9 Señales de que Estás en una Relación (Emocional y/o Psicológicamente) Abusiva

¿Estás en una Relación Abusiva?

A menudo, las mujeres que están en relaciones emocionalmente y/o psicológicamente abusivas no reconocen su situación como abuso porque no están siendo atacadas físicamente. Mucha gente cree que si no hay signos físicos de abuso, entonces no es realmente abuso. Pero el dolor del abuso emocional es ta reales como el del abuso físico. Se la conoce como la “herida invisible” precisamente por eso, porque no se ve físicamente pero está ahí.

Es por esto que es importante hacerte consciente de que estás en una relación emocionalmente abusiva. Los supervivientes no se dan cuenta porque vienen de familias narcisistas/ disfuncionales con los mismos patrones de conducta, donde todo este comportamiento abusivo es etiquetado como “normal” por la familia. Inconscientemente, los supervivientes escogen parejas que son proyecciones de sus padres, con lo que se perpetúa el abuso emocional y/o psicológico que sufrieron de niños.

Preguntas para identificar Abuso Emocional/Psicológico en las Relaciones

Tu compañero…

  • ¿Te humilla o menosprecia delante de amigas, familiares o en público?
  • ¿Hace de menos tus metas o logros?
  • ¿Critica constantemente tus habilidades como pareja, trabajador o estudiante?
  • ¿Te llama “nombres” constantemente que pueden considerarse humillantes?
  • ¿Te sientes impotente para tomar tus propias decisiones?
  • ¿Amenaza (de forma directa o indirecta con hacerte daño a ti, a tus hijos, mascotas, amigos o familiares para conseguir que hagas lo que él/ella quiere?
  • ¿Destruye cosas para asustarte, por ejemplo, tirar un cuadro o darle una patada a una puerta?
  • ¿Te dice o te hace entender que no vales nada sin él/ella?
  • ¿Te agarra, pellizca, empuja o zarandea y después se excusa por ese comportamiento?
  • ¿Te llama o te envía mensajes de texto constantemente o se presenta de improviso donde sabe que estarás para controlarte?
  • ¿Te aísla de amigos o familiares, por ejemplo, te hace chantaje para que no vayas a una cena con amigas o te dice que cree que cae mal a tu madre para que ninguno de los dos vayáis a visitarla?
  • ¿Consume drogas o alcohol como una excusa para hacerte daño verbalmente?
  • ¿Te culpa por lo que siente?
  • ¿Te presiona para tener sexo con él/ella cuando tú no quieres?
  • ¿Amenaza con hacerse daño o suicidarse si te vas?

 Y tú…

  • ¿Te asusta cómo actuará tu pareja?
  • ¿Constantemente te excusas frente a otras personas por el comportamiento de tu pareja?
  • ¿Crees que puedes ayudar a tu pareja a cambiar si sólo cambias algo sobre ti?
  • ¿Tratas de no hacer nada que pueda causar conflicto o enfadar a tu pareja, es decir, te comportas la mayor parte del tiempo como si estuvieses pisando huevos?
  • ¿Sientes que, hagas lo que hagas o por mucho que te esfuerces, tu pareja nunca estará contento del todo contigo?
  • ¿Siempre haces lo que tu pareja quiere que hagas en lugar de lo que tú quieres? ¿La mayoría de las veces ya no sabes qué es lo que quieres?
  • ¿A pesar de no estar feliz no terminas la relación porque tienes miedo de lo que tu pareja haría si la relación se terminase o porque crees que no ibas a encontrar a nadie más que te quisiese?

Si has respondido que sí a la mayoría de estas preguntas, es muy posible que estés en una relación abusiva.

9 Señales de que Estás en una Relación (Emocional y/o Psicológicamente) Abusiva

  1. Te aísla

    Los compañeros emocionalmente abusivos a menudo te aislan de otras relaciones cercanas, incluidas aquellas con familiares, amigos o incluso compañeros de trabajo.

    El abusador puede que ni siquiera sepa conscientemente que lo está haciendo. Con el aislamiento progresivo el abusador lo que consigue es que dependas emocionalmente por completo de él, influir en ti de una forma más fácil y controlar la relación.

  2. Te hace cuestionar tu Sanidad Mental

    Para hacer esto, una de las técnicas más comunes que utilizan es el Gaslighting (o Luz de Gas), una forma de abuso psicológico que hace que la víctima cuestione su propia realidad. Algunos ejemplos de una persona emocionalmente abusiva que hace gaslighting a su pareja son frases como:

    “Estás loco, eso nunca sucedió.””¿Estás seguro? Yo creo que tú eres un poco tonto.””Todo está en tu cabeza. Tú no estás bien”

    El Gaslighting es una táctica de abuso muy poderosa y agresiva porque hace que la víctima cuestione todo: su cordura, sus sentimientos y su propia percepción de la realidad. Esto le da a la abusadora el control.

  3. No puedes expresar tus Sentimientos

    Si te da miedo plantear ciertos temas, ésta es una señal de peligro de que tu relación tiene una base inestable. Un compañero abusivo impedirá que te expreses de forma libre, haciéndote sentir culpa o vergüenza por ello.

    Muchas veces las personas abusivas no son claras en su comunicación porque con una comunicación equívoca es como consiguen sus objetivos. Por ello, es muy probable que un compañero abusivo no diga explícitamente “No hables de esto”, pero si tú tienes la sensación de que si tocas algunos temas pueden provocar una reacción inesperada y/o agresiva por parte de tu compañero, eso es abuso emocional.

  4. Es celoso de forma irracional

    Los sentimientos ocasionales de celos son normales en una relación.

    Los celos se convierten en un problema cuando la persona con celos se vuelve posesiva o controla, o impone un doble rasero a su pareja, por ejemplo, un abusador que le prohíbe a su novia que hable con compañeros de trabajo masculinos cuando él sí que interactúa con normalidad con sus compañeras mujeres.

  5. Te amenaza (de forma obvia o solapada)

    Las amenazas no tienen que estar limitadas a ti. Una compañera abusiva puede amenazar con herir o matar a los hijos comunes, otros miembros de la familia o las mascotas o amenazar con suicidarse.

    Una amenaza también puede venir en forma de intimidación, comportamientos como romper cosas delante de ti o decir frases como:

    “No me hagas enfadar” o “Te lo estás buscando” o “Mi paciencia tiene un límite”

  6. Te culpa de todo

    Un abusador culpa a su pareja por su propio comportamiento. Afirmará que lo provocaste tú u otra persona para justificar su comportamiento agresivo. Te culpará de su propia infidelidad argumentando que no le das sexo o cariño o atención en cantidades suficientes. Un abusador también alegará que el estrés, las drogas o el alcohol lo hicieron comportarse de cierta manera.

    La razón por la que hacen esto es el mecanismo de defensa de la proyección. La proyección consiste en poner fuera de uno mismo comportamientos que no podemos aceptar que son nuestros. Por eso justifican todo lo que hacen y la proyección les da una “carta blanca”dentro de su cabeza para poder hacer lo que quieran y no responsabilizarse de su comportamiento, por muy abusivo que sea.

  7. Te controla

    Una abusadora utilizará diferentes medios para controlarte. Así es como se ponen por encima de ti en la relación, es su forma de conseguir tener “la sartén por el mango”, ya que se sienten permanentemente amenazadas.

    Lo que utilicen para controlarte dependerá de cada persona. Son instrumentos de control para la abusadora:

    • El dinero: tendrán acceso a tus cuentas bancarias, te quitarán las tarjetas, decidirán en qué se gasta y en qué no.
    • El sexo: utilizará el sexo como arma, reteniéndolo cuando sepa que lo quieres y dándotelo como a cuentagotas para mantenerte en una situación de necesidad perpetua.
    • El trabajo: querrá decidir el tipo de relación que tienes con tu jefe y/o compañeros de trabajo, diciéndote cómo tienes que comportarte.
  8. Te avergüenza y te critica

    Un compañero abusivo critica a su pareja constantemente, en privado o en público. Cómo lo hacen puede variar mucho. Por ejemplo, críticas sobre tu inteligencia o apariencia de su compañera. O pueden burlarse de su pareja y humillarla. Todo ello es una táctica para reducir la autoestima y la confianza de su compañera.

  9. Su comunicación es equívoca

    Su comunicación no está orientada a una solución del conflicto sino a “ganar”. Algunas de estas técnicas de comunicación equívoca son:

    • La manipulación
    • La triangulación
    • El tratamiento de silencio
    • “Cerrarse en banda”
    • “Gaslighting” o luz de gas
    • Comportarse de forma pasivo-agresiva

El abuso emocional tiene el objetivo por parte de la abusadora de mantener el control sobre la relación y su pareja. Es una forma de oprimir a su pareja y no dejar que se exprese, que manifieste sus opiniones ni que defienda sus criterios y percepciones. Es una forma de maltrato muy grave, ya que anula por completo a la víctima, dejándola sin autoestima y creyendo que merece el trato que se le da.

Nadie merece ese tipo de abuso y de trato. Si te ves reconocida en este artículo, busca ayuda en lugares como éste:

http://www.violenciagenero.msssi.gob.es

Anuncios

25 Cosas que Haces como Adulto cuando has experimentado Abuso Emocional en la Infancia

Cuando crecemos, la forma que tienen de educarnos tiene mucho que ver con los mecanismos que desarrollamos para movernos por la vida como adultos. Las personas que en su infancia han sido víctimas de abuso emocional y/o psicológico tienen ciertas características y comportamientos diferentes de los de los demás.

Si tú o alguna persona que conoces ha sido víctima de abuso emocional y/o psicológico, esta información te será de utilidad. Entender de dónde viene otra persona o entenderte mejor a ti mismx, puede representar una enorme diferencia en tu vida.

  1. Hacer Preguntas cuando sabes la Respuesta

    Si te han cuestionado mucho, tiendes a dudar de ti mismx, incluso cuando sabes que tienes la razón. Debido a esto, es posible que te encuentres haciendo miles de preguntas sobre muchas cosas que, en el fondo, ya sabes la respuesta pero dudas.

  2. Decir constantemente “Lo siento”

    Lxs niñxs que han sufrido abuso se suelen sentir de adultos como si no fuesen capaces de hacer nunca nada bien. Por eso, tienden a pedir perdón, muchas veces cuando no han hecho nada malo ni han cometido ningún error.

  3. Cuestionarlo todo

    Cuando has vivido en el mundo caótico del abuso emocional, no crees realmente nunca en nada. En lugar de eso, es posible que vivas con el miedo (consciente o inconscientemente) de que algo malo va a pasar.

  4. Eres Duro/Dura pero también Sensible

    Durante una infancia difícil en la que sufres constantes ataques por parte de tu madre y/o padre disfuncionales, aprendes a hacerte durx tú también para sobrevivir en un ambiente tan hostil. Sin embargo, estar sometidx durante años a este ambiente tan perjuidicial y en el que se te atacaba, criticaba o juzgaba de una forma regular, ha hecho de ti un adulto muy sensible a las críticas. También llevas mal que te señalen errores.

  5. Eres Indecisa/Indeciso

    Es más difícil tomar decisiones si te has pasado la infancia oyendo que no eras “lo suficientemente bueno/buena”, que eras “un desastre” o que lo hacías “todo mal”.

  6. Eres Disciplinado/Disciplinada

    Para combatir a un padre y/o madre que estaba constantemente buscando lo que no habías hecho o lo que habías hecho mal, es muy probable que te hayas convertido en un(a) perfeccionista. Eres puntual, limpio/limpia y muy organizado/organizada. Todo esto tiene que ver con el control, crees que si lo tienes todo bajo control, estás a salvo.

  7. Es posible que seas Sensible a los Ruidos Altos

    Si te has criado con miedo, en la infancia era muy común que te gritasen y por eso no te gusta el ruido, lo asocias a los gritos de entonces.

  8. Las Víctimas de Abuso Emocional Pueden Ser Personas Introvertidas

    Muchas víctimas de abuso emocional pueden tener miedo al contacto con la gente y a veces son distantes porque sólo se sienten seguras en soledad.

  9. Tienes una Naturaleza Defensiva

    Es posible que percibas a la gente de forma negativa u ofensiva a causa del abuso previo. A veces te defiendes de ataques que no existen.

  10. Tienes Problemas con el Apego

    Tienes miedo a que los otros te rechacen o te abandonen o no te quieran lo suficiente. Esto es porque tu padre y/o madre disfuncional te hacía sentir rechazadx, abandonadx y no queridx constantemente. Es más que probable que el tipo de apego que hayas desarrollado sea disfuncional, es el mecanismo de defensa que has desarrollado inconscientemente para protegerte de los terribles sentimientos que esto te produce.

  11. No te sientes Cómoda/Cómodo con el Contacto Visual

    Cuando hablas con alguien te sientes incómoda/incómodo hasta el punto de bajar los ojos porque te cuesta mantener el contacto visual.

  12. Huyes del Conflicto

    En lugar de afrontar el conflicto, que te da mucha ansiedad, te parece una mejor idea simplemente evitarlo a toda costa.

  13. Te Tratas Mal a Ti Mismo/Misma

    En tu infancia cuando tu padre y/o madre disfuncionales consideraban que hacías algo “mal”, esto tenía consecuencias negativas para ti. Igual que lo hacía él/ella, te atacas a ti mismx constantemente. Este tipo de pensamientos fueron puestos ahí por tu padre y/o madre narcisista y ahora como adulto te los repites a ti mismx.

  14. Problemas con la Intimidad

    Al haber sufrido abuso emocional, vives con miedo a que vuelva a ocurrir, por lo que te cuesta mucho acercarte y confiar en las otras personas.

  15. Eres Callado/Callada

    Te sientes como si no tuvieras voz después de que te hayan hecho sentir tan pequeñx y defectuosx toda tu vida. Crees que tu voz no cuenta y tiendes a guardarte tu opinión sobre cualquier tema.

  16. Te Cuesta mucho encajar los Cumplidos

    Cuando alguien te dice algo bonito, dudas de sus palabras y las minimizas porque no te ves a ti mismx de esa manera.

  17. No tienes Autoestima

    Las críticas, las continuas faltas de respeto, los insultos han hecho tanta mella en ti que te has creído todo eso que tu padre y/o madre disfuncional te dijo durante años.

  18. “No Soy Capaz” y “No sé” son tus frases favoritas

    Da igual de qué se trate, desde aprobar un master hasta hacer una tarta, dudas de que puedas ser capaz de hacerlo.

  19. Siempre estás Preocupado/Preocupada

    Todo te preocupa. Incluso con la más leve señal de un mínimo problema tu pensamiento va en cascada y te ves en la mayor de las catástrofes.

  20. Sientes Rabia

    Dentro de ti sientes rabia. Te has pasado muchos años aguantando cómo una persona que decía que te quería (tu padre y/o madre y/o cuidador(a) disfuncional) y que en realidad te trataba fatal. Eso no se va de buenas a primeras. Puede que tengas rabia en el día a día que está soterrada (de repente le contestas mal a un cliente en el trabajo o cierras un cajón de la cocina de golpe) o quizás en momentos concretos de una pelea con alguien, tengas accesos de rabia que sale fuera de control.

  21. Comportamientos Autolesivos

    Muchxs niñxs que han sufrido abuso emocional y/o psicológico, acaban sintiendo que se lo merecen y de adultos pueden tener comportamientos temerarios o lesionarse a sí mismxs.

  22. Cambios de Humor Radicales

    Vivir con un padre y/o madre abusivos y tóxicos te lleva a tener un sinfín de emociones que vienen a ti de forma caótica e imprevista. Te tendrás por un(a) lunáticx que no es capaz de controlar sus emociones. En realidad estás emocionalmente desreguladx y esto es algo normal tras haber crecido con una persona que tenía mucho poder e influencia sobre ti y muchas carencias emocionales que volcaba en ti.

  23. Vivir en Piloto Automático

    Es probable que te des cuenta de que te pierdes conversaciones enteras o eventos, simplemente porque en lugar de estar ahí en el momento presente, estás dentro de tu cabeza. Este mecanismo de defensa se llama disociación. De niño/niña aprendiste que para soportar el dolor que suponía una situación tan traumática era una “solución” para, de algún modo, “no estar allí”.

  24. Tienes algún problema de Adicción

    Dentro de tu cabeza la mayor parte del tiempo no te sientes bien, no sabes qué es pero tienes un enorme malestar continuamente. Muchos adultos se vuelven adictos a algo porque lo que sea a lo que se enganchan les produce una alteración de su estado emocional, Se sienten mejor momentáneamente. Se pueden vuelven adictos a las drogas, el alcohol, al juego, a la comida, las compras, el sexo,…

  25.  Ideaciones Suicidas

    Hay un malestar tan grande dentro de ti que a veces juegas con la idea de suicidarte para acabar con ese malestar. Esto es una ideación suicida pasiva, ya que simplemente se trata de un recurso mental para evadir tu enorme sufrimiento. Desgraciadamente, algunas víctimas de abuso emocional y/o psicológico lo que tienen son ideaciones activas e intentan realmente suicidarse.

Si estas 25 cosas te describen como persona, eres superviviente de abuso emocional y/o psicológico.

Para más información sobre el abuso emocional y/o psicológico en la infancia, visita la web de NSPCC

Fuente: awarenessact.com