20 Señales de que estás siendo Manipulado en tu Relación

La manipulación emocional puede ser tan sutil y encubierta que puede controlarte hasta que te des cuenta de lo que realmente está sucediendo. Eso si llegas a darte cuenta. Hay manipuladores emocionales que son realmente buenos manipulando y víctimas que no pueden hacer consciente la realidad en la que están viviendo. Es un proceso lento y minucioso, en el que en una primera fase el manipulador averigua cuáles son tus “puntos débiles” y una segunda fase en la que utiliza esa información para hacer que te muevas como una marioneta, haciendo lo que él desea.

Si eres víctima de una manipulación emocional de este tipo, probablemente sientas que “algo está mal” pero no sepas señalar de qué se trata.

La otra cara de la moneda es que es más que probable, si estás siendo manipulada emocionalmente, que tú también manipules tú a la otra persona, desde el rol de la víctima o de la salvadora, sin darte cuenta.

Si tienes dudas acerca de si estás siendo manipulada en una relación, con este artículo puedes salir de dudas.

Si quieres saber cómo salir del abuso narcisista, lo primero es darte cuenta de que estás siendo manipulada en una relación abusiva.

Si estás en una relación y detectas algunas de las siguientes 20 señales, es muy probable que estés siendo manipulado. En el artículo me refiero a una relación de pareja pero esto puede extenderse a una relación de amistad, de trabajo y también de familia con una padre, madre o hermano/hermana.

20 Señales de que estás siendo Manipulado en tu Relación con un(a) Narcisista, Psicópata o Sociópata 

  • Tu alegría de haber encontrado el amor se ha convertido en el miedo a perderlo. Las cosas empezaron muy bien y no estás segura de cuándo se torcieron. Tus sentimientos han pasado de felicidad y euforia a ansiedad, tristeza e incluso desesperación.
  • Tu estado de ánimo depende por completo del estado de la relación.
  • Estás infeliz en tu relación la mayor parte del tiempo, aún así temes perderla porque sí te sientes contento en ella de vez en cuando.
  • Te sientes como si hubieses saboteado lo mejor que te ha pasado en la vida…. Pero no sabes cómo lo has hecho.
  • Sientes que tu relación es complicada pero no sabes porqué. Cuando hablas con tus amigas sobre ella, te das cuenta de que acabas diciendo: “ Es difícil de explicar. La verdad es que es…complicado.”
  • Estás obsesionado con la relación. La analizas una y otra vez, hasta el más mínimo detalle, creyendo que así la vas a entender o solucionar lo que no funciona. Hablas sobre ella constantemente, a cualquiera que te escuche. Nada de todo esto te lleva a ningún lugar.
  • Nunca sabes qué es lo que pasa en tu relación ni cómo comportarte con tu pareja, lo que te deja en un estado perenne de incertidumbre y ansiedad.
  • Le preguntas constantemente a tu pareja si algo está mal. Te sueles sentir como si realmente algo estuviese mal, pero nunca estás segura de lo que es.
  • Adoptas una posición a la defensiva porque te sientes atacada muy a menudo. Cuando le hablas de esto a tu pareja, lo niega, cambia de tema o lo pone en ti, diciendo que “eres muy sensible”.
  • Muy a menudo te sientes incomprendido, con lo que tiendes a explicar mucho las cosas, con todo tipo de detalles. Esto no te sirve de nada.
  • Sientes que es mejor callar en muchas situaciones, hacerte la tonta, o como que algo no ha pasado. Esto te deja con una enorme sensación de vacío y ansiedad.
  • Parece que has desarrollado un problema con la confianza, la inseguridad y los celos, que tu pareja te señala constantemente.
  • Expresar tus propios pensamientos y emociones lo sientes como algo restringido o incluso prohibido, así que intentas esconderlos. Esto hace que muchas veces sientas frustración porque no te puedes expresar de forma libre.
  • Te sientes inadecuado. No te sientes tan bien contigo mismo como antes de la relación. Te sientes menos seguro, menos inteligente, menos sano, “menos que” en cualquier aspecto que antes de estar en esa relación.
  • Siempre sientes que no estás a la altura de las expectativas de tu pareja.
  • Te disculpas y das las gracias constantemente.
  • Te sientes culpable muy a menudo. Tratas de reparar continuamente el daño que crees que has causado. Te sientes culpable de que tu pareja se aleje de ti. Te sientes como si estuvieras saboteando la relación constantemente.
  • Controlas de forma cuidadosa tus acciones, palabras y emociones cuando estás con tu pareja para evitar que te retire el afecto. Tiendes a reprimir las emociones o a acumularlas dentro y a veces explotas como un volcán. Cuando lo haces, te sientes muy culpable y tu pareja te da el mensaje directo o indirecto de que “estás loca”.
  • Haces cosas con las que no te sientes cómodo o que van en contra de tus valores o límites para que tu pareja esté contenta y mantener la relación.
  • Te esfuerzas mucho porque la relación funcione. Sin embargo, cualquier esfuerzo por la relación, por grande que sea, tu pareja te hace sentir que no es suficiente. Mientras, ella no se esfuerza en absoluto, se limita a culparte de todo lo que va mal en la relación.

Puede que te preguntes que cómo tú o cualquier otra persona puede quedarse en una relación que le causa miedo, ansiedad, depresión, dudas sobre sí misma, frustración, odio y hostilidad. Pues bien, muchas de éstas son dinámicas de infancia con el padre o madre narcisista, psicópata o sociópata que estás repitiendo de forma inconsciente intentado que tu niño/niña interior obtenga lo que no se le dio en la infancia y que (al igual que en la infancia) aunque se le confunde sobre ello y se le da a entender que sí, ese escenario de amor, seguridad y confianza nunca se da.

Una relación de este tipo puede ser extremadamente dañina para tu salud mental, emocional, corporal y espiritual. Si quieres saber cómo salir del abuso narcisista, si detectas estas señales, es aconsejable que te plantees dejar la relación y buscar ayuda.

Fuente: http://psychopathsandlove.com

Cómo se Comunican los Narcisistas con los Demás

La comunicación con una narcisista, psicópata o sociópata suele ser muy difícil y generar mucha confusión. Esto se debe en parte que la narcisista no se comunica de forma honesta y sincera para llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes sino para salirse con la suya y llevar a cabo su “agenda secreta”. La otra razón es que el Trastorno Narcisista de la Personalidad hace que la narcisista vea la realidad y a las demás personas de una forma distorsionada, como extensiones de sí misma, lo cual lleva a una comunicación disfuncional.

Comportamientos de los Narcisistas que dificultan o bloquean la Comunicación

  • Los narcisistas, psicópatas y sociópatas tienen un desarrollo emocional defectuoso.

    Específicamente, un mapeo defectuoso entre una emoción y lo que ésta significa realmente. Por ejemplo, lo que piensan que es “amor”, objetivamente es “sumisión”. Esto es, dentro de su particular mapeo, “querer” significa “obedecer” y cualquier acción que no implique esto será tomada como un desafío o un desacato a su autoridad.

  • Hacer generalizaciones apresuradas en sus declaraciones.

    Esto se hace evidente en la forma en que usan el lenguaje y los pronombres específicos como “nosotros”, “todos” y “tú”. Por ello, son frecuentes las frases como “todos pensamos que tú..” cuando “todos” en realidad es “yo”. También utilizan el plural mayestático para incluirte en temas sobre los que no se te ha pedido tu opinión y asumen de forma directa que tú piensas lo mismo que él/ella, como en una situación en la que eres la pareja de uno y estáis hablando con otra pareja y dice algo como: “Nosotros creemos que las políticas de inmigración…”.

  • Comportamientos pasivo-agresivos que dificultan o bloquean la comunicación (Identificarlas te ayudarán a recuperarte de haber crecido con un padre/madre narcisista)

    • Evitar responder preguntas.
    • Ocultar información.
    • Hablar de sí mismos repetidamente todo el tiempo.
    • Hacer falsas promesas.
    • Predicar constantemente con falsa moral que ellos no cumplen.
    • Terminar una conversación de forma abrupta.
    • No tener en cuenta información que se les da.
    • Invalidar lo que dice la otra persona.
    • Perder el tiempo de la otra persona sin ningún propósito.
    • Discutir en la superficie y perder la esencia y el significado.
    • Culpar a la otra persona por pequeños detalles.
    • Oponerse a la otra persona para controlar el flujo de la conversación.
    • Insistir en las mismas declaraciones una y otra vez, a pesar de que ya se les ha respondido a ellas.
  • Leer de forma equívoca las señales de otras personas.

    Las narcisistas leen señales sensoriales mucho más y más profundamente que otras personas. Esto incluye el tono de voz, el volumen de la voz, las expresiones faciales, cuándo comienza y se detiene una conversación, la velocidad del movimiento de una persona, etc. En lugar de procesar el contexto de la conversación, los roles de las personas y el significado de sus palabras, los narcisistas analizan estas señales e intentan inferir el significado de las palabras de otras personas.

  • Control del comportamiento.

    Los narcisistas no se dan cuenta de que cada persona tiene sus propios sentimientos y emociones. Piensan que sus sentimientos y los de los demás son uno. Los narcisistas no se dan cuenta de cómo su comportamiento influye en los demás. Piensan que de alguna manera los otros reaccionan porque sí, como si las reacciones de los demás no tuviera que ver con cómo se comportan ellos mismos. Los narcisistas no sólo controlan su propio comportamiento. También controlan a la otra persona en el momento en que interactúan con ella, como si la otra persona fuera parte de ellos, una extensión de sí mismos. Ven la conversación como juego de poder. Durante la interacción, verifican, cambian su comportamiento y juzgan a otros por temas como:

    • ¿Quién ha empezado la conversación? ¿Quién puede terminarla? Esto significa algo sobre el poder para ellos. Quien puede iniciar y detener la conversación, la controla.
    • ¿Quién responde o no? En una conversación es frecuente que se hagan preguntas como “¿Has viajado a la India?” o“¿Sabes quién es el autor de ese libro”o “¿Viste anoche cuánto llovió?” Para el narcisista, el que responde tiene más poder que el que no lo hace. Por ello, siempre tienen una respuesta, aunque sea una invención o una mentira. Lo que sea con tal de no quedarse callados o reconocer que no saben algo.
    • ¿Quién oculta información y quién no? Quien oculta la información tiene más poder. Quien da más información tiene menos poder. Esto es algo que hacen mucho al principio. Intentan averiguar cuanta más información mejor sobre la otra persona para saber sobre qué temas es sensible o reacciona. Mientras tanto, ellos no mostrarán ninguna debilidad, sino que presentarán una imagen de “superhéroe” o “Mr. Perfecto”. Excepto los encubiertos que van de víctimas.
    • ¿Qué expresiones emocionales demuestra la otra persona? Quien muestra más emociones es más débil (tiene menos poder), quien muestra menos es más fuerte (tiene más poder).
  • Utilizar a los demás para que hagan de “espejo”.

    El único propósito con el que interactúa la narcisista es para que alguien valide sus declaraciones y tener el control sobre su propio comportamiento. Es decir, la otra persona no tiene identidad por sí misma sino que es utilizada por la narcisista para que le haga de espejo. Por ello, suelen buscar rodearse de personas complacientes que siguen la corriente. Si se oponen demasiado al discurso de la narcisista, no le sirven para este propósito y ahí es cuando comienza el conflicto. En resumen, lo que una narcisista quiere es que le sigas la corriente ‘como a los locos’.

  • Hacer declaraciones ambiguas.

    Los narcisistas son expertos en hacer declaraciones ambiguas, poco claras y muy confusas. El propósito que tiene esto es el de salirse con la suya y siempre tener un recurso para poder decir: “Yo no dije eso” “Me has entendido mal” “Creo que no te explicas bien”,.. todo ello tiene que ver de nuevo con el control, con tener la razón y con quedar por encima de la otra persona.

Cómo recuperarte de haber crecido con un padre/madre narcisista

Las personas que han crecido en familias donde el padre o la madre tiene Trastorno Narcisista de la Personalidad suelen tener un tema con la comunicación en general, que se traduce en tener uno o varios de los siguientes comportamientos:

  • Necesitar la información de una forma muy clara y precisa.
  • Pedir muchas aclaraciones para asegurarse de que han entendido a la otra persona.
  • Repetir lo que se les dice para asegurarse de que la otra persona y ella hablan de lo mismo.
  • Querer hablar todas las cosas en todo momento para evitar malentendidos.
  • Si no tienen confianza con la persona, decir que sí que han entendido algo cuando no lo han hecho para evitar que se las juzgue de “tontas”.

Si quieres saber cómo recuperarte de haber crecido con un padre/madre narcisista, la señal emocional que te avisará de que estás tratando con una persona con Trastorno Narcisista de la Personalidad es la confusión. Si después de tener conversaciones con esta persona, te sientes confusa; si hay muchos malentendidos entre esta persona y tú; si recibes el mensaje directo o indirecto por parte de esta persona que no sabes comunicarte; si por mucho que intentes que la comunicación fluya, sientes que estás en un bucle, todo ello son banderas rojas. 

Fuente: https://www.quora.com