La Comunicación No Violenta

La Comunicación No Violenta es una forma simple, efectiva y fácil de aprender a comunicarse a través de un proceso de cuatro pasos desarrollada por el psicólogo Marshall Rosenberg.

Esta técnica se ha utilizado de forma exitosa a lo largo del mundo para resolver conflictos y profundizar en las conexiones en las relaciones personales, en las escuelas, en los hospitales, en las empresas y en los gobiernos.

“La Comunicación No Violenta enseña una forma de ser muy honesto, sin ser crítico, sin insultar o hacer de menos y sin ningún diagnóstico intelectual implicando que la otra parte está equivocada”. Marshall B. Rosenberg, PhD.

¿Qué es la Comunicación Violenta?

Si “violenta” significa actuar de formas que hacen daño a otras personas, muchas de las formas en las que nos comunicamos de forma diaria con personas con las que interactuamos, muchas de ellas seres queridos, son comunicaciones violentas:

  • Juzgar a las otras
  • Bullying
  • Tener tendencias racistas
  • Culpar
  • Señalar con el dedo
  • Discriminar
  • Hablar sin escuchar
  • Criticar a los demás o a nosotras mismas
  • Poner nombres
  • Reaccionar con rabia
  • Utilizar la retórica
  • Estar a la defensiva
  • Juzgar quién es buena o mala o quién “tiene la razón” o “está equivocada”

¿Qué es la Comunicación No Violenta?

Supone la integración de 4 elementos:

  • Conciencia: un conjunto de principios que apoyan vivir una vida de compasión, colaboración, valor y autenticidad.
  • Lenguaje: entendimiento de cómo las palabras contribuyen a conectarnos con los otros o distanciarnos.
  • Comunicación: saber cómo pedir lo que queremos, escuchar a los otros aunque no estemos de acuerdo y cómo llegar a soluciones que satisfagan a todas las partes.
  • Medios de influencia: compartir el “poder con los otros” en lugar de ejercer el “poder sobre los otros”.

La Comunicación No Violenta incluye un método simple para una comunicación clara y empática, centrándose en cuatro áreas:

  • Observaciones
  • Sentimientos
  • Necesidades
  • Peticiones

La Comunicación No Violenta tiene como objetivo encontrar la manera para todos los intervinientes de conseguir lo que quieren sin utilizar la culpa, la humillación, la vergüenza, la coerción o la amenaza. Es útil para resolver conflictos, conectar con las otras y vivir de una forma que sea consciente, presente y en sintonía con las necesidades genuinas, tanto propias como de los demás.

Ejemplos prácticos de Comunicación No Violenta

  1. Expresa las observaciones que te han llevado a la necesidad de decir algo.

    Éstas deberían ser puras observaciones de hechos, sin ningún componente de juicio o evaluación. La gente muchas veces disiente de las evaluaciones porque valoran las cosas de forma diferente. Sin embargo, los hechos que son directamente observables proporcionan un lugar común para la comunicación. Por ejemplo:

    • “Son las 2 de la mañana y oigo tu equipo de música encendido” es una afirmación de un hecho observable, mientras que “Es muy tarde para todo ese ruido que haces”, hace una evaluación.
    • “Acabo de mirar en la nevera y he visto que no hay comida, y estoy pensando que no has ido al supermercado (con una deducción explícita manifestada), mientras que “has perdido todo el día” hace una evaluación.
  2. Expresa el sentimiento al que la observación te lleva. O, deduce lo que la otra persona está sintiendo, y pregunta.

    Nombrar la emoción, sin juicio moral, te permite conectar en un espíritu de respeto mutuo y cooperación. Da este paso con el objetivo de identificar de forma exacta el sentimiento que tú o la otra persona estáis experimentando en ese momento, no con el objetivo de avergonzarle o intentar que no se sientan como lo hacen. A veces es difícil poner palabras a los sentimientos. Por ejemplo:

    • “Falta media hora para que empiece la obra y veo que te mueves mucho (observación). ¿Estás nervioso?
    • “Veo a tu perro corriendo, sin una correa y ladrando (observación). Estoy asustado”
  3. Expresa la necesidad que es la causa de ese sentimiento. O, adivina la necesidad que causó el sentimiento en la otra persona, y pregunta.

    Cuando nuestras necesidades se satisfacen, estamos contentas, tenemos sentimientos placenteros. Cuando no se satisfacen, tenemos sentimientos displacenteros. Si estás conectado con el sentimiento, muchas veces podrás ver la necesidad subyacente que hay ahí. Manifestar esa necesidad sin juzgarla moralmente, os da claridad a los dos sobre qué es lo que te pasa a ti o a la otra persona en ese momento.

    Ten en cuenta que las necesidades tienen un significado especial dentro de la Comunicación No Violenta. Son comunes a todas las personas y no están ligadas a ninguna circunstancia o estrategia particular para conseguirlas. Así, querer ir a ver una película con alguien no es una necesidad y el deseo de pasar tiempo con una persona concreta no es una necesidad. En ese caso la necesidad es la compañía. Puedes satisfacer tu necesidad de compañía de muchas maneras, no con una sola persona concreta o sólo yendo a ver una película.

    Ejemplos de manifestación de la necesidad:

    • “Veo que te alejas cuando hablo y has estado hablando en una voz tan baja que no te podía oír (observación). Por favor, habla más alto para que te pueda entender”.
    • “He visto que no te han nombrado en los reconocimientos. ¿Te sientes mal porque no te han dado la apreciación que necesitas?”
  4. Haz una petición concreta para la acción que te lleve a satisfacer la necesidad que acabas de identificar.

    Solicita de forma clara y específica lo que quieres en ese momento, en lugar de insinuarlo o decir únicamente lo que no quieres. Para que la petición sea realmente una petición – y no una exigencia – permite que la otra persona diga que no o proponga una alternativa . Tú tienes la responsabilidad de satisfacer tus propias necesidades, igual que los demás tienen la responsabilidad de satisfacer las suyas.

    Por ejemplo:

    “Me he dado cuenta de que no has hablado en los últimos diez minutos (observación). ¿Te estás aburriendo? (sentimiento)” Si la respuesta es sí, puedes compartir tu sentimiento y proponer una acción: “Bueno, yo también estoy aburrida. Oye, ¿te gustaría ir a este concierto?”.

Si quieres practicar la Comunicación No Violenta, este meetup de CNV es una buena forma de empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s