a la relación, más pronto que tarde, volverá a la fase de devaluación y con ella el abuso y el maltrato.

2. No soporta el hecho de que seas tú quien ha dejado la relación

Las relaciones con narcisistas están basadas en dinámicas de dominación/sumisión, donde la narcisista es el dominante y la víctima, la sumisa. Son relaciones en las que la víctima no tiene voz y básicamente, hace, dice y se comporta como quiere la narcisista.

Si es la víctima quien deja la relación, esto daña el ego de la narcisista, que puede ver incluso como una ofensa que una persona que cree que está muy por debajo de ella, haya “osado” abandonarle. Por ello, hará todo lo que pueda para que la víctima vuelva a la relación y con ello, restaurar su ego dañado.

3. Tu ex pareja narcisista quiere recuperar el poder y el control sobre ti

Para la ex pareja narcisistas abusadoras, las relaciones están basadas en el poder y el control que ejercen sobre la víctima. Es algo de lo que alimentan su ego, a lo que son adictas. Por lo que si la víctima deja la relación, este suministro de poder y control que hacen sentirse grande al narcisista, desaparece.

Por ello, el narcisista intentará que la víctima vuelva a la relación, importándole poco o nada el daño que pueda hacer, pensando únicamente en sus intereses y en sus necesidades personales.

Después de todo, invertir energía en que una persona vuelva a una relación en la que ya ha estado es más eficiente que invertirla en conocer de cero a otra persona que pueda ser apta para el abuso y el maltrato.

4. No quiere sentirse abandonada

En general, las narcisistas tienen un tema con el abandono, ya que son personas que se han sentido abandonadas en su infancia por sus cuidadores. Esta herida de abandono se activa si la víctima deja la relación. La narcisista volverá a sentirse como la niña que fue, abandonada e indefensa.

Por ello, la narcisista evitará a toda costa y en cualquier situación reactivar esa herida, por lo que si la víctima le deja, hará todo lo posible para que reconsidere su decisión y así no tener que lidiar con su propia herida de abandono.

5. Tu ex pareja narcisista quiere mantenerte como suministro narcisista, aunque sea en dosis menores

Los narcisistas también tiene un tema con cerrar las relaciones. Cerrar una relación supone decir adiós a la otra persona de una modo maduro, agradeciendo lo compartido y deseándole lo mejor a la otra persona en su camino.

Un narcisista nunca hace esto, ¿por qué? Porque no saben soltar los vínculos de una forma sana y porque cerrar la relación supondría reducir las posibilidades de que la víctima siga siendo una fuente de suministro narcisista, aunque sea en menor grado.

Por ejemplo, puede aceptar que ya no va a ser una pareja sentimental con la víctima pero quizá quiera seguir manteniendo relaciones sexuales de manera esporádica. Por esta razón, intentará no cerrar la relación o, si la víctima ya le ha dejado, hacer todo lo posible para mantener el vínculo, y que la víctima continúe en la posición de suministro narcisista, aunque sea en menor medida.

6. No soporta verte feliz

El ego de la narcisista hace que no pueda soportar verte salir adelante en la vida y ser feliz sin ella.  Las relaciones de abuso y maltrato están basadas en la dependencia emocional y psicológica, donde la maltratadora le da el mensaje a la víctima de que “Sin mí estás perdida”. “Sin mí no sabrás arreglártelas sola”, “Sin mí nadie te va a querer”.

Estos mensajes son los que terminan calando en la víctima y hacen que, a pesar de sentirse atrapada, se quede en la relación aunque sepa y sienta que no es un lugar sano, seguro ni de crecimiento para ella.

Es por eso que aprovechará cada momento para estar cerca de la víctima y así poder lavarle el cerebro de nuevo. Lo pude hacer en modo “poli bueno” con el love bombing y fingiendo que ha cambiado y que la relación será mejor, o en modo “poli malo”, dándole el mensaje a la víctima de que sin la narcisista, no podrá vivir.

Éste es el momento en el que la víctima deberá sentir su fuerza y darse cuenta de que en realidad es al revés. Es decir, que si se mantiene firme en su decisión de dejar la relación, es cuando podrá por fin empezar a recuperar su autoestima y generar relaciones con otras personas donde haya espacio, respeto y amor.

Sea cual sea la agenda escondida del narcisista maltratador para mantener el vínculo con la víctima, en ninguno de los casos está mirando por su sanidad mental y emocional sino por sus necesidades personales y la ve como un recurso para cubrirlas, no como una persona independiente que también tiene necesidades y el derecho de que su pareja se las cubra.

Si necesitas ayuda para mantener tu posición al dejar la relación y sanar tus heridas de infancia para no volver a caer en una relación abusiva, la terapia te puede ayudar a esto. Al fondo de estas relaciones hay temas muy importantes y nucleares, como el trauma y el apego, que se pueden sanar con el acompañamiento de la terapeuta adecuada para ello.

Imagen de Gabriel Benois en Unsplash.