9 Estrategias para afrontar una relación con un(a) Narcisista

Una relación con un narcisista puede ser un enorme reto a tu salud mental, ya que están basadas en el abuso y el maltrato a la vez que el narcisista intenta hacerte creer que no es así o que tú eres la culpable de lo que está sucediendo en la relación.

Seguramente quieras saber cómo salir del abuso narcisista. Sin embargo, mientras estés en una relación con un(a) narcisista, también te interese saber cómo gestionar esta relación de la mejor manera posible para ti a nivel emocional.

Los hijos de padres narcisistas tienden a normalizar este tipo de vínculos en la edad adulta porque para ellos esto es “familiar”. En este artículo hay nueve estrategias para lidiar con una narcisista con el que tengas una relación, ya sea familiar, profesional, de amistad, pareja,… Eso sí, ten en cuenta que estas estrategias sirven para minimizar daños emocionales y/o psicológicos y/o físicos pero no para tener un estado de bienestar. Éste sólo llegará cuando termines la relación con la narcisista.

Date cuenta de con qué tipo de narcisista estás tratando

Un narcisista encubierto no parecerá en principio narcisista porque tratará de guardar un perfil bajo y hacerse la víctima. Sin embargo, cuando estés a solas con él, tendrá todo tipo de comportamientos para manipularte y hacerte sentir inferior a él. Un narcisista descubierto es mucho más fácil de detectar, tienen una energía muy intensa y, por lo general, no tienen problemas en mostrar su fuerza ni meterse en conflictos. Su comportamiento frente a ti variará dependiendo de lo que necesite. Si te quiere “de su lado” te manipularán haciéndote dependiente, buscando y aprovechando tus debilidades. Si no estás “de su lado” es probable que te utilice como chivo expiatorio.

Reconoce tus emociones

Muchos comportamientos de las narcisistas son invasivos y agresivos, al punto de que se metan bajo la piel y realmente sientas que esa persona está en tus pensamientos o emociones la mayor parte del tiempo. Si estás tratando de hacer algo, y una persona te interrumpe constantemente o intenta llamar la atención sobre sí misma bombardeándote a mensajes o acapara la conversación y no te permite expresarte, reconocer los sentimientos que esto te produce, como rabia, frustración, impotencia. Reconocer y aceptar tus emociones es un paso muy importante para reconocer con quién estás tratando realmente.

Busca un equilibrio en las dinámicas

Una vez que reconozcas que los comportamientos del narcisista que provienen de un lugar de inseguridad, puedes darle atención suficiente para que se calme. Demasiada atención y avivarás sus llamas egocéntricas, pero la cantidad suficiente le permitirá calmarse y dejarte a ti un espacio. Se trata de darle algo de lo que está buscando pero no todo. Porque son como un agujero negro emocional. Nunca es suficiente. Si no le das nada, tomará represalias. Demasiado y no te dejará en paz.

Observa cómo la narcisista genera deuda emocional

Una relación con una narcisista es de dependencia emocional y/o económica y/o psicológica. Observa cuál es de la deuda que la narcisista está generando contigo y también si tú la estás generando con ella. La deuda emocional supone decirle a la otra persona “Tú me debes” y eso es con lo que hay un enganche. Cuanto más consciente seas de cómo la narcisista genera deuda contigo y tú con ella, más fácil te resultará dejar de generar esa deuda y sentirte libre para dejar la relación.

Muestra una actitud neutral

Los narcisistas se nutren de confirmar que mantienen el control sobre otras personas. Esto lo consiguen sabiendo cuáles son los botones que te hacen reaccionar de forma emocional. No muestres tus emociones. Aunque el comportamiento del narcisista te enfade, te ponga triste o te frustre, no lo muestres. Tus emociones son un indicador para el narcisista del control que tiene sobre ti. Si te mantienes neutral frente a su comportamiento, a la larga cambiará su comportamiento hacia ti porque las tácticas ya no le servirán. Esto no quiere decir que tengas que aguantar lo que sea que el narcisista te hace sino que puedes poner límites y decir que no de forma asertiva.

Mantén tu centro

Es fácil perder tu propio sentido de identidad o de propósito u objetivos cuando una narcisista intenta tomar el centro del escenario. No es necesario que prestes atención ni te creas todo lo que dice o hace esta persona, sin importar cuánto clame por tu atención. Encuentra el equilibrio entre avanzar en la dirección que deseas, dirigir tu vida y conseguir tus propias metas y seguirle la corriente a la narcisista para evitar generar conflictos.

Utiliza el sentido del humor

Tener un contacto muy cercano con un narcisista, a largo plazo puede resultar drenante, descorazonador y puede llevar a una amargura vital. No permitas esto. No puedes controlar las dinámicas con el narcisista pero sí cómo te afectan. Lo que ocurre dentro de ti es algo que sólo decides tú. Mantener el sentido del humor, al punto de reírte de ti misma, del narcisista o de la situación, puede ser una medicina frente a toda la energía negativa que desprende esta persona.

Infórmate sobre el narcisismo

Si estás interactuando con una persona que tiene Trastorno Narcisista de la Personalidad (TNP), la situación puede resultar muy confusa. Esto es así especialmente en el caso de personas que han crecido en una familia donde al menos uno de los padres también tenía TNP o alguna otra enfermedad mental recogida en el Grupo B del DSM:el trastorno anti-social, el trastorno límite de la personalidad, el trastorno histriónico, y el TNP. Al haber tenido un escenario parecido en su infancia y haberlo normalizado, hay una tendencia a normalizar también esta situación de adultos. No es una situación normal porque estás tratando con una persona que tiene una enfermedad mental. Cuanto más sepas sobre esta enfermedad, más fácil te resultará interactuar con la narcisista, así como averiguar cómo la enfermedad de esta persona en tu familia te ha podido afectar a ti.

Acepta que el narcisista no va a cambiar

En muchas ocasiones estas relaciones se perpetúan durante años porque hay una expectativa de que el narcisista cambie y sea por fin la persona que deseamos. Este deseo en muchas ocasiones viene alimentado por el propio narcisista, que se comunica de forma ambigua y da a entender que ese cambio es posible cuando en realidad sabe que no va a cambiar. Es una trampa para mantenerte en la relación. Aceptar que el narcisista no va a cambiar y que la relación que tienes ahora es la misma (o muy parecida) a la que tendrás en el futuro, te permite soltar las expectativas y con ello, liberarte.

Empezar a cambiarte a ti mismo es lo que te dará las claves para superar el abuso narcisista. Mientras estás en tu proceso de recuperación, estas estrategias te ayudarán a protegerte en el vínculo tóxico que hay en tu vida.

Imagen de Baylee Gramling en Unsplash

8 Formas que tienen los Narcisistas de Aislarte

Los narcisistas tienden a aislar a las personas con las que tienen una relación. Es la forma que tienen de asegurarse de que la persona se vuelva dependiente (emocionalmente, espiritualmente, psicológicamente, financieramente,…) y así sea más fácil de manejar y manipular.

Lo que llega a sentir una persona a la que la narcisista aísla es muy similar al síndrome de Estocolmo, en el que la víctima, a pesar de sentirse atrapada y privada de su libertad, desarrolla sentimientos de amor hacia su secuestrador.

Normalmente, esto lo hacen de una forma progresiva, haciendo que la persona se aleje poco a poco de sus amigos y su familia, que deje su trabajo o que se vaya a vivir a un lugar donde no conoce a nadie y no cuenta con apoyos externos.

Se trata de una especie de red que el narcisista va tejiendo con paciencia y premeditación, de modo tal que para él cada vez es más fácil manipular, hacer gaslighting, maltratar, abusar,… Cuanto más dependiente es la persona, más segura se siente la narcisista porque se convierte en un suplemento fijo. Hay que señalar que un narcisista también es dependiente emocional, aunque sus necesidades emocionales sean diferentes de las de su pareja, como de admiración, de sentirse por encima, para proyectar en ella temas de los que no quiere hacerse cargo (miedo, inseguridad,sadismo,locura,…).

Si quieres recuperarte del abuso narcisista, puedes empezar por identificar cuáles de estas formas de aislamiento ocurrieron en tu relación.

8 Formas de Aislamiento que utiliza una Narcisista (Y Cómo no Volver a Caer en Ellas para Recuperarte del Abuso Narcisista)

  • Te aísla de tus amigos y familiares

    No te prohíbe explícitamente pasar tiempo con las personas que son importantes para ti, sino que suele manipular diciendo cosas como: ‘Ella es genial; me gusta’. para más adelante, decir algo como ‘Ella es muy superficial, no estoy segura de que sea buena para ti’. O ‘Se nota que tu amiga Paula te quiere mucho‘, para después decir: ‘Creo que tiene celos de ti, quizás sería mejor que tomases distancia de ella’. 

  • Practica el refuerzo intermitente contigo

    El problema de identificar que una relación con una narcisista es abusiva es porque no todo siempre es malo.Con el refuerzo intermitente lo que hay es una dinámica de una de cal-una de arena, para que sigas enganchado y te conformes con algunos momentos que sí son buenos y te esfuerces en hacer lo que ella quiere para tener más de esos momentos. Uno de los deseos de la narcisista es que pases la mayor parte de tu tiempo sólo con ella.  Al ser posesivas e inseguras, ese tiempo con ella les hace sentir en control de la situación.

  • Crea un escenario en el que no se te permite hablar sobre ciertos temas

    Si el narcisista sabe que hay determinados temas que son importantes para ti y te causan dolor, como por ejemplo, el hecho de que no te haya presentado a sus padres o de que quieras tener un hijo con él, hará ver que ese tema es “tabú” para no hablar de él de forma deliberada ni con él ni con ninguna otra persona. En un esfuerzo por complacer, la persona termina aceptándolo. Esto acaba generando una sensación de abandono y aislamiento emocional. 

  • Te separa de tus aficiones, actividades que disfrutas

    Poco a poco, empezará a criticar las actividades que haces tanto fuera de casa como en ella, quebrando tus ánimos y tu espíritu. Si, por ejemplo, te gusta la moda y has empezado a coser en casa, empezarás a oír frases como ‘Eso es hortera. Lo sé porque yo he ido a la mejor escuela de diseño de Barcelona’.

    Las cosas que nos dan alegría y nutren nuestra alma dan forma a nuestra identidad. Separadas de ellas, al final perdemos nuestro sentido de identidad, no estamos ancladas ni conectadas y nos convertimos en objetivos de más abusos.

  • Te impide ver a tus amigos y conocer a gente nueva

    Si has quedado con un amigo para cenar, se pondrá enferma dos horas antes y te pedirá que por favor te quedes a cuidarle. Si un amigo tuyo celebra su cumpleaños al que la narcisista no está invitada, organizará una bronca enorme el día anterior para que no vayas. Si le planteas que quieres hacer una nueva actividad para conocer gente nueva, sugerirá que sea mejor algo en pareja, como el swing, para poder ir contigo y controlarte. Al final, sentirás que él es el único «apoyo» con el que puedes contar.

  • Sabotea tu carrera profesional

    Puede persuadirte sutilmente para que dejes tu trabajo y formes una familia con ella, así te vuelves económicamente dependiente y te resultará más difícil dejar la relación si en algún momento eso es lo que quieres. .

    La narcisista puede convencerte con frases como ‘No eres apto para trabajar’ o ‘¿Por qué trabajas tanto?’ o ‘¿No te preocupas por mí?’

  • Te hace Luz de Gas o Gaslighting

    Los métodos comunes de la luz de gas o gaslighting incluyen jugar con la forma en que organizas tu entorno, insistir en que has hecho o dicho algo que no has hecho o dicho o decirte que ‘eres abusiva’ o ‘estás loca’ (esto son proyecciones).

    Al final, dudas tanto de tus percepciones y de ti misma, que terminas aceptando ser dependiente del narcisista y la versión que te presenta de la realidad.

  • Intercepta tus comunicaciones

    Ya se trate del whatsapp, el Facebook o el correo electrónico, con cualquier excusa, la narcisista fiscaliza regularmente los medios de comunicación que tienes con el exterior, sin respetar tu intimidad y tu privacidad.

    Al final, te comunicarás menos con tus seres queridos para evitar broncas con él, malentendidos,…

Todas estas estrategias están pensadas para aislarte y volverte totalmente dependiente en una relación en la que el narcisista te domina y te controla. Si quieres recuperarte del abuso narcisista, te invito a preguntarte en cuáles de estas formas de aislamiento caíste durante tu relación.

Si crees que estás en una relación abusiva, pide ayuda. Sólo tú te puedes salvar a ti misma.

Fuente: https://www.mindbodygreen.com

7 Estrategias para cambiar la falsa creencia de un «futuro acortado»

Muchos supervivientes de familias narcisistas, tras haber sufrido trauma en su infancia, pueden desarrollar dificultades para proyectarse en el futuro. Esto es un síntoma de evitación a causa del Síndrome de Estrés Post- Traumático Complejo.

Las personas que experimentan este síntoma sienten que su vida de alguna manera se verá truncada sin una explicación real de porqué se sienten así. También pueden sentir que no podrán alcanzar hitos en sus vidas, como una carrera, un matrimonio o crear una familia propia.

La sensación de que no hay un futuro o de que éste no es muy prometedor puede variar en términos de intensidad. Algunas personas pueden tener una ligera sensación de que su vida será interrumpida, mientras que otras pueden tener una predicción específica sobre la duración de su vida y están completamente convencidas de su muerte prematura. A otras simplemente les resultará muy difícil proyectarse en el futuro, siendo capaces únicamente de verse a sí mismas en el hoy.

La razón de esto está en que cuando vivir representa una amenaza constante, no hay espacio para un plan de cinco años vista. El futuro se vuelve nebuloso, incluso opaco, y cuando eso sucede, trazar los siguientes pasos en la vida es como tratar de atravesar una pared de ladrillos.

Una superviviente vive manteniendo patrones de infancia, en los que el foco está puesto en evitar potenciales peligros y amenazas en la vida diaria. Esta forma de vivir no deja espacio para la nutrición, el amor, la espontaneidad, el aprendizaje o la prosperidad. Viven atrapadas en el “modo supervivencia”.

Intentar estar a salvo de peligros o amenazas les lleva a un patrón de evitación que les lleva a retroalimentar el miedo. Este patrón de evitación puede ser muy difícil de sobrellevar y puede llevar al aislamiento, a la desesperanza, a la impotencia y a la depresión.

El patrón de evitación se puede cambiar y con él cambiar la visión de futuro acortado: hacer planes, fijarte metas, verte a ti mismo proyectado en el futuro, tomar decisiones hoy que te lleven a objetivos que quieres conseguir mañana es algo que puedes conseguir.

7 Estrategias para salir del “modo supervivencia” y del «futuro acortado»

  1. Practica Mindfulness de tus Pensamientos

Después de una infancia traumática, nuestras suposiciones sobre el mundo como un lugar seguro se rompen. La creencia de que tu vida se puede terminar en cualquier momento porque se vio muy amenazada en tu infancia, es normal, pero ya no es real. Por ello, puede ser muy útil ser consciente de esos pensamientos acerca de tu muerte prematura.

Observa sus pensamientos como simples objetos en tu mente, en oposición a la realidad. Hacer esto evitará que te conectes con esos pensamientos, reduciendo así la creencia de desesperanza e impotencia.

  1. Involúcrate en actividades más Positivas

La sensación de un futuro acortado puede aumentar el riesgo de depresión. Es muy importante para ti identificar con qué actividades te diviertes y disfrutas y aumentar la medida en que participas en esas actividades. Hacer las cosas que te gustan aumenta el amor por la vida.

Es posible que no notes un cambio inmediato en tus emociones o pensamientos. Eso es normal. Sé constante. Ser más activa, especialmente en actividades positivas, eventualmente mejorará tu estado de ánimo y puede prevenir la depresión.

  1. Presta atención a las elecciones que hagas

Qué tipo de comida comes, con qué clase de personas pasas tu tiempo libre o cuánto tiempo dedicas a practicar deporte son elecciones que hablan de ti y de lo que quieres en tu vida.

Las elecciones que haces cada día, por pequeñas que parezcan, determinarán tu futuro. Dedica unos minutos al día durante un par de meses a ver qué escoges y para qué lo haces, qué es lo que consigues con eso.

Si ves algo que escoges que no está en consonancia con lo que quieres, es muy sencillo, ¡cámbialo!

  1. Conecta con otras Personas

La sensación de un futuro acortado puede hacer que te aísle de los demás. De fondo, aunque no te des cuenta, seguramente habrá una idea del tipo “Total, ¿para qué?” o “Qué más da”.

Lo mejor que puede hacer para contrarrestar esto es conectar con otras personas y establecer una red social. Cuanto más significativas sean las relaciones que tengas en su vida, más satisfactoria será ésta.

  1. Reduce tu conducta evitativa

Cuando evitamos algo, le estamos transmitiendo el mensaje a nuestro cerebro de que una situación no es segura. Cuanto más evitemos, más inseguras nos sentiremos, lo que nos llevará a evitar cada vez más situaciones.

Es importante que tomes medidas para abordar situaciones o actividades que normalmente evites. Esto puede ser difícil de hacer, ya que sentirás ansiedad y miedo. El tema está en aprender a acompañarlos, a estar con ellos, a sostenerlos. Si los acompañas en lugar de resistirlos o evitarlos, al final se van. Es difícil porque es algo incómodo pero merece la pena. Al otro lado de esa zona de confort seguramente hay muchas vivencias y relaciones que te nutrirán y te harán quererte más a ti mismo, a los demás y a la vida.

  1. ¡Cuídate!

Otra forma de combatir la sensación de un futuro acortado es involucrarte en comportamientos y conductas en las que te valores y te cuides. Busca y reserva tiempo para cuidarte y participar en actividades de compasión hacia ti mismo.

Practica ejercicio, como el yoga, come bien, hidrata tu cuerpo, medita, date un largo baño. Estas sencillas actividades pueden tener un tremendo impacto en tus emociones y pensamientos.

  1. Aumenta tus posibilidades de Éxito

Al tener la creencia falsa de un futuro acortado, a los supervivientes les cuesta mucho realizar actividades que los proyecten a un futuro de éxito. Dedica un tiempo a averiguar qué quieres, qué te gusta, en qué eres buena y visualízate a ti misma durante unos minutos al día haciéndolo.

Comienza por dar los primeros pasos para conseguir eso que te gusta tanto y que, en lo más profundo de ti, sabes que tendrías éxito. Si tú crees en ti misma, el Universo te pondrá delante el escenario para que se haga realidad.

Muchas de las estrategias de afrontamiento mencionadas anteriormente son más fáciles de decir que de hacer. Sé paciente y tómate tu tiempo. Recompénsate a ti mismo por cualquier pequeño progreso que hagas para reducir tu sensación de futuro acortado.

Al reducir tus síntomas de Síndrome de Estrés Post-Traumático Complejo en general, probablemente notarás que tu sentido de futuro acortado también se reduce en intensidad.

Un(a) terapeuta Gestalt puede brindarte apoyo a medida que progresas en las estrategias de afrontamiento descritas. Te hará de espejo, mostrándote lo que ve y tus progresos.

Fuente: https://www.verywellmind.com